COPE

Los mejores consejos para evitar quemarte el primer día de playa

El verano es sinónimo de playa, la playa lo es de sol, y el sol de quemadura, sino quieres que te pase esto, apunta estos conejos para evitarlo

Los mejores consejos para evitar quemarte el primer día de playa

Alberto AlgobiaMadrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21:28

La crema solar es el producto estrella del verano. Ir sin ella a la playa es una locura, si encima piensas que no te vas a quemar. Bronceado perfecto y piel impoluta, eso solo te lo da una buena protección al sol, y además de la crema hay otros métodos para evitar tostarse.

Clase de colores de piel

Lo primero a tener en cuenta es el color de tu piel. Por lo general hay seis tipos, uno de ellos se corresponderá con el tuyo.

  • MUY CLARA: Se quema siempre con facilidad y nunca se broncea.
  • CLARA: Se quema con facilidad y se broncea ligeramente.
  • MEDIA: Se quema de manera moderada y se broncea progresivamente.
  • MEDITERRÁNEA: Se quema ligeramente y se broncea con facilidad.
  • MORENA: Apenas se quema y se broncea intensamente.
  • MUY MORENA: Nunca se quema y es altamente pigmentada.

Tipos de pieles

En segundo lugar, le tipo de piel. No todas son iguales, ni resisten el mismo tiempo de exposición al sol.

  • SECA: Se siente tirante y áspera.
  • NORMAL: Suave y libre de problemas.
  • MIXTA: Mejillas secas y zona T (frente, nariz y barbilla) grasa.
  • GRASA: Con tendencia a imperfecciones.

Tipos de cremas de piel

El factor de protección solar (FPS) de los protectores solares será el encargado de cuidar la piel. Cada tipo de piel tiene un cuidado específico.

  • Tipo 1: piel muy clara y con muchas pecas. No suele broncearse y se quema siempre, por lo que requiere un FPS de 50 o más.
  • Tipo 2: piel clara y con pecas. También suelen quemarse con facilidad, pero demoran más en ponerse morenas. Se recomienda un FPS 30.
  • Tipo 3: piel blanca. Se quema con moderación. Se recomienda, como mínimo, un FPS 30, pero en largos períodos de exposición es conveniente usar uno mayor.
  • Tipo 4: piel mixta o ligeramente oscura. Se pigmenta con facilidad y en poco tiempo, hasta adquirir un tono de piel marrón intermedio. El FPS mínimo es el de 10.
  • Tipo 5: piel oscura. Pocas veces se quema, debido a que logra un bronceado rápido e intenso. Se recomienda un FPS 8.
  • Tipo 6: piel negra. Prácticamente no se quema. FPS mínimo 6.

Cómo no quemarse el primer día de playa

Ahora sí, llegan esos consejos para que tu día perfecto en la playa no sea arruinado por el sol y una quemadura enorme.

  1. Macetas de Aloe Vera: el aloe vera va a ser tu mejor amigo no sólo en verano, sino todo el año. Y es que gracias a sus propiedades calmantes e hidratantes, es la mejor cura para quemaduras de todo tipo.
  2. Aplicarse after-sun: después de tomar el sol es recomendable el after-sun o una simple crema hidratante para ayudar a la piel a recuperarse.
  3. No exponerse mucho rato al sol: parece algo obvio, pero no lo es tanto. La mayoría de veces nos quemamos por una sobre exposición solar.
  4. Una app que te informe de la cantidad rayos UV que has tomado: ya sea en Android o IOS, hay miles de aplicaciones que te ayudarán a saber si corres riesgo de quemarte y la cantidad de rayos UV que has recibido.
  5. Dermatólogo: si veis que os aparecen lunares y manchas lo mejor es no perder tiempo e ir a un dermatólogo y que os lo revise. No vale la pena arriesgar.
  6. No dejarse zonas olvidadas: es frecuente que la parte de atrás de las orejas, el cuello o los pies queden sin recibir su porción de crema solar. Por ello, lo mejor es revisar cada parte del cuerpo expuesta cada vez que nos echamos crema. Toda precaución es poca.
Radio en directo COPE
  • item no encontrado