SANFERMINES 2018

Los toros de Cebada Gago protagonizan el encierro más rápido de los Sanfermines 2018

Ningún herido por asta en el encierro, pero con hasta 4 trasladados al hospital por policontusiones

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:43

Los toros de la ganadería gaditana de Cebada Gago han protagonizado un encierro veloz, emocionante y con momentos de peligro por las caídas tanto de los astados como de los corredores, sin heridos por asta en un principio. Aunque con hasta 4 trasladados al centro hospitalario de la ciudad de Pamplona. Entre ellos, hay un varón de 30 años, de nacionalidad estadounidense, que llegó a quedar inconsciente por el golpe sufrido en el encierro y que se encuentra en el centro médico para ser sometido a diferentes pruebas. Según la dirección del hospital, el hombre deberá permanecer durante las próximas horas en el centro hospitalario por el fuerte impacto que ha sufrido, aunque no presenta, en principio, ninguna herida provocada por el asta del toro. Asimismo, hay una moza que también ha sido trasladada al hospital por una deformidad en el brazo y una contusión maxilofacial. 

Con el suelo seco, por primera vez en estos Sanfermines, la carrera correspondiente al tercer día de encierros ha resultado la más rápida hasta el momento, con una duración de 2 minutos y 33 segundos invertidos en completar todo el recorrido, y además, la menos concurrida, lo que ha posibilitado bonitas carreras junto a los toros de la Ganadería de Cebada Gago. Durante la carrera se han vivido momentos de emoción y tensión tanto por las impactantes imágenes de los mozos junto a los toros como por las caídas que han sufrido diferentes corredores.

Puntuales tras el cohete y encabezados por los cabestros, la torada ha abandonado los corrales de Santo Domingo y de esta manera ha emprendido la carrera hasta contactar con los primeros corredores.En este tramo los tres mansos que iban en cabeza han imprimido velocidad al grupo que, sin detenerse, ha ido mirando a los mozos que, hoy en menor número, se encontraban en la cuesta. La manada ha concluido el recorrido de forma estirada, aunque con los primeros cuatro toros agrupados, mientras que los dos últimos han corrido separados, dando así lugar a momentos de gran emoción en estos encierros de San Fermín 2018.

Uno de los momentos de más tensión se ha vivido en el tramo de Telefónica, poco antes de llegar al callejón, donde dos bravos han topado entre ellos, lo que les ha despistado momentáneamente, pero la oportuna intervención de los mozos les ha puesto de nuevo en su camino. Detrás, sus hermanos han seguido su estela y todos ellos, de forma paulatina y bien guiados por corredores y después por los doblares, han accedido a los corrales.

Etiquetas

Lo más