• Viernes, 19 de julio 2024
  • ABC

COPE

Noticias

La historia de amor de leyenda que da nombre a una de las ciudades más importantes de Andalucía: inesperado

"Topónimo" se convierte en la palabra con más historia de toda España, llegando a ser un fiel reflejo de toda la variedad cultural del país

ctv-t5i-imgenes-web

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:09

La Península Ibérica ha sido habitada durante su larga historia por cientos de pueblos y culturas totalmente difrentes la una de la otra. Los íberos, fenicios, romanos, árabes, visigodos, los pueblos celtas y proceltas, etc. Estos son algunos de los pueblos que han vivido hace miles de años en lo que ahora conocemos como España. Cada grupo se asentaba en una zona diferente en el país, motivo por el cual, a día de hoy, cada rincón destaca por tener una cultura muy diferente al resto.

ctv-d3w-imgenes-web-1


Las historias, las tradiciones, la música, la comida y sobre todo las costumbres, no son iguales en el norte que en el sur o en el este que en el oeste. Cada cultura que ha pasado por la península ha aportado su granito de arena a la toponimia de cada región. Y ya tirando más para el sur, los topónimos andaluces son un fiel reflejo de la diversidad cultural que ha carecterizado a la región a lo largo de su historia. Dentro de toda esta mezcla cultural, y sobre todo, de la descendencía del árabe que hay en Andalucía, cada nombre de cada provincia proviene de un lugar diferente.


¿Qué historia hay detrás del nombre de Málaga?

Nombres como Granada, Córdoba o Sevilla que provienen del árabe conviven sin ningún tipo de enemestidad con otras ciudades vecinas como Málaga, Cádiz o Huelva s que son topónimos de origen latino o fenicio. Todos ellos conviviendo armoniosamente en un gran territorio donde no podemos olvidar la aportación de otras lenguas como el hebreo o el mozárabe. Desviándonos más hacia el sur de la península se encuentra Málaga. La capital de la Costa del Sol, cuyo nombre presume de una fantástica historia.

Su inicio etimológico se remonta a la época fenicia, cuando la ciudad tenía el nombre de "Malaka, que en el idioma de los fenicios, pueblo de navegantes y comerciantes que se asentaron en la zona alrededor del siglo VIII a.C., significaba "salazón". Posteriormente, tras la conquista de los romanos en el siglo II a.C., la ciudad pasó a llamarse "Malaca romana". Una ciudad que properó miles de años bajo el mandato del Imperio Romano hasta que en el siglo VIII d.C., los árabes conquistarán la Península Ibérica. Estos fueron, quienes por tercera vez y última vez, iban a cambiar el nombre de la ciudad hasta bautizarla como Málaga, que es como se la conoce a día de hoy.


Leyendas ilimitadas en la ciudad del sur

A parte de la gran historia que hay detrás del nombre de la ciudad malagueña, existen infinitas leyendas que han pasado de generación en generación. Una de las leyendas más conocidas es la de que un cocodrilo habitaba en el río Guadalmedina. Cuenta la leyenda que este cocodrilo atemorizaba a todos los ciudadanos de la ciudad, quienes cada día pedían ayuda a un héroe llamado Heracles. La historia llega hasta tal punto, que el mismisimo Heracles acudió al reclamo del pueblo y luchó contra el cocodrilo hasta vencerle en una épica batalla, liberando a Málaga de las garras de su feroz amenaza.

ctv-fxp-imgenes-web-2


Otra leyenda que llama bastante la atención es la de Malco. Esta cuenta que un joven fenicio se enamoró de una princesa llamada Nisa y que para poder conquistarla construyó una torre junto al mar, desde donde enviaba cartas de amor a su enamorada. Al final, el joven Malco consiguió lo que quería, Nisa terminó huyendo de Cartago y se reunió con Malco en Malaga, donde vivieron felices ek resto de sus vidas y sus nombres terminaría conviviendo y evolucionando a lo largo de la historia de la ciudad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Irene Pozo

Escuchar