S.S. DE LOS REYES

Manzanares y Roca Rey tapan una descastada y floja corrida de Victoriano

Álvaro García, que tomó la alternativa, cortó una oreja y perdió otra en el sexto por fallar con el descabello.

Roca Rey y José María Manzanares en su salida a hombros en San Sebastián de los Reyes

 Roca Rey y José María Manzanares en su salida a hombros en San Sebastián de los Reyes EFE

  • item no encontrado

Director de ‘El Albero'

San Sebastián de los Reyes (Madrid)

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 23:15

“Casero” se llamó el toro de la alternativa de Álvaro García en su plaza de La Tercera. Un animal muy a modo que el nuevo torero de Sanse cuajó una faena templada. Le cogió el aire al toro en varios naturales de buen corte y lo mató de una estocada desprendida que tuvo mucha muerte. La oreja fue el premio y recompensa a lo realizado.

El segundo toro de Victoriano del Río fue más basto de hechuras y resultó flojo de remos y con el nivel de casta muy bajo. José María Manzanares firmó una actuación de limpio trazo y remediando que el toro no perdiese las manos en demasía. Ese oficio y su contundente espada le hicieron merecedor de la oreja que pidió la mayoría.

Poco pudo hacer Roca Rey con el inválido tercero. Abrevió cuando el animal se derrumbó y la gente le animó a irse tras de la espada. 

Parecía que iba a ocurrir lo mismo cuando el cuarto cayó tendido sobre el ruedo en el tercio de banderillas. Pero el temple y el poso de Manzanares obraron el milagro. A media altura al comienzo de la faena, asentando al animal. Y una vez afianzado apretándole en dos tandas más exigentes. La faena fue in crescendo hasta la estocada final cobrada en la suerte de recibir. Las dos orejas recompensaron el conjunto.

El quinto fue otro toro sin un ápice de casta y fortaleza. Aún así, el carisma y el sitio de Roca Rey hicieron que la faena fuera de menos a más. Una serie final de rodillas al natural y un epílogo por ajustadas bernadinas elevaron la temperatura en los tendidos, que no bajó pese a la media estocada y los dos descabellos con los que remató al de Victoriano. Las dos orejas fueron premio excesivo.

El sexto lució el hierro de Toros de Cortés, que tuvo mayor fortaleza de remos pero evidenció falta de clase y raza. Embistió sin entrega y siempre a media altura. Álvaro García lo muleteó con ganas y disposición en un trasteo largo y algo movido. Un pinchazo y una estocada necesitaron del uso de descabello. Varios fallos dejaron sin puerta grande al nuevo torero sansero.


FICHA DEL FESTEJO 

San Sebastián de los Reyes (Madrid), domingo 2 de septiembre de 2018. 4ª de Feria. Casi tres cuartos.

Cinco toros de Victoriano del Río y uno de Toros de Cortés (6º), de discreta presentación. Conjunto descastado y flojo. Manejables en distinto grado.

José María Manzanares, oreja y dos orejas.

Andrés Roca Rey, ovación y dos orejas.

Álvaro García, que tomaba la alternativa, oreja y silencio tras aviso.

Lo más