COPE

¿Sabes que hay aditivos innecesarios? Te contamos en qué alimentos se encuentran

A lo largo de nuestra vida podemos llegar a consumir hasta 400 aditivos diferentes, algunos son imprescindibles, otros no tanto y conviene evitarlos

Imagen de recurso

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:23

Los encontramos en todos sitios. Los aditivos buscan mejorar la conservación, el aspecto, la textura o el sabor de los alimentos. Hasta 400 están aprobados en la Unión Europea, la mayoría inocuos, según explica la OCU que los clasifica entre necesarios, los que conviene reducir y los innecesarios:

En el primer grupo se están los imprescindibles para evitar que los alimentos se estropeen por moho, bacterias u oxidación. Sus nombres empiezan por la letra E y el 3 seguido de otras cifras. También están los de recubrimiento, que se aplican sobre la superficie de un alimento para tapar sus poros y evitar que crezcan gérmenes. Sus nombres empiezan por la letra E y el 5 seguido de otras cifras

CONVIENE REDUCIR

Aunque no podamos prescindir de ellos, son aquellos aditivos que conviene evitar en la medida de lo posible. Los hay para dar textura a los alimentos. Sus nombres empiezan por la letra E seguida del 4 y otras cifras (E-4XX), los conservantes con nombres que empiezan por la letra E seguida del 2 y otras cifras (E-2XX) y los edulcorantes (desde el E-950 hasta el E-969)

ctv-olu-shutterstock 72680119

INNECESARIOS

Estos aditivos, advierte la OCU son casi siempre "estéticos" tan solo persiguen mejorar el sabor y el color. Si queremos evitarlos, una buena manera de hacerlo es reducir el consumo de aperitivos, refrescos, precocinados, salsas y charcutería. Su fin es maquillar los alimentos, es decir, un refresco con un tan solo un 5% de zumo sería prácticamente transparente y no luciría el atractivo fuerte color anaranjado.

En el caso de los colorantes (E-1XX) empiezan por la letra E seguida del 1 y otras cifras. Son muy habituales en gominolas y refrescos. En cuanto a los potenciadores del sabor (del E-620 al E-650), se encuentran sobre todo sabores cárnicos.

SÍNDROME RESTAURANTE CHINO

Estoa aditivos nos acostumbran a sabores artificiales relacionados con el "síndrome del restaurante chino" que se relaciona con dolores de cabeza, sofocos y malestar general.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo