Abraham Paz: entre Cádiz y Hércules, con ese penalti de por medio... - Yo jugué en Primera

Abraham Paz: entre Cádiz y Hércules, con ese penalti de por medio…

Hablar de Abraham Paz es hacerlo de ese central elegante y contundente que vistió la camiseta del Cádiz nada menos que 9 temporadas: entre la 98-99 y la 2007-2008. Nacido en El Puerto de Santa María, Abraham procede de familia de futbolistas modestos: su padre, Manolo Paz, jugó en el Jerez Industrial, su tío, Francis, en el Cádiz, y su hermano pequeño, José Manuel, fue conocido futbolísticamente como Chiqui y defendió las camisetas del Portuense, el Conil o el Granada Atlético.

Pero quizás Abraham Paz es, de la saga, el que más lustre le ha dado a la familia en materia futbolística. Con el Cádiz jugó en Segunda B, Segunda y Primera División. 211 partidos y 25 goles en liga. Son bastantes tantos para un defensa, y es que el andaluz tenía un idilio con el gol, y más que eso: con los momentos históricos o las cifras redondas. Durante años, fue el lanzador de penaltis del Cádiz, y dos lanzamientos desde los 11 metros suyos le dieron a su equipo dos ascensos: a Segunda, contra la Universidad de Las Palmas, en 2003, y a Primera, contra el eterno rival amarillo, el Xerez, en 2005.

En la máxima categoría, Abraham Paz jugó 22 partidos, 20 como titular, y anotó 1 gol: fue en la jornada 26, ante el Espanyol, al que el Cádiz ganó 2-0. Sin embargo, el conjunto gaditano volvió rápido a Segunda, y la caída continuaría imparable, como le ocurre a muchos equipos, hasta Segunda B, adonde daría con sus huesos solo dos años después y con Abraham Paz y un penalti como protagonista.

Aquel penalti ante su próximo club: el Hércules

Este capítulo en la vida deportiva de Abraham Paz casi merecería una entrada aparte. Jornada 42 de la temporada 2007-2008. Estadio José Rico Pérez. El Hércules, sin nada en juego, recibe a un Cádiz que se juega la vida. Al término de los 90 minutos se llega con empate a 1 y el árbitro señala un penalti en el área local bastante riguroso, por mano de Manu Sánchez. Era el minuto 96 y el gol salvaba a los amarillos. Otra vez Abraham Paz al rescate. Pero esta vez…

Esa vez el central falló desde los 11 metros y condenó al Cádiz a bajar a Segunda B. Abraham Paz, lo ha explicado muchas veces, estuvo un mes sin salir de casa por aquello. Casualidades del destino, aquel verano salió de la Bahía destino… Alicante. A partir de ahí, entre ambos equipos se inició una rivalidad que llega hasta hoy, con dos enfrentamientos en playoffs de ascenso a Segunda donde el Cádiz se ha tomado su particular revancha.

Volviendo al verano de 2008, el Hércules le fichaba para intentar subir a Primera, algo que consiguió en su segunda temporada en el equipo blanquiazul. En Primera, el portuense fue titular en 29 partidos con los alicantinos, y marcó 2 goles. Uno de ellos en una goleada 4-1 al Málaga. Eran tiempos felices en la Costa Blanca:

Pero una segunda vuelta desastrosa provocó otro paso efímero del Hércules y de Abraham Paz por la élite del fútbol español. El zaguero, a partir de aquí, inició un itinerario que le llevó por Cartagena y Sabadell, en Segunda, y que ha acabado en Israel, donde ha jugado en el Maccabi Tel-Aviv y en el Bnei Sakhnin, club donde, a sus 39 años, aún milita.