COPE

ANIVERSARIO

José María Manzanares: 50 años de la alternativa de un "torero de toreros"

Hoy jueves se cumplen 50 años de la ceremonia de alternativa del recordado José María Dolls Abellán, 'José María Manzanares' en los carteles.

José María Manzanares en su salida a hombros en la Maestranza de Sevilla en la tarde de su retirada

José María Manzanares en su salida a hombros en la Maestranza de Sevilla en la tarde de su retiradaARCHIVO

Agencia EFERedacción Toros

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 10:47

El mundo del toro y la afición de Alicante celebrarán a partir de hoy jueves 24 de junio, fecha exacta de la efeméride taurina de esta temporada, los cincuenta años de alternativa de José María Manzanares padre, todo un clásico que acabaría alcanzando el máximo nivel de honor y respeto de ser considerado "torero de toreros".

Nacido en el alicantino barrio de pescadores de Santa Cruz el 14 de abril de 1953, José María Dols Abellán, que era su verdadero nombre, tomó la alternativa con solo 18 años en el día grande de las fiestas de su ciudad, el día de San Juan, y rodeado de una gran expectación a tenor de las grandes cualidades que ya había demostrado como novillero, con salida a hombros de Madrid incluida.

De hecho, el cartel de la corrida de su doctorado en tauromaquia tuvo la máxima categoría, pues como padrino de la ceremonia ejerció nada menos que Luis Miguel Dominguín, que había decidido reaparecer esa misma temporada de 1971, y como testigo a Santiago Martín "El Viti", que llevaba más de una década en la cima.

Y Manzanares no defraudó tantas expectativas, pues se encargó de cortarle el rabo al primer cuatreño de su carrera, "Rayito" de nombre y, como los otros seis, de la ganadería salmantina de Atanasio Fernández, con el que abrió la que sería una dilatada carrera como matador de toros.

Con la tauromaquia de Antonio Ordóñez como clara referencia de su estilo, el diestro alicantino se caracterizó desde sus inicios como un torero de clase y calidad, con un temple y una honda expresividad artística que sustentaba sobre una técnica privilegiada, especialmente con la muleta.

Su definitivo lanzamiento a la primera fila del toreo llegaría en 1976, cuando sumó 73 actuaciones, justo un año antes de protagonizar la primera de las tres salidas a hombros de Las Ventas que logró en su etapa de matador, junto con las de 1978 y 1993, estas dos últimas, curiosamente, lidiando astados de la divisa de Manolo González.

Tras un largo lustro de grandes éxitos, la carrera de Manzanares entraría en una sucesión de altibajos durante la década de los 80, hasta llegar incluso a anunciar en 1989 una retirada que finalmente no se produjo, sino que se dilató hasta el 2 de mayo de 2006, cuando, por sorpresa, decidió cortarse la coleta en Sevilla durante la corrida mixta de la presentación de Cayetano en la Maestranza.

Aquella última tarde, aunque no hubo éxito, se lanzaron al ruedo sevillano todos los toreros presentes en los tendidos para, contra toda costumbre, izar a hombros al maestro y sacarle así por la Puerta del Príncipe, honor que, aunque varias veces rozó ante una afición sevillana que le tuvo entre sus predilectos, nunca había conseguido en sus 35 años de matador.

Y precisamente esa última imagen vestido de luces, elevado sobre la admiración de sus compañeros, es la que mejor puede resumir lo que Manzanares aportó y significó en el toreo del último cuarto del siglo XX: ser el espejo en el que se miraron la mayoría de los toreros que vinieron detrás y que no tuvieron reparos en declararse sus primeros seguidores.

No en vano, en una época del toreo tan dura y competida como fue la de la Transición política española, José María Manzanares -o "el Manzana", como se le conocía cariñosamente en los ambientes taurinos- fue capaz de hacer valer su absoluta determinación por interpretar el toreo más clásico y auténtico frente a la ambición por la regularidad y las hinchadas estadísticas.

Hoy jueves comienza en Alicante una feria de Hogueras dedicada por completo a él dentro y fuera de la plaza, y con su hijo del mismo nombre como base de unos carteles que se ilustran con su figura: la de un clásico que sostuvo la pureza del toreo frente a las tendencias más comerciales, y añadiéndole ese toque de esencia del Mediterráneo de la que fue dueño hasta su repentina muerte el 28 de octubre de 2014.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar