• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

ALBACETE

La tarde de los “bien pero...”

Pinar suma su sexta puerta grande en Albacete con la fórmula una más una. Palacios brilla pero lo emborrona con la espada y Garrido no pasó de discreto.

Vídeo

 Vídeo: LA TAURINO MANCHEGA 2 / Foto: MARÍA VALLEJO

Lorenzo del Rey | Albacete

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 23:07

La lesión y posterior caída del cartel de Fortes propició que entrase en su puesto el albaceteño Andrés Palacios, quien inicialmente se había quedado fuera del abono. Así, la composición del cartel resultó con un claro tono local entre Palacios y Pinar, completando la terna José Garrido. Tres toreros, tres, con un mismo objetivo: abrirse paso en busca de una mejor fortuna profesional aunque bien es cierto que el camino andado es distinto. Palacios llegaba con todavía el buen sabor de boca dejando la Feria pasada, Pinar con cinco puertas grandes consecutivas en Albacete y Garrido en un momento irregular donde la moneda está de canto y se está dilucidando si cae de cruz o de cara. ¿Y cómo resultó la tarde? Pues faltó un punto en todo y en casi todos. Cierto que Pinar cortó dos orejas (una más una), Palacios trenzó muletazos de alta nota, Garrido mostró disposición y los toros de “La Quinta” lucieron buena presencia y algunos dieron opciones. En el debe, las orejas de Pinar tuvieron muy distinto peso, Palacios malogró todo con los aceros, Garrido no logró nada tangible y a los toros les faltó esa casta y picante que provoca un plus de emoción que siempre se agradece. La tarde de los “bien pero...”.

Inauguró la tarde “Ibarreño-81” haciendo amago de volver a chiqueros y luego barbeando tablas y rematando en burladeros del 6 y del 10. Palacios lo recibió a la verónica templado. En varas no llegó a cumplir por no empujar empleándose  y salió desentendiéndose del peto. Se dolió escandalosamente tras el primer par y algo menos en los dos restantes. Andrés brindó al respetable y el astado noble tenía calidad aunque le faltaba un punto de casta para lograr una mayor transmisión. Andrés, con un toro a contraestilo que se dice, logró algunos naturales de bella estampa y mejor trazo con otras series menos lucidas. Más que digna actuación del manchego. Primera corrida de este año, recuerden.
Mató de estocada delantera y tendida perdiendo la muleta y un golpe del puntillero. 

Salió en cuarto lugar “Catador-77” y Palacios lo cató a la verónica y sacó alguna estimable. En el caballo, testimonial y ya. Lo mismo que en banderillas. En el inicio, Andrés trató de acompasarlo a derechas, logrando un par de series al natural que, aunque  no fueron ligadas, resultaron por bajo y de enjundia. Luego, toreando vertical y en ocasiones desmayado, con un trincherazo muy elegante, por lo que los olés fluyeron del público. Otra más metiendo riñones y toreando con lentitud. Conjunto notable del albaceteño. Una pena que pinchase cinco veces, una con pinchazo hondo, otra pinchazo soltando, otro pinchazo hondo, dos más pinchando hondo y un descabello. 

El segundo de la tarde llamado “Jilguerito-54” fue recibido con animosidad en el capote de Pinar. En el peto no se empleó y se durmió en el pitón apenas empujando con un pitón y de costado, dejándose pegar en un segundo encuentro. Antes de las banderillas, hubo un quite con garra de Pinar. Sin nada reseñable en los palos excepto que arrolló tras el segundo par a un subalterno, por suerte sin consecuencias. Pinar lo toreó en redondo en el tercio del 1, con buen son y mando. Una serie más a derechas con un cambio de mano soberbio enlazado con un pase de pecho muy jaleado. Una serie al natural de las mejores que se le han visto a Pinar en esta plaza y luego una más atropellada y menos contundente. Una con la diestra con temple y mando, otra con la zurda genufkexionado en cada lance que fue correcta sin más. Se fue a por la espada y dejó estocada baja que provocó derrame, cortando una oreja con petición de la segunda. Pinar no estuvo mal, ni mucho menos, pero el toro era de lío gordo y quedó la cosa en lío con algunos kilos de más. 

El quinto “Feligreso-20” anduvo por ahí en el saludo de capote.  Empujó y metió riñones inicialmente y luego con un pitón y de costado. Escarbó antes de banderillas en parado en el burladero del cinco y acudió hasta el final en los pares, aunque con un molesto gazapeo en el capote de brega. El de Santiago de Mora empezó con lidia antigua, sobre los pies. Prosiguió a derechas llevándolo en largo aunque toreando en la pala y rectilíneo. Lo intentó de nuevo pero faltaba fijeza en el toro, corrigiéndolo dejándosela puesta y tirando del “santacoloma”. Al natural por ayudados no pudo haber solución de continuidad porque el bicorne acortaba el viaje y nunca fue sobrado de fuerza. Cambió a derechas, toque de telas, medios pases con el final del muletazo y animando con la voz. Volvió a la derecha una serie más con la muleta en la cadera en suerte de medios pases. Un desarme, se perfiló y dejó estocada completa y un descabello. Petición suficiente y otra oreja que suma una nueva puerta grande, la sexta consecutiva en Albacete. 

El tercero “Jabonero-43” no terminó de emplearse en el capote de Garrido y nada hizo en la suerte de varas, dando una vuelta sobre sí mismo al hincar el testuz en el albero. Tardeó en banderillas. Ya en la muleta de Garrido, que brindó al público, una primera serie de rodillas y luego en pie fue sin despaciosidad. Una a media altura para tantear. Otra citando a media distancia para ceñirse más al final con alguno forzando al toro. Al natural hubo enganchón inicial y pérdida de pasos, citando despegado y sin profundidad para después en la cercanía con toque de telas. Una más al hilo intentando llevarlo largo pero sin ajuste. Una más con la diestra ya con el toro muy a menos tampoco mejoró el cómputo global que fue bastante pobre. Mató de estocada atravesada perdiendo la muleta. 

Ya en el último toro de la tarde, de nombre “Almaviva-89”, hubo más ruido que nueces en el capote. Se arrancó de largo al peto y empujó metiendo riñones al inicio para luego hacer amago de salir y entrar de nuevo pero empujando con un pitón. El quite de Garrido, aunque breve, fue templado y ganando pasos hacia el centro del ruedo. Se movió el toro en banderillas aunque sin demasiada viveza. Garrido planteó faena citando de largo, lo que siempre se agradece, aunque las tres primeras series -dos a derechas y una al natural- no terminasen de remontar el vuelo. Una más a izquierdas y otra a derechas donde, en general como en el resto de su labor, sólo pudo exhibir voluntad de agradar pero todo dentro de un registro más bien mediocre. Mató de pinchazo y estocada más dos golpes de puntilla. 


FICHA DEL FESTEJO 

Albacete, domingo 16 de septiembre de 2018. 9ª de Feria. Más de dos tercios.

Toros de La Quinta, bien presentados, todos aplaudidos de salida. Primero, noble con clase pero sin transmisión; Segundo, noble, con grandes opciones en la muleta por ambos pitones. Tercero, noble venido a menos. Cuarto, noble con clase y calidad en la muleta. Quinto, noble y bajo de casta, muy a menos. Sexto, descastado que acabó desfondado. 

Andrés Palacios, saludos y saludos tras aviso.  

Rubén Pinar, oreja con petición de la segunda y oreja.  

José Garrido, saludos y ovación. 

Lo más