20 consejos para que tu boda sea mucho más barata - ¡Sí quiero!

20 consejos para que tu boda sea mucho más barata

¿Sabes que la mayor parte de los jóvenes quiere casarse pero no puede? Lo publica la encuesta Nupcialidad e Itinerarios de Pareja realizada por la Cátedra Amoris Laetitia de la Universidad Pontificia Comillas. 8 de cada 10 menores de 35 años desea darse el sí quiero. Sin embargo, estos datos resaltan que para el 40,3% de las personas a las que han preguntado son los motivos económicos los que no les permiten dar este gran paso en su vida. Y es que pagar una boda no es fácil para los jóvenes si se tienen en cuenta los sueldos de hoy en día. Por eso, estos consejos le pueden hacer bastante bien a tu economía. 

En cambio, es un momento muy importante en la vida y si uno realmente quiere vivirlo no hay que perdérselo. Y casarse sin grandes lujos o gastando menos, es posible. La wedding planner gallega Alba Cagiao, de Lluvia de Arroz, te da veinte consejos para que vuestra boda salga por menos dinero: 

  1. Gestiona tu presupuesto con antelación: es imprescindible que antes de empezar a organizar la boda y contratar proveedores, sepáis con mucho detalle cuánto dinero queréis invertir en la boda. Es el primero de los veinte consejos. Es importante saber a qué vais a destinar cada partida. Para Alba esta es una parte fundamental de los preparativos, porque  os ayudará a saber con antelación qué cosas son imprescindibles para vosotros y cuáles no. Además, “suele ocurrir que cada temporada el precio sube un poco. Por eso, cuanto antes contrates el servicio, mejor”. Porque, es seguro, que puedas conseguir un precio más bajo.
  2. Elegir la fecha adecuada: ¿sabes que si os casáis en temporada baja encontraréis proveedores que ofrecen precios especiales y descuentos? La temporada baja tiene lugar en los meses de otoño e invierno. De esta forma, tal y como explica Alba, “podéis ahorrar hasta un 35% del precio del banquete. Esta, es la partida que más dinero se suele llevar de toda la boda”.
  3. Aprovecha las ofertas especiales: el tercero de los consejos es que vayáis a todas las ferias de bodas que podáis. Allí hay muchos proveedores que establecen descuentos especiales. Incluso «en el Black Friday, Navidades… muchos establecimientos tienen precio especial si te casas en viernes o domingo». 
  4. Reduce tu lista de invitados: Alba tiene claro que “es la mejor forma de reducir el presupuesto de la boda” ¿Cómo puedes conseguirlo? “No invitéis a nadie por compromiso ni a esas personas que hace años que no veis”, propone. 
  5. Una wedding planner puede ser de gran ayuda: “al contrario de lo que mucha gente pueda pensar, contratar a un wedding planner os puede ahorrar, tiempo, quebraderos de cabeza y mucho dinero”, cuenta Alba. Los wedding planner conocen bien el sector y saben qué proveedores se pueden ajustar más a vuestro presupuesto sin que eso signifique bajar la calidad del servicio. 
  6. Compara precios: son tantos los proveedores que existen que tendréis un montón de opciones para elegir. Por tanto, para que la boda sea más económica lo mejor será comparar entre distintos proveedores. Así podréis comprobar qué servicio y presupuesto se ajusta mejor a vuestras opciones. Sin embargo, Alba recalca que “conseguir un gran descuento si luego el servicio no es bueno hará que vuestra boda sea un desastre”.
  7. Haz fotos, pero no álbum: si todos los proveedores están de acuerdo en una cosa es en contratar un buen fotógrafo. Al fin y al cabo son los que van a convertir vuestro día en un gran recuerdo tangible. Pero Alba propone que para ahorrar un poco de dinero, contrates su servicio pero sin álbum de fotos. El fotógrafo os entregará todas las fotografías a través de una galería online. Pero tranquilidad. Eso no quiere decir que más adelante, no puedas realizar el álbum de bodas. Más adelante puedes contratar el servicio del álbum de fotos. O lo puedes hacer tú mismo. Incluso, tal y como cuenta Alba, «puede ser un buen regalo para vuestro primer aniversario». En definitiva, se trata de retrasar un poco en el tiempo ese servicio para pagar un poco menos en ese momento. 
  8. Ahorrar en el vestido de novia: los precios de los vestidos de novia varían mucho. Todo depende de dónde los compres. Por esa razón, Alba señala que «es muy importante tener claro el presupuesto límite antes de ir a la tienda». Una vez allí, hay que hacérselo saber a la dependienta. Porque así solo te probará vestidos que encajen en esos precios. Así, además de dinero te ahorrarás una buena desilusión. Hoy en día, también existen infinidad de outlets en los que puedes encontrar vestidos de otras temporadas a buen precio. Además de vestidos de novia que podrás alquilar. 
  9. Alquila el traje del novio: son muchas las tiendas de alquiler de trajes, chaqués… Además, si alquiláis también los chaqués de los testigos o familiares, “es muy común que os hagan descuento”, afirma Alba. 
  10. Llevar algo prestado. Es tradición que las novias lleven a su boda el algo nuevo, el algo prestado y el algo azul. Aprovecha para que alguien te preste ese algo. Por ejemplo, el velo, el can can, unos pendientes… Cosas que se puedan reutilizar y que te puedan servir para el día de la boda. 
  11. Elegir un menú adecuado: como la parte del banquete es la que más parte del presupuesto se va a llevar, para Alba es muy importante elegir bien el menú. Pero hay que tener en cuenta, recalca Alba, que “no solo hay que contabilizar el precio del menú, sino también el precio de la barra libre, los extras…”. Como hoy en día los menús suelen ser bastante abundantes, una forma de reducir el precio “es escoger un entrante y plato principal”. 
  12. Establecer la duración de la barra libre: la wedding planner explica que la mayoría de fincas y restaurantes incluyen en el precio del menú entre dos y tres de barra libre. En cambio, es importante tener en cuenta que “las horas extras no están contabilizadas. Así que es algo que se debe añadir a los cálculos del precio del menú”. Aquí, la recomendación de Alba para tener un ahorro, es “establecer una barra libre de tres horas que es una duración adecuada y os saldrá más económico”. 
  13. Detalles de invitados: “cada vez son más las parejas que prefieren no invertir dinero en los detalles para los invitados. Es otra opción de reducir gastos”.
  14. Elegir flores de temporada. Las flores que están de temporada suelen ser mucho más económicas que las que no lo son. Es una forma de que el presupuesto de las flores quede más bajo. Y ya no es solo por el precio, elegir estas flores supondrá que estén en el momento perfecto. 
  15. Alquiler de decoración: son muchas las empresas de alquiler de materiales de decoración. Por tanto, si queréis decorar vuestra boda de una forma determinada o especial, escoged esta opción. “Os ayudará a no tener que comprar cosas que luego no sabes ni dónde meterlas en casa”, señala Alba. Luego se devuelven y listo. 
  16. El candy bar: ya es casi imprescindible en todas las barras libres. Para reducir gastos lo mejor es que lo hagáis vosotros. Es muy sencillo. Basta con comprar gominolas. Alba sugiere “poner unos pocos de dulces de repostería para darle un toque especial y rellenar con gominolas”. 
  17. Luna de miel. Es normal querer hacer este viaje a toda costa y en cuanto termina la boda para eliminar ese estrés que puede suponer organizar una boda. Además, “es una partida en la que se suele invertir mucho dinero”.  Para ahorrar, Alba da más consejos como “hacer una pequeña escapada más económica después la boda a uno de vuestros lugares favoritos y dejar la luna de miel para otro año”. 
  18. Comparte gastos: una gran idea para ahorrar es compartir los gastos de algunos proveedores con otros novios ¿Cómo? Entérate si en la Iglesia en la que os vais a casar, hay alguna boda antes o después de la vuestra. “Podéis hablar con esa pareja – explica Alba –  para compartir por ejemplo la decoración o las flores y de esta manera ahorráis un 50%”. 
  19. Reutilizar parte de la decoración y flores: una vez que acaba la ceremonia podéis encargar a vuestro wedding planner (o a algún invitado en caso de no tener wedding planner) que “traslade alguna de las flores o rincones decorativos a algún lugar del aperitivo o del banquete”.
  20. Papelería: el último de los consejos tiene que ver con las invitaciones. Para ahorrar algo de dinero, “hay parejas que en vez de entregar las invitaciones tradicionales, las hacen en formato digital. Incluso a la hora de sentarse al banquete, en vez de poner una minuta para cada invitado en su plato, se puede colocar un menú en el centro la mesa a la vista de todos”, señala Alba. 
0 0 0 0