• Lunes, 15 de julio 2024
  • ABC

COPE

Noticias

Reparte comida en Cádiz y al llegar a un piso se queda a cuadros con lo que le piden: "Es la segunda vez"

Este repartidor se llama Álex y contaba a través de su cuenta de TikTok las exigencias que le hacen ciertos clientes

Reparte comida en Cádiz y al llegar a un piso se queda a cuadros con lo que le piden: ¿Necesario?

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:38

Te ponemos en situación: una noche con tus amigos, antes de salir de fiesta, y con ganas de comer. Normalmente, entre la risa y la amistad, te apetecerá comer algo y la solución más fácil es pedirlo. Otro contexto: noche de viernes, sin nada en la nevera y a punto de ver esa película de la que tienes tantas ganas, y procedes a meterte a alguna aplicación para pedir comida a domicilio.

Algo que, cada vez más, lo tenemos interiorizado. Y es que se calcula que siete de cada diez españoles piden regularmente comida a domicilio para comer o cenar. Una práctica que, seguramente, tú la hayas puesto en marcha en más de una vez. Pero, ¿alguna vez te has parado a pensar cómo debe ser ir de un lado para otro repartiendo esa comida?

Un repartidor venezolano en Zaragoza se queda mudo al ver en qué casa le tocaba entregar la comida


Sí, muchas veces debe ser un trabajo bien complicado, porque, a fin de cuentas, tienen que hacerlo con medios precarios y en condiciones, muchas veces, muy desagradables. Desde hacerlo bajo una gran nevada, hasta una lluvia torrencial, pasando por un calor asfixiante. Sea como sea, muchas veces el trabajo puede traerte unos cuantos imprevistos.

Y no solo por eso, sino porque, de alguna forma, el trabajo de repartidor es un trabajo de cara al público y, las personas, en muchas ocasiones, no somos nada fáciles. Si no, que se lo digan a Alex, un repartidor de Cádiz, que ha alucinado con lo que le han pedido unos clientes.

Lo que le piden unos clientes al llegar la comida

No es nada fácil hacer un trabajo que requiere estar en contacto con otras personas, porque, muchas veces, esas personas tienen unas exigencias que no se pueden satisfacer y que, encima, son problemáticas o no corresponden con el servicio que tú prestas.

Es lo que le pasó a Alex, que es un repartidor de comida en Cádiz y que, de vez en cuando, cuenta las anécdotas que vive trabajando y las historias más surrealistas en su cuenta de TikTok.

Esta vez, no podía pasar desapercibido. Y es que fue directamente a un domicilio a dejar su comida, y ahí le pidieron algo surrealista. "Me dicen que si les puedo bajar la basura. Vamos a ver, señora, si tú me dices '¿te puedo llevar la basura?' No te voy a decir que no, porque quedo como un borde" comenzaba contando.



"¿Es necesario que yo te tenga que bajar la basura? Creo que no, para nada. Por cierto, es la segunda vez que me lo piden, es que me parece un poco descarado" confesaba.

Al final, mostraba como terminaba tirando la basura que le habían pedido, pero con el enfado correspondiente.

Se queda mudo al ver en qué casa le tocaba entregar la comida

Jony, un joven venezolano que trabaja como repartidor en Zaragoza y que, a través de su cuenta de TikTok, va contando sus peripecias como rider, que dejan anécdotas que generan miles de comentarios.

Y entre ellas, ha contado una que no ha dejado indiferente a ningún seguidor suyo, precisamente por lo que narraba. Hablaba de una de las casas a las que tenía que acudir a repartir comida, siendo un edificio que generaba mucho miedo.

Cuando iba por las escaleras, se dio cuenta de que la casa donde tenía que dejar la comida, estaba totalmente "rota". Y es que la puerta de la casa estaba rota, ladeada, y prácticamente derruida. "El trabajador de repartidor es fácil, decían" contaba el repartidor, que, además, apuntaba a que no es, ni mucho menos, el peor portal en el que ha estado.

Los comentarios no se hacían esperar y explicaban cómo "ni loco" entraban en ese piso.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar