COPE

¿Has limpiado alguna vez estos cinco objetos que usas a diario? No hacerlo es peligroso

La falta de tiempo o el desconocimiento hace que muchas veces no limpiemos algunos objetos de uso cotidiano todo lo necesario

Imagen de archivo

Woman,With,Cleaning,Equipment,Ready,To,Clean,House,On,Bathroom

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 23:45

La falta de tiempo o el desconocimiento hace que muchas veces no limpiemos determinados objetos de uso cotidiano, inluso de higiene personal, todo lo bien o con la frecuencia que debiéramos. De hacerlo conseguiríamos no solo mejorar nuestra salud, también alargar su vida útil.

Seguro que rara vez te has plateado desmontar la grifería de tus baños para limpiarla o que desconoces que es conveniente desinfectar el cepillo de dientes. A continuación te contamos cuáles son esos objetos que pasan desapercibidos y que merecen más tu atención:

CEPILLO DE DIENTES

Antes de nada, que lo vayamos a limpiar no quiere decir que no debamos sustituirlo cada tres meses. Mantenerlo desinfectado es fundamental para una buena salud oral ya que al ser un objeto húmedo alimenta la proliferación de bacterias. Precisamente las bacterias orales son las causantes de la caries o de la periodontitis.

Para evitarlo, tras el cepillado, debemos colocar el cepillo de dientes bajo un chorro de agua caliente durante unos minutos y frotarlo con los dedos para eliminar cualquier resto de suciedad. Debemos dejarlo secar en un recipiente en el que pueda estar en posición vertical, con el cabezal hacia arriba y sin el capuchón que lo único que hará será mantener la humedad y que proliferen más bacterias.

Además deberíamos desinfectarlo cada 15 días. Para ello podemos meterlo durante toda la noche en una solución de agua y una cucharada de bicarbonato sódico. Otra opción es sumergirlo en colutorio de clorhexidina durante una hora o en un vaso con una pastilla de desinfectante del que usamos para limpiar prótesis dentales o aparatos de ortodoncia. El agua hirviendo es otra opción. Basta con que lo introduzcamos durante uno o dos minutos.

En cualquiera de los casos debemos lavarlo bien para quitar cualquier posible resto de producto antes de cepillarnos los dientes.

TE PUEDE INTERESAR: Ocho partes del cuerpo que huelen mal y que olvidas lavar

GRIFOS

¿A que nunca se te había ocurrido limpiar los grifos más allá de su superficie? En la alcachofa y en la rejilla de salida de los grifos se acumulan restos de impurezas y de cal. Tal y como advierte la OCU, si los limpiamos de vez en cuando ayudaremos a mantener el correcto flujo y a ahorrar agua.

Para limpiarlos basta con desenroscar una o dos veces al año, dependiendo de la dureza del agua de nuestra zona- el aireador del grifo, y sumergirlo por unas horas en una mezcla de vinagre y antical. Después, debemos cepillarlo bien para eliminar los restos (usando, por ejemplo, un viejo cepillo de dientes) y aclarar a conciencia. Lo mismo se puede hacer con la alcachofa de la ducha, explican desde la OCU.

COLCHONES

Aunque metamos en la lavadora cada 2 ó 3 meses las fundas del colchón y las de las almohadas, se nos suele olvidar darle un repaso al colchón. Cuando hagamos este cambio, debemos aprovechar para pasar bien la aspiradora por su superficie, para a continuación esparcir bicarbonato sódico, esperar unas horas y pasar de nuevo el aspirador.

También podemos aplicar agua oxigenada con un rociador por su superficie, dejarlo actuar unos 20 o 30 minutosy luego retirarlo con un paño húmedo.

Además es aconsejable darle la vuelta al colchón la menos una vez al año.

TE PUEDE INTERESAR: La cuarentena, también para desinfectar los útiles de maquillaje

TARJETAS DE CRÉDITO

Un estudio de la Universidad de Londres arrojaba el escalofriante dato de que el 8% de las tarjetas de crédito tenían una contaminación con niveles de bacterias semejantes a un inodoro sucio. Y es que precisamente, las tarjetas son uno de los 'utensilios' que más utilizamos y más tocamos hoy en día con lo que no parce muy descabellado pensar que acumulen suciedad.

Limpiarlas es muy sencillo y apenas nos llevará unos minutos. Basta con usar un trapo húmedo y un detergente desinfectante o alcohol al 70 por ciento y mezclarlos con agua. La frecuencia con que lo hagamos dependerá del sentido común de cada cual.

LAS LLAVES

Son otros de nuestros imprescindibles y sin embargo no solemos prestar demasiada atención a su limpieza. Las llevamos en los bolsos, se nos caen, jugueteamos con ellas, incluso se las dejamos a los más pequeños para que las usen a modo de sonajero. Y se nos olvida que son un foco bacterias que deberíamos cuidar un poco más.

Al menos una vez a la semana deberíamos introducirlas en un vaso con agua y un chorro de vinagre y dejarlas reposar durante toda la noche. Después podemos secarlas con un trapo o una toallita.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar