COPE

Cómo cuidar tus plantas este verano si te vas de vacaciones

Te dejamos algunos consejos para regar tu macetas durante el periodo estival

Cómo cuidar tus plantas este verano si te vas de vacaciones

Cómo cuidar tus plantas este verano si te vas de vacaciones

Inmaculada Cabello de Alba
@inmitacac

Redacción COPE Córdoba

Córdoba

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10 jul 2020

Llega el verano y nuestras ansiadas vacaciones en playa o montaña. Ya lo tienes todo listo para salir, pero ¿qué hacemos con nuestras plantas?

Durante todo el año les has dedicado mucho tiempo y cariño, quizás más durante el confinamiento. Normalmente, todos hemos recurrido a algún familiar o vecino que ha venido a regarnos las macetas, pero te dejamos algunos trucos para regarlas durante tus vacaciones y sigan igual de bonitas cuando vuelvas, sin molestar a nadie.

SOLUCIONES FÁCILES Y BARATAS

Conos para riego

Existen dos tipos de conos de arcilla. Los más utilizados disponen de unos tubos de plástico que se deben introducir en un recipiente lleno de agua. Debes tener en cuenta que el recipiente ha de colocarse por debajo del cono para que el agua no caiga por gravedad. Es una opción versátil, ya que con un mismo recipiente puede abastecer a varios conos y regar diferentes macetas.



Los segundos son unos conos dosificadores a los que puedes enroscar botellas de plástico de diferentes tamaños, ya que tienen un adaptador para ello. La idea es clavar el cono cerámico en la tierra y aprovechar las cualidades microporosas de este material para ir suministrando poco a poco el agua de la botella a la planta.

Ambas variedades puedes encontrarlas fácilmente en tiendas online.

Agua gelificada

Otra opción es el agua gelificada. Su estado permite que la planta pueda ir succionándola de a poco y a medida que lo necesita.

Hay diferentes versiones, muchas de ellas se venden en los viveros. A la hora de usarla, hay que enterrar el tubo en la tierra gel cuidando siempre que una pequeña porción quede en la superficie. Luego se coloca el gel en el receptáculo y por último se lo tapa. A medida que la planta lo necesita, el tubo va regalándole el gel.



OPCIONES CASERAS

También es muy recurrente utilizar trucos caseros, aunque a veces no siempre nos dan los resultados esperados.

La botella invertida

Suele ser el más utilizado, consiste en practicar un agujero milimétrico, con una aguja previamente calentada, en el tapón de la botella para que el agua caiga poco a poco. Después se coloca la botella boca abajo, de tal manera que la gota de agua moje la tierra de la maceta. Quizás caiga 1 gota por segundo, dependiendo del tamaño del agujero.



Para disminuir el caudal puedes obstaculizar su salida. Coloca un trozo de tejido de algodón en la base del tapón antes de enroscarlo.

Hilos de Algodón

Funciona similar a los conos de arcilla, aunque solo nos serviría para un par de días. Consiste en colocar un extremo en la tierra de la maceta y el otro sumergido en el agua de algún recipiente. El agua es conducida por capilaridad hasta el sustrato de nuestra planta. Se puede utilizar cualquier material con buena capacidad de absorber el agua.

También te puede interesar:

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo