Luis Bolín: “Me gusta desmitificar los 80 porque las generaciones actuales deben tener lo suyo”

¿Cómo fueron realmente aquellos años? ¿Se llevaban bien las bandas de La Movida? ¿Cómo afrontaron una etapa de excesos sin manual de instrucciones?

Vídeo

 

Belén Ródenas
  • item no encontrado

Redactora y community manager de cope.es

Jorge Miralles
@jormibe

Responsable de Radio Multimedia Grupo COPE

Ana Mª Yuste
@anayustefm

Editora multimedia

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 25 jun 2019

"Todo fluye y nada permanece. Salvo La Unión, que salvando todo tipo de contradicciones, no sólo fluye, sino que también permanece... Tal vez, entre tanta pandereta y tanto mega-mix, sean los últimos dandys de la escena musical española".

Estas eran las palabras que les dedicaba el escritor Jorge Berlanga, hijo del director Luis García Berlanga y hermano del cantante y compositor Carlos Berlanga. Nada mejor que un breve repaso a esta cultural saga familiar para situar la inquieta y aventurera época en la que se fraguaron los orígenes de una de las bandas más míticas del panorama musical español, que cumple 35 años.

Como decía Berlanga, como un dandy aparece Rafa Sánchez, vocalista de La Unión: pantalón blanco ajustado, chaleco de cuadros y una cuidada barba, en una de las salas más legendarias de Madrid, la sala El Sol que, por cierto, también cumple 40 primaveras. A los pocos minutos se une Luis Bolín, 50% de La Unión, para contarnos cómo se conocieron, cómo comenzaron a intersarse por la música, cómo eran realmente aquellos años locos de la Movida, su relación con las drogas, cómo se han adaptado al nuevo panorama musical y qué proyectos se traen entre manos.

Charlamos con ellos largo y tendido, aunque no son lo únicos que lo hacen - lo que no habrán visto esos camerinos, esas paredes y esas cortinas de terciopelo rojo - Les tocó vivir una época convulsa, de cambios, apasionante en muchos aspectos y con mucha desinformación. Pero, ¿cómo eran realmente los 80 para que se siga hablando de ellos? ¿Están mitificados? ¿Se respiraba mayor libertad?

“La palabra clave era la libertad, ahora todo lo quieren organizar, estructurar, legislar... En los 80 lo que hacíamos era prueba-error o prueba-acierto. Teníamos muy poca información y se nos presentó todo por delante. Las generaciones anteriores a nosotros eran generaciones hambrientas de sensaciones. Vivir ese momento fue muy especial, aunque me gusta desmitificarlo porque las generaciones actuales deben tener lo suyo. Ahora hay cosas que no había entonces, no se pueden comparar. Uno tiene que vivir el presente de su vida, no puedes vivir en la nostalgia, nos gusta vivir el presente. Haciendo un bonito presente, haces un bonito pasado también”, explica Luis.

Era época de excesos y de multitud de cosas nuevas que venían sin manual de intrucciones, perdieron a muchos amigos. ¿Tuvo La Unión más cabeza que otros grupos?

Rafa lo tiene claro, la palabra clave es “mesura”. “Probar hemos probado de todo. Estábamos saliendo de una dictadura y llegó el 'sexo, drogas y rock and roll' de una. Y todo ello con mucha inconsciencia, por eso muchos amigos se quedaron en el camino”.

Como él mismo describe, no fueron unos angelitos. Pero una de las claves del éxito del grupo es “saber tener la cabeza encima de los hombros”. “Todos los que se han quedado en el camino se lo buscaron porque había mucho descontrol y mucha desinformación. Hay que probarlo todo y decidir lo que te va y lo que no te va”.

“Hay cosas que están fuera de tu control”, comenta Luis. Para el bajo de La Unión un ángel les ha mantenido. No solo es la noche, las drogas o el alcohol, “nos la hemos jugado en las terribles carreteras después de los conciertos. Exploramos los límites de casi todo y tuvimos una estrella que nos ayudaba. Hemos visto pasar el peligro muy cerca. Nos consideramos afortunados”.

Hace tiempo Alaska comentaba en una entrevista la estupenda generación que había salido de la Bola de Cristal. Esa generación, la misma que la de 'Lobo hombre en París', no es diferente a la actual.  ¿Reside el cambio en los condicionantes ambientales?

En este mundo a golpe de clic, Rafa no entiende a los jóvenes de ahora, pero tampoco está dispuesto a juzgarlos. No comprende a esas madres “locas” por controlar la cantidad de horas que pasan sus hijos con el ipad, “al final el que más horas pase, será el que encontrará trabajo”, explica. “No puedes juzgar el ahora con la mentalidad de otro momento”. “Los cincuentones estamos con un pie fuera del trabajo porque o te reciclas o has perdido. Pasa en todos los mundos, no solo en la música”.

Lo mismo opina Bolín: “La vida es tomar decisiones y nosotros hemos acertado más veces de las que hemos errado. Triunfar hoy en día es igual de difícil que antes, nos hemos adaptado, aunque lo de las redes nos ha costado. Nuestra provacidad es muy importante y hoy no mostrarla parece un crimen. Me horripila esa exposición”.

Mucho antes de la música en la era del 'like', la banda comenzó con 4 componentes: Rafa, Mario, Luis e Íñigo. Este último fue el primero en abandonar el grupo. A finales de 2015 un cáncer de laringe apartaba a Mario de la formación y en la actualidad Rafa y Luis componen La Unión, unión que hace la fuerza para mantenerse tantos años juntos. ¿El secreto? Rafa lo tiene claro: “Las bases que establecimos en un principio. Todo lo que saliera bajo el nombre de La Unión tenía que estar firmado por todos. No era como otros grupos, esta canción es tuya y esta mía... Todos cobramos lo mismo... El enemigo siempre está fuera. Y esa ha sido la clave de nuestra larga carrera”.

Le gusta Rosalía, el reggaeton -¿por qué no?- y del rock and roll ha llegado a decir que es “muy sectario y clasista". El vocalista de La Unión también ha sido jurado en OT. Pero, ¿qué opinan artistas consagrados de este tipo de programas?

“No está en mi interés juzgar si funciona o no. De hecho funcionan, pero esto ha hecho desaparecer otro tipo de programas. Deberían coexistir. Antes esperaba a que llegaran programas como Rockopop, que tanto echo de menos, para ver las novedades musicales. Ahora tienes Spotify, Youtube... Puedes bucear por donde te dé la gana, está todo a golpe de clic”, explica Rafa.

El pasado y el presente unidos por la música, generaciones que se juntan para ver un concierto. “La música es un vehículo de unión, de personas, de sensaciones... da igual la edad. Hemos tenido cuatro generaciones delante del escenario desde la bisabuela, en silla de ruedas, hasta la bisnieta. Nos sentimos muy felices de haber podido poner la música a disposición de la gente”, dice Luis.

"Hay quien se deja morir de éxito y hay quien se lo sacude como el polvo que se queda en las botas durante el camino para seguir mirando hacia nuevas empresas", cita también de Jorge Berlanga, lo que viene a resumir la actualidad de una banda, en palabras de Luis, que nunca se ha sentido atada a ninguna tribu ni a ningún estilo. “Nuestro look se gestó cogiendo lo que teníamos en casa de nuestros padres o abuelos, nos sentíamos libres al cambiar de piel. Durante los 90 nos marcamos cuatro álbumes que aportaron al panorama musical español algo diferente. Estamos en el cambio permanente”.

A La Unión no le gusta el revival, son una banda de 2019. Han estado en los 80, en los 90 y en la acualidad están comprometidos con la música de hoy en día. Han cambiado su manera de hacer música, ya que ahora ésta se consume de otra manera. Lo que no cambia es el cariño de sus seguidores. Por eso viven, como asegura Rafa, en un “estado de gira, en gira perpetua”. Mientras se encuentran inmersos en la gira del 35 aniversario, preparan su viaje a México en noviembre, con seis capitales “que tienen muy buena pinta”.

Lo más