COPE

TOROS CUÉLLAR

Ingrato "torismo" de Partido de Resina en Cuéllar (Segovia)

Los tres toreros que hicieron el paseíllo hoy en Cuéllar (Segovia) pagaron la ingratitud del "torismo", esta vez con una corrida de Partido de Resina muy desagradable por difícil, áspera e imposible, con la que se fueron de vacío y con alguna que otra injusta reprobación del respetable. ,"Zarcillo" se llamó el primero, un toro imponente, serio, astifino, con el semblante de los cinco años y medio que tenía. Fue de largo las tres veces que lo pusieron en el cabal

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21:30

Los tres toreros que hicieron el paseíllo hoy en Cuéllar (Segovia) pagaron la ingratitud del "torismo", esta vez con una corrida de Partido de Resina muy desagradable por difícil, áspera e imposible, con la que se fueron de vacío y con alguna que otra injusta reprobación del respetable.

"Zarcillo" se llamó el primero, un toro imponente, serio, astifino, con el semblante de los cinco años y medio que tenía. Fue de largo las tres veces que lo pusieron en el caballo y, aunque tendió siempre a frenarse y a echar la cara arriba, tuvo cierta nobleza para que Javier Castaño lo toreara con temple de en uno en uno en una labor de oficio pero de escaso eco en los tendidos.

El cuarto ya no fue igual. Un toro afligido de atrás, gazapón, incómodo, al acecho en todo momento y que, para más inri, fue a peor ante la desconfianza de Castaño, que se vio desbordado en todo momento y no supo como meterle mano, propiciando el enfado del personal, que acabó poniéndose de parte del toro, que, por otro lado, se hizo amo y señor de la situación.

El primero de Morenito era una "pintura" por la lámina tan bonita que lucía, muy en el tipo de esta casa ganadera, aunque, a decir verdad, estaba un punto atacado de kilos, lo que no fue óbice para que colocara bien la cara en los arrebatados lances de recibo del torero burgalés y que, incluso, se arrancara con alegría en los dos encuentros que mantuvo en el caballo.

Luego tuvo nobleza en la muleta, aunque también con ese defecto de no rematar los viajes y echar la cara arriba. Morenito aprovechó la inercia de la primera arrancada para robarle pases por el derecho y le enganchó con los vuelos al natural en una faena larga pero en la que se le vio disfrutar. Una pena la espada.

El quinto se inutilizó durante la lidia y fue sustituido por un sobrero del mismo hierro, feo, alto, zancudo, con muchísimo cuello, "agalgado" que se dice, manso también en los primeros tercios y que se puso imposible en la muleta, negándose a pasar cuanto no pegaba alguna oleada de espanto. Morenito se fue directo a por la espada, donde, por si fuera poco, pasó un calvario para darle muerte.

Gómez del Pilar se enfrentó a un auténtico borrico, el tercero, un toro que no quiso nunca pelea, midiendo más que un sastre, sin clase alguna y tirando alguna que otra tarascada. Había que estar muy pendiente y así estuvo el torero, por encima de las circunstancias en todo momento para, al menos, justificarse.

El sexto no fue tan "barrabás" pero tampoco sirvió. Y ya con la tarde muy cuesta arriba, Gómez del Pilar pasó prácticamente de puntillas a pesar de intentarlo de todas las formas posibles.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis toros de Partido de Resina, el quinto como sobrero, serios aunque con desigualdades de hechuras y de poco juego en conjunto. Los dos primeros tuvieron algo más de nobleza pero sin acabar de romper ninguno. Al acecho y muy deslucido, el tercero; complicado también el cuarto; imposible el quinto; y deslucido el sexto.

Javier Castaño, de caldera y oro: estocada contraria y descabello (ovación); pinchazo y estocada caída (silencio).

Morenito de Aranda, de pizarra y plata: dos pinchazos y estocada baja (ovación); y dos pinchazos, "sartenazo" en los costillares, tres pinchazos y casi entera caída y descabello (leves pitos).

Gómez del Pilar, de verde y oro: estocada baja y descabello (silencio); metisaca y media muy baja (silencio).

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

En cuadrillas, Joao Diogo Ferreira saludó tras banderillear al primero.

La plaza registró más de la mitad del aforo permitido. EFE

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo