• DIRECTO COPE.ES

    La Noche

    Con Beatriz Pérez Otín

Faf de Klerk, el jugador de rugby que impone a sus rivales con 1,72 m de altura

El media melé de Sudáfrica ha sido uno de los mejores jugadores del Mundial de Rugby de Japón

Faf de Klerk, el jugador de rugby que impone a sus rivales con 1,72 m de altura

Imagen de Instagram de Fad de Klerk

Álvaro Rubio
@AlvaroRubio8

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:42

La selección de Sudáfrica se ha proclamado campeona del Mundial de Rugby de Japón tras derrotar en la final a Inglaterra por 12-32. Faf de Klerk, una de las estrellas de los conocidos como Springboks ha sido protagonista durante todo el campeonato, pero, ¿cómo puede destacar tanto un jugador como Klerk con un 1,72 metros de altura?

Faf de Klerk tiene 28 años y es natural de Mbombela (Nelspruit), ciudad al nordeste de SudáfricaJuega en la posición de media melé con la selección y en su equipo Sale Sharksde la Rugby Union de Inglaterra. La pasada temporada fue nominado a mejor jugador de rugby del mundo.

'El rubio' con el 9 a la espalda, más conocido por su media melena en el terreno de juego, debutó con la selección en junio de 2016, y como aseguró en una entrevista en el diario británico Daily Star “tiene más productos para el cabello que su propia esposa”.

A pesar de su aspecto físico, De Klerk ha demostrado que las apariencias engañan. Algunos de sus rivales y compañeros aseguran que es “uno de los jugadores de rugby más duros y más valientes”.

Gracias a este trofeo, en el que ha sido uno de los principales artífices Faf de Klerk, Sudáfrica iguala a Nueva Zelanda en el número de copas mundiales logradas, tres, aunque los Springboks no jugaron los dos primeros campeonatos porque su país estaba excluido por su política de apartheid.

 

El partido se disputó en el estadio internacional de Yokohama, al sur de Tokio, ante 71.103 espectadores, entre ellos el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, y el príncipe Enrique de Inglaterra.

La verdadera emoción tardó en llegar, porque la parte inicial del encuentro estuvo determinada por una sucesión de golpes.

 

Poco después de comenzar el partido, en el minuto 2, Inglaterra sufrió una primera baja cuando el pilar derecho Kyle Sinckler se golpeó la cabeza al caer en un placaje, lo que le hizo perder a su equipo un jugador clave.

Estuvo varios minutos en el suelo, y pudo salir por su propio pie de la cancha para que se realizaran los exámenes por una posible contusión grave, y quedó fuera de la final. Fue reemplazado por Dan Cole.

El marcador tardó en moverse, y fue en el minuto 10 al anotar los primeros puntos el apertura Handre Pollard con un golpe de fácil conversión (0-3).

 

Lo más