PORTUGAL

El IVA de los toros desata una tormenta política en Portugal

Una polémica que ha derivado en una auténtica tormenta política sobre los toros en Portugal que ha salpicado al Gobierno del socialista António Costa.

La plaza de toros de Campo Pequeno en Lisboa

 La plaza de toros de Campo Pequeno en Lisboa Frederico Henriques

Carlos García Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 21:11

En plena discusión sobre los presupuestos del Estado, los últimos de la actual legislatura de Costa, el IVA que se aplica a las actividades culturales se ha transformado en un enfrentamiento dialéctico entre partidarios y detractores de los toros.

La polémica responde a que los espectáculos taurinos y sus profesionales -toreros, banderilleros, rejoneadores o forcados, entre otros- tendrán que pagar el 13 % de impuesto, mientras que en otras actividades culturales, como la música, la danza, el teatro o el circo se reducirá al 6 %. Un planteamiento que nació de la propuesta del Partido Animalista (PAN), aliado del Gobierno.

En su defensa de la medida, la ministra de Cultura, Graça Fonseca, que asumió el cargo hace tres semanas, ha argumentado que "la tauromaquia no es una cuestión de gusto, es una cuestión de civilización". Un comentario que encendió a los defensores del toreo y alimentó la polémica.

Para el secretario general de la Asociación Pro-Toiros, Helder Milheiro, la propuesta "es inadmisible". Desde 2012, durante la crisis y la intervención de la "Troika", el IVA cultural se fijó en Portugal en el 13 %, tanto para los toros como para el resto de actividades.

"Si bajan el resto de disciplinas culturales y el IVA de los toros permanece en el 13 %, será una medida ilegal y también "inconstitucional", denunció Milheiro en declaraciones a Efe.

El secretario general de Pro-Toiros recordó que la tauromaquia es patrimonio cultural de Portugal y que la Constitución, en su artículo 13, reza que se promoverá el acceso a la cultura y que se salvaguardará el patrimonio portugués.

La medida es "discriminatoria", según Milheiro, convencido de que no prosperará y que el IVA cultural, incluido el de los toros, se reducirá al 6% como estaba antes de 2012.

El Partido Socialista (PS), que gobierna Portugal con el apoyo del Bloque de Izquierdas (BE), "lo está estudiando internamente", agregó, porque la medida será rechazada por los conservadores del Partido Social Demócrata (PSD), el centro-derecha del CDS-PP y el Partido Comunista Portugués (PCP).

En la discusión ha intervenido un histórico del Partido Socialista, Manuel Alegre, con una "Carta Abierta" dirigida al primer ministro portugués en defensa de los toros.

El intercambio más fuerte se ha desarrollado en la Comisión de Cultura que debate el presupuesto cultural para 2019 y donde la diputada del CDS Teresa Caeiro denunció que "no podemos crear una dictadura del gusto a través de la fiscalidad".

En el mismo foro, Graça Fonseca defendió la tesis de que "las civilizaciones han evolucionado", en referencia a la tauromaquia, y recordó que años atrás el PSD, que gobernaba con el apoyo de los centristas, quiso subir el IVA cultural, incluido el de los toros, al 23 %.

El presidente de la Asociación Portuguesa de Empresarios Taurinos (APET), Paulo Pessoa de Carvalho, aseguró a Efe que, más allá del impacto fiscal de la medida, "no podemos consentir diferencias dentro del área cultural, ya que la tauromaquia es cultura".

Carvalho recordó que en la temporada de 2018 se celebraron en Portugal casi 200 espectáculos taurinos y se mostró convencido de que la fiesta de los toros es "una transmisión de valores humanos y de vida".

Etiquetas

Lo más