Boletín

ALIMENTACIÓN

Nace Fritorico el aceite de orujo de oliva especial para frituras

Se trata de un nuevo proyecto del Grupo Oleícola Jaén para cubrir una demanda en el marcado, tanto doméstico como industrial.

Audio

Redacción LocalJaén

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:27

Fue en la pasada edición de Expoliva cuando el Grupo Oleícola Jaén presentó en sociedad un nuevo proyecto para seguir diversificando su actividad dentro del sector oleícola. Se trata del lanzamiento de un aceite de orujo de olivo, especial para frituras, con la marca: Fritorico. De esta manera quieren dar respuesta a las necesidades de la fritura , tanto industrial cómo doméstica, con un aceite que procede de la aceituna, que aguanta altas temperaturas y con un precio muy ajustado. Se trata de una alternativa muy saludable con respecto a otras grasas que tienen su origen en las semillas.

El aceite de orujo de oliva pertenece a la familia del olivar y es el segundo mejor aceite vegetal, por detrás del aceite de oliva en cualquiera de sus variedades. Es rico en ácido oleico, contiene antioxidantes y otros compuestos bioactivos con potenciales propiedades beneficiosas para la salud.

Su calidad lo hace idóneo para utilizarlo en un mayor número de frituras que el resto de aceites sin alterar las propiedades de los alimentos, lo que lo convierte en un producto más que rentable para la hostelería y la industria alimentaria ya que garantiza unos fritos dorados, crujientes, ligeros y sabrosos.

El Grupo Oleícola, que preside Luis Carlos Morillo, es una empresa familiar fundada en el año 1982 y su actividad principal es la elaboración del aceite de oliva, cuya aceituna proviene de diferentes puntos de la provincia de Jaén, como Baeza, Úbeda, Linares, Mancha Real, Las Escuelas, Jaén… También se dedican al aprovechamiento de los subproductos del olivar como es el uso del hueso de aceituna como combustible o la extracción del aceite de orujo. Recientemente ha puesto en funcionamiento, en La Carolina, una planta de gasificación en La Carolina a través de su filial Bioland Energy, para lograr un mayor valor añadido al alperujo.

Oleícola tiene 7 centros de trabajo en la provincia de Jaén, factura unos 30 millones de euros y emplea a casi un centenar de personas

Lo más