COPE

Cómo poner bien la funda nórdica ahora que llega el frío: el método del burrito

Poner la funda del edredón suele ser un quebradero de cabeza para muchos. Te explicamos cómo conseguirlo de una manera rápida y sencilla

Cómo poner bien la funda nórdica ahora que llega el frío: el método del burrito

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 25 feb 2022

El frío ya ha llegado. Según la previsión de la AEMET (Agencia Española de Meterología), se esperan en los próximos días fuertes rachas de viento y lluvia. El otoño va acelerando y las noches cada vez se vuelven más frías. En casa, es hora de poner la calefacción, el pijama largo y el edredón. Pero para muchas personas, todos los años a estas alturas surge el mismo problema: ¿cómo se pone correctamente la funda del nórdico para que quede lisa y no haya partes sin colcha?

En COPE.es te damos varios trucos para saber cómo poner correctamente la funda y no pases frío este invierno por un mal uso de la misma. La técnica más sencilla y, tal vez, la más efectiva recibe el nombre de "método del burrito". ¿Cómo se hace? Primero tienes que poner la funda nórdica del revés (las costuras por fuera) y extenderla sobre la cama. La apertura de la funda nórdica (la parte que tiene la cremallera o botones) debe quedar a los pies de la cama. Después colocamos encima el relleno de la funda. Es muy importante que las esquinas del relleno se alineen con las de la funda de forma muy exacta. Después, hay que enrollar la funda y el relleno juntos desde el cabecero de la cama hasta los pies, como si fuera un burrito, hasta llegar al final. Es decir, hasta la apertura de la funda. Cuando ya lo tenemos completamente enrollado, coge la parte superior de la funda nórdica junto con el relleno y con la otra mano, introduce la parte inferior de la funda por debajo del rollo, hasta cubrirlo y llegar a la parte superior donde está la funda y el relleno juntos. De ahí que esta técnica sea conocida como "el burrito". Después, sólo queda desenrollarlo en el sentido contrario y estirando a la vez, desde los pies de la cama hasta el cabecero. Sujeta y cierra la apertura de la funda. Por último, sacude las esquinas y los lados del conjunto para aplanar y dejar la funda nórdica sin arrugas y perfecta.

Si no te ha quedado muy claro cómo es este método del burrito, en el siguiente vídeo podrás verlo muy fácilmente



Otro método muy usado también es el conocido como "método de las pinzas". Para ello, extiende el relleno del nórdico en la cama. Asegúrate eso sí que el lado largo de la funda coincide con el largo de la cama. Después, debes dejar la etiqueta del relleno en la cabecera para que al final termine en la parte inferior. A continuación, gira la funda nórdica dejando la parte interior que se vea (costuras fuera), mete las manos y encuentra las esquinas superiores (interiores) que son las que irán en la parte de las almohadas. Haz coincidir las puntas de la funda interiores con las puntas del relleno que están en los pies de la cama.

Después de haber agarrado ambas esquinas (del relleno y la funda), levanta las manos y haz bajar la funda por el relleno. Es importante que sujetes todo con fuerza para no perder todo el trabajo hecho. Agita la funda sobre el relleno para ir estirando hacia abajo la funda nórdica hasta que el relleno quede totalmente cubierto. Por último, extiende la funda nórdica sin arrugas sobre la cama, cierra los botones o cremallera y estira todas las arrugas que queden.

CONSEJOS PARA MANTENER LA FUNDA DEL NÓRDICO EN BUENAS CONDICIONES

Lo normal es que usemos la funda del nórdico o edredón desde finales de octubre hasta mediados o finales de abril, cuando el buen tiempo regresa y ya no es necesaria. Entonces, ¿qué hacemos con la funda cuando no la usamos? Es muy importante que la conservemos en un lugar óptimo para evitar que se desgaste. Lo mejor es lavarlo antes de guardarlo y colocarlo en un lugar seco.

¿Y cómo podemos guardarlo para que ocupe el menor espacio posible? La locutora de CADENA100.es Myriam Rodilla lo explica en un vídeo. Se trata de un modo super sencillo que hará que te quede como una almohada que posteriormente podrás envasar en las típicas bolsas de vacío sacando el aire con la aspiradora y lograr que no te ocupe nada de espacio.



¿Y CADA CUÁNTO DEBEMOS CAMBIAR LAS SÁBANAS?

Otra pregunta frecuente sobre la ropa de cama es la frecuencia con la que debemos cambiar las sábanas. ¿Una vez a la semana? ¿Cada diez días? Los especialistas recomiendan que lo hagamos como mínimo una vez por semana para evitar hongos y bacterias que se acumulan en el tejido. Por higiene y facilidad a la hora de cambiarlo, los expertos recomiendan también la utilización de un juego de sábanas en la cama además del nórdico con su funda ya que esto te ahorraría tiempo y te complicas menos a la hora de hacer la colada semanal y poner tus sábanas limpias.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Cómo perder peso en casa sin gastar un solo euro

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar