CUMBRE CLIMA

Ecologistas al futuro Gobierno: es hora de pasar de la retórica a los hechos

Las cinco principales organizaciones ambientales han pedido al futuro Gobierno, en el día en que arranca la legislatura, "pasar de la retórica a los hechos" en la lucha contra la crisis climática, porque España "está destinada a jugar un papel ejemplarizante" en la Unión Europea (UE) y en el mundo.,En una comparecencia conjunta, los representantes del llamado G5 han instado a los políticos a aprovechar la oportunidad que brinda la celebración en España de la XXV Conferencia

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:03

Las cinco principales organizaciones ambientales han pedido al futuro Gobierno, en el día en que arranca la legislatura, "pasar de la retórica a los hechos" en la lucha contra la crisis climática, porque España "está destinada a jugar un papel ejemplarizante" en la Unión Europea (UE) y en el mundo.

En una comparecencia conjunta, los representantes del llamado G5 han instado a los políticos a aprovechar la oportunidad que brinda la celebración en España de la XXV Conferencia de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25) para "poner las luces largas" a una emergencia que "no puede ser objeto partidista ni patrimonio de derechas o de izquierdas".

Las ONG ambientales han expuesto sus principales reivindicaciones en una rueda de prensa en Ifema, donde asisten a la COP25, una conferencia que "era importantísimo que se celebrara en un momento crítico de falta de liderazgo mundial", ha subrayado Juan Carlos Del Olmo, secretario general de WWF.

Las ONG han lamentado que Chile tuviera que renunciar a organizar la cumbre, pero han destacado que España está ahora destinada a dar ejemplo "como hizo al asumir el desafío" y liderar, "tanto dentro como fuera", una mayor ambición, ha afirmado Mario Rodríguez, director de Greenpeace.

Han urgido por ello a la formación de un Gobierno y un Parlamento "que lo primero que hagan sea aprobar la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que se quedó en un cajón" y sean consecuentes con la declaración de emergencia climática aprobada por las Cortes al término de la pasada legislatura.

Paco Segura, coordinador de Ecologistas en Acción, se ha referido al transporte como el sector que más gases de efecto invernadero (GEI) genera "con mucha diferencia", por lo que ha demandado al nuevo Ejecutivo que impulse una movilidad "no motorizada".

Ha defendido la fiscalidad verde como una herramienta "con gran potencial para incentivar una economía baja en carbón" y en este sentido se ha referido a la necesidad de fomentar los vehículos cero emisiones o el ferrocarril público electrificado frente a la alta velocidad o el transporte aéreo.

Blanca Ruibal, coordinadora de Amigos de la Tierra, ha subrayado que la transición ecológica "implica un cambio sustancial de nuestra economía muy rápido que tiene que tener enfoque en la transición justa, para que estos cambios no dejen a nadie atrás".

Ha abogado por modificar el impuesto de la electricidad "para incentivar el ahorro" o gravar la ganadería industrial, "uno de los sectores que más emiten", así como luchar contra el desequilibrio territorial o el abandono rural "desincentivando el cambio de uso rural a uso urbano".

Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLife, ha recordado la necesidad de "elevar la voz por la biodiversidad, la eterna olvidada en las políticas ambientales y la única aliada posible para que la transición ocurra".

En su opinión, el nuevo Gobierno "debe tener en cuenta las soluciones basadas en la naturaleza como única posibilidad de ganar en ambición", y para ello "hay que pedir que la financiación esté a la altura de una política de Estado".

Ruiz ha reconocido que los pocos avances logrados en 25 años de cumbres climáticas "puede hacer pensar que se está fracasando", pero ha defendido los acuerdos multilaterales como "la herramienta mejor que conocemos para avanzar y ahora mismo la única que tenemos como sociedad planetaria".

Es un proceso "desesperadamente lento", ha destacado por su parte Juan Carlos Del Olmo, pero "debemos cuidar y engrasar una herramienta a cuyo engranaje hay muchos intereses en ponerles piedras".