ANDALUCÍA AL NATURAL

Potitos, ¿una opción saludable o dañina para los bebés?

La nutricionista de 'Andalucía al Natural' considera que son desaconsejables aquellos tarritos que contengan azúcares, sal, aceites y aditivos.

Redacción AlmeríaIVerónica R. G.

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:39

Muchos padres se preguntan si los potitos son buenos para los bebés, si son comparables a una apetecible y nutritiva papilla casera, cien por cien natural.

A veces por falta de tiempo recurrimos a los tarritos de frutas y verduras, hay que reconocerlo. Eso sí, siempre es importante que nos fijemos en los ingredientes y, por supuesto, mirar con lupa si llevan aditivos, conservantes, sal, azúcar... etc y en qué cantidad. Así mismo, es recomendable fijarse en el porcentaje de agua y almidón que contienen.

En los últimos años las empresas nos los presentan como una opción saludable, cómoda e incluso señalan que aguantan más que la comida hecha en casa. Lo cierto es que estos alimentos infantiles han ido mejorando y vemos que muchas marcas los comercializan sin aceite de palma y con productos ecológicos.

María Dolores Rubio Escobar, nutricionista y experta en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, reconoce en el programa 'Andalucía al Natural' de COPE Andalucía que, “a veces, dudamos en saber qué alimentación es la más correcta para los más pequeños”.

Hasta los seis meses de edad los bebés solo pueden tomar lactancia materna o artificial, después ya pueden empezar a "comer".

Rubio Escobar ha indicado que “la alimentación complementaria arranca al medio año” y es, entonces, cuando nos encontramos con dos opciones: “la tradicional de dar papilla o potitos y, otra que está irrumpiendo con más fuerza que es es el baby led weaning”, una forma de alimentación complementaria a demanda “que deja más libertad al bebé para que coma solo, sin ayuda y cogiendo solo la comida que le apetece comer”, señala la nutricionista. El “baby led wearing” es una manera de incorporar sólidos en la dieta del bebé dejando atrás la tradicional fase de purés y papillas.

INGREDIENTES DESACONSEJABLES EN POTITOS

Expertos en nutrición como Rubio Escobar dejan claro que un potito no debe contener sal. “Los ñiños no pueden tomarla hasta el año de viday si la toman, debe ser en cantidades pequeñas”.

Otro ingrediente que no podemos encontrar en estos tarritos infantiles es “un aceite de mala calidad, siempre tiene que ser aceite de oliva virgen extra”, comenta. Por último, en ningún caso pueden llevar azúcar.

Si los potitos son de fruta, es aconsejable comprar los que no incluyan azúcares añadidos ni zumos concentrado. Y advierte: “Que no nos confundan porque en el etiquetado suelen poner sacarosa, fructosa, maltosa...todo lo que acabe en osa significa azúcar y nos los van a enmascarar con estas otras palabras”.

POTITOS CASEROS

Si nos decantamos por hacer un potito casero, Rubio Escobar nos aconseja “respetar los alimentos introducidos ya en la alimentación del niño y que se usen alimentos que se comen en casa, no tiene sentido añadir un producto por pensar que es más saludable si luego no se consume”.

Los bebés (a partir de los 6 meses) pueden tomar frutas y hortalizas “salvo las de hojas verdes como espinacas o acelgas”. También pueden comer huevo, aceite e oliva virgen extra y frutos secos machacado o molidos, entre otros ingredientes.

Ahora bien, puntualiza que “no tiene sentido vigilar que la comida del potito sea sin sal si luego damos a nuestros hijos snacks salados como gusanitos o ganchitos”. Tampoco hay que darles “galletitas ni bollitos”. Y un aviso a los padres, “si no como bien en casa ni hago buena compra o una adecuada elección de alimentos, el bebé no comerá de forma saludable”, concluye la experta en Ciencia y Tecnología de los Alimentos del programa 'Andalucía al Natural' de COPE Andalucía.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar