Boletín

BIODIVERSIDAD ESPECIES (Previsión)

Expertos coinciden en la necesidad de cambios en modelo productivo y consumo

España y el mundo deben emprender un cambio inmediato en los modelos de producción y consumo para detener la destrucción de especies y hábitats, según recoge el estudio de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES).,En ello coinciden varios expertos consultados por EFE, si bien el profesor del Ikerbasque en el Basque Center for Climate Change (BC3), Unai Pascual, uno de los autores principales del informe "Evaluación Global d

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:08

España y el mundo deben emprender un cambio inmediato en los modelos de producción y consumo para detener la destrucción de especies y hábitats, según recoge el estudio de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (IPBES).

En ello coinciden varios expertos consultados por EFE, si bien el profesor del Ikerbasque en el Basque Center for Climate Change (BC3), Unai Pascual, uno de los autores principales del informe "Evaluación Global de la Biodiversidad y los Servicios de los Ecosistemas" del IPBES, ha explicado que en el mismo se recoge una "visión global, aunque se hace con datos por países".

El IPBES -"hermano más joven del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés)"- hace una "evaluación global", aunque con anterioridad ha realizado informes regionales y alguno temático como el de los polinizadores, ha explicado.

Pascual, economista ambiental y único español en el IPBES, ha sostenido que para revertir la situación actual es necesario la puesta en marcha de "una economía global sostenible, que requiere cambios de comportamientos, sistemas de valores, políticas (como las subvenciones a combustibles fósiles o a la agricultura extensiva)".

"Esos cambios están en nuestras manos, se pueden hacer de un día para otro, no necesitamos nuevas tecnologías sino una ambición política diferente", con ello "podríamos revertir muchas cosas", con políticas "muy bien coordinadas y de forma transversal".

"No es un problema medioambiental, es social y económico" que debe ser tratado por todas las administraciones y a través de todos los sectores", con miras a medio y largo plazo.

Es una idea que "hay que imbuir en los gobiernos, y hasta que ellos no cambien no pueden pedir que los ciudadanos cambien", según Pascual.

El coordinador de proyectos de Ecologistas en Acción, Theo Oberhuber, y el responsable del Programa de Especies de WWF, Luis Suárez, han coincidido con Pascual en que la única forma de revertir la situación es cambiando los sistemas de producción y consumo.

Según Oberhuber, la publicación del estudio de IPBES ha sucedido en un momento "muy apropiado" porque es una llamada de atención un año antes del cumplimiento del compromiso firmado por los gobiernos, en 2010, de frenar la pérdida de biodiversidad para 2020.

En ese año, tras el Convenio de Biodiversidad celebrado en Aichí (Japón), la Unión Europea elaboró la estrategia para parar la pérdida de biodiversidad y "estamos en la cuenta atrás" hasta 2020 y "los diferentes gobiernos y especialmente el de España no ha adoptado medidas para avanzar".

Oberhuber ha instado a su cumplimiento con miras al 2030 "que coincidirá con el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)" en toda la política sectorial compatible con la conservación de la biodiversidad.

Las medidas no son de un ministerio sino de todo un gobierno, igual que en la Unión Europea, no son las de un comisario, son de todo el gobierno europeo, según Oberhuber.

Se necesita un "plan de emergencia con las medidas que se deben adoptar porque los anteriores gobiernos no lo hicieron", según el experto.

Suárez ha señalado que el estudio IPBES "refrenda el informe Planeta Vivo de WWF" y sus impactos.

"Nos da la razón en que hay que cambiar completamente el modelo de producción, desarrollo y gestión económicos", porque hay "brotes verdes", pero el IPBES dice que hay "varias amenazas" y se necesitan cambios radicales.

"Hay que ir más allá del cambio de modelo energético" porque hay que afrontar la sobreexplotación de recursos, la contaminación, las especies exóticas invasoras, la destrucción de hábitat, "grandes elementos de transformación y destrucción, y no se está haciendo".

Si se mantiene el gobierno, afirma Suárez, "esperamos que se apruebe la ley de transición energética pero necesitamos una ley de transición ecológica o similar", que obligue a las políticas sectoriales a primar la conservación de la biodiversidad y cuidado de los recursos naturales.

El doctor Thomas Brooks, director científico de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y editor del informe IPBES, ha señalado que la particularidad de este estudio es que fue pedido y aprobado por todos los países, marcando un único e inequívoco mensaje de la crisis que padece la naturaleza y lo que se puede hacer para resolverla.

Los cuatros expertos coinciden en que "lo que hoy en día está en riesgo son los procesos ecosistémicos de los cuales depende nuestra vida y está relacionado con la de todos los seres vivos del planeta".

Lo más