CUMBRE CLIMA

Ribera: El Gobierno trabaja "contrarreloj" para asegurar el éxito de la COP25

La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha subrayado este viernes, que, desde el día que la ONU aceptó la propuesta de España para celebrar la Cumbre del Clima, el Gobierno trabaja "contrarreloj" en toda la logística que requiere un evento de estas características.,En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Medio Ambiente ha señalado que España mantiene "ya relaciones estrechas" con el gobierno y la secretaría de Cambio

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:29

La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha subrayado este viernes, que, desde el día que la ONU aceptó la propuesta de España para celebrar la Cumbre del Clima, el Gobierno trabaja "contrarreloj" en toda la logística que requiere un evento de estas características.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Medio Ambiente ha señalado que España mantiene "ya relaciones estrechas" con el gobierno y la secretaría de Cambio Climático de Chile, además de con representantes de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid.

Ribera también ha detallado el trabajo estrecho y minucioso que mantiene España con los técnicos de Naciones Unidas para establecer todos los requerimientos que han de implementarse, así como para adaptar el esquema que ya tenía previsto Chile, país que sigue ostentando la Presidencia de la COP25.

La cumbre, cuyo montaje está previsto que se inicie el 17 de noviembre, ocupará un total de 7 pabellones de IFEMA, unos 100.000 metros cuadrados, y contará con un espacio adicional de unos 13.000 metros cuadrados en sus Centros de Convenciones y salas de reuniones, para albergar a los asistentes, unos 25.000 visitantes de casi 200 países.

La ministra ha explicado que el evento contará con dos zonas: una azul, espacio administrado por Naciones Unidas y en el cual tendrán lugar las sesiones de negociación y plenarios, y otra verde, que será destinada a la participación de toda la sociedad civil.

Esta última área dispondrá a su vez de dos zonas: un pabellón de dialogo abierto con espacios dedicados y diferenciados para todos los actores de la sociedad civil -sponsors, empresas, innovación y emprendimiento, ONG y jóvenes- y un espacio Chile-España, que sirva como escaparate de las prioridades climáticas de los países ubicados a los dos lados del Atlántico.

Respecto a la seguridad nacional, Teresa Ribera ha incidido en que, a pesar de que "Madrid es una ciudad segura", el Ministerio del Interior trabaja ya en coordinación con las administraciones locales y autonómicas para garantizar la total normalidad durante las dos semanas que dure la cumbre.