COPE

Roberto Verino: “No puedo ser más defensor de los valores de Amancio Ortega”

El diseñador recibe a 'Yo y mi mundo' en su taller de Madrid

Vídeo

 

María Bandera
@Mgbandera

Redactora jefe y directora de COPE Cool

Rubén Mendoza

Editor multimedia

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 01 jul 2019

Roberto Verino es uno de los diseñadores con mayúsculas de la moda española. Y también es gallego, de Verín. Verino y Galicia son inseparables, tanto su vida como su trayectoria profesional no se entienden la una sin la otra. "Soy un defensor de los orígenes. Un profesor me hizo entender la importancia de sentirnos orgullosos de nuestro lugar de nacimiento porque en general, los españoles tenemos vergüenza de nuestro origen", explica a ‘Yo y mi mundo’. Y Verino llevó ese sentimiento  hasta su apellido,  porque en realidad se llama Roberto Mariño. “He querido utilizar ‘Verino’ como nombre comercial, para defender el lugar del que soy, una tierra en la que nació Viriato, algo que me hace sentir muy guerrero y activo", bromea. 

Roberto Verino en Yo y mi mundo

 

Roberto Verino es el tercero de siete hermanos de una familia trabajadora, que tuvo que buscarse la vida porque después de la guerra “las dificultades eran grandes”.  Reconoce que la capacidad de trabajo de su madre le ha demostrado que "las cosas no son por casualidad" y que hay que “ganárselas”. “He seguido la estela de mis padres, lo que me ha permitido ser un inconformista”. Una actitud que con tan solo 17 años le llevó a buscar fortuna en París. “Entendía que no podía sacar a flote mi vida si no buscaba otro entorno que me motivara".

Y fue allí en París donde la moda se puso en su camino. Eran finales de los 60. En París, Verino cursaba Bellas Artes, pero por el “tremendo esfuerzo” que suponía para sus padres que estudiara fuera, se puso a trabajar.  “Entré en un estudio de moda donde empecé a dibujar figurines”. Fue allí donde conoció el Prêt-à-porter “una estructura muy novedosa apenas conocida en España”.

ctv-fwo-2

No tardó en darse cuenta de la clave del éxito radicaba en "conseguir el bien general". "Buscar aquello que solo te afecta a ti es muchas veces una limitación para el resto”. Y siguendo esta máxima regresó a su pueblo a montar una empresa de moda, "un auténtico anacronismo", confiesa, ya que se trataba de un "entorno rural sin tradición industrial". No obstante  la falta de profesionalidad y de personas capacitadas, se suplió con "esfuerzo".

Los españoles tenemos vergüenza de nuestro origen

Desde entonces el diseñador sigue en Verín “convencido de que los entornos rurales tienen sus ventajas”, y rodeado de “un fantástico equipo de profesionales", al que se refiere continuamente y que forma parte de su historia "sin ellos no sería lo que soy". 

ctv-x8i-8

Y de Verín al mundo. Su espíritu 'inconformista' le ha llevado a expandir con éxito su negocio fuera de nuestras fronteras, aunque reconoce que tiene la espinita de Nueva York. Estuvo a punto de invertir allí hace años, pero la "suerte" se lo impidió ya que poco después EEUU entraba en una crisis sin precedentes.  “Soy excesivamente entusiasta y me enciendo como las cerillas, me ponen un proyecto delante que me parece atractivo y me cuesta no ser optimista, por eso necesito tener personas a mi lado que me hagan entender que no todo es ilusión”.

Soy excesivamente entusiasta y me enciendo como las cerillas

A la ecuación vital de Verino -amor por sus orígenes y optimismo-  hay que sumarle la “pasión”. “Cuando tienes un oficio que te llena no te importa el horario, solo quieres que tus consumidores te sigan siendo fieles y que hagan que el esfuerzo merezca la pena".

Quizás la clave de su éxito, materializado en premios como la “Aguja de Oro”  o la "Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes", entre otros muchos,  sea no poner tanto el acento en los resultados económicos como en tener claro que lo que más importante es quien compra su producto. Y eso lo lleva clavado a fuego desde sus comienzos. “Necesito dar al consumidor la mejor repuesta posible para que me valore y me siga eligiendo”.

ctv-sbp-1

Pese a que Roberto Verino es uno de los nombres de referencia en el mundo de la moda, es sencillo y de trato muy cercano. Se confiesa “admirador” de otro de los grandes empresarios de la moda, Amancio Ortega. “Es un hombre que quiero y respeto, le envidio de forma sana, ya me gustaría hubiera más ‘amancios’. No puedo ser más defensor de sus valores”, concluye.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo Iglesia Noticia

Iglesia Noticia

Con Faustino Catalina

Escuchar
Directo El lado bueno de las cosas (redifusión)

El lado bueno de las cosas (redifusión)

Con Pedro del Castillo

Ver TRECE