1ª FERIA DE SAN JULIÁN

El Gallo corta una oreja en su alternativa en Cuenca

El diestro Aitor Darío "El Gallo" cortó hoy la única oreja de primer festejo de feria en Cuenca, una tarde en la que tomó la alternativa y en la que los otros dos actuantes, Joselito Adame y Pepe Moral.

El Gallo con la oreja conquistada en su alternativa en la Feria de Cuenca

 El Gallo con la oreja conquistada en su alternativa en la Feria de Cuenca JULIO PALENCIA MAXITORO

  • item no encontrado

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:41

Después de muchísimos años, 45 exactamente, Cuenca vuelve a contar en el escalafón con un nuevo matador de toros: Aitor Darío "El Gallo", que sucede a Luis Algara "El Estudiante" como el último torero de alternativa nacido en esta capital manchega.

El joven espada, de 24 años, se doctoró hoy en su tierra, en el festejo inaugural de una nueva edición de la "Champions del Toreo", que es como se conoce ahora a la feria de San Julián.

"Asustado" fue el nombre del toro de la alternativa del Gallo, un astado bravo y bueno de la divisa de Medina Sidonia, que, a decir verdad, fue el que marcó el verdadero ritmo de la faena de un torero que mostró desparpajo al manejar el percal, sobre todo en las verónicas de recibo.

La faena de muleta transcurrió entre notables altibajos, acoplándose por momentos ante un "cebada" de alta nota. Se notó la falta rodaje, pero, así y todo, hubo cosas buenas, algún muletazo estimable y, sobre todo, una buena estocada final, lo que le granjeó el cariñoso trofeo que paseó ante sus paisanos.

Y no pudo redondear con el sexto, al que masacraron en varas. Así y todo tuvo nobleza en el último tercio y el Gallo, que ya había soltado los nervios, dibujó muletazos acompasados y templados por el izquierdo, pero falló con los aceros y se cerró la Puerta Grande.

Joselito Adame rayó a muy buen nivel frente a su primero, un toro con fondo y transmisión con el que el joven hidrocálido anduvo muy rotundo casi de principio a fin. Y ese casi se debe a que cuando tenía las dos orejas en la mano se lió a pinchar con la espada, necesitando también después de varios golpes de descabello.

Pero la faena fue una "borrachera" de toreo fundamental por el derecho. Todo muy ligado y muy compacto en una labor que tuvo ritmo y no bajó nunca de intensidad. Lástima los aceros. Al final fue silenciado.

El cuarto fue un toro más complicado, especialmente por su falta de clase. Y Adame, que anduvo entonado con el capote, optó por abreviar en el último tercio, sin darse nada de coba.

Pepe Moral también dejó su impronta frente al tercero de corrida, un toro que, pese a estar más limitado que sus hermanos, también se dejó, y al que el torero de Los Palacios toreó con mucho gusto a la verónica y con notable poder en el último tercio, pegando muletazos de muy buen porte sobre ambas manos. De no haber fallado con los aceros a buen seguro que hubiera "tocado pelo".

El quinto fue un toro más mansurrón y deslucido con el que Moral solamente dejó para el recuerdo un bonito quite por chicuelinas. La faena de muleta no llegó nunca a tomar vuelo.


FICHA DEL FESTEJO 

Cuenca, sábado 18 de agosto de 2018. 1ª de Feria. Tres cuartos de plaza.

Toros de Cebada Gago, de parejas y buenas hechuras y de buen juego en líneas generales. Bravo y exigente, el primero; noble y bueno, el segundo; también se dejó el apagadito tercero; al cuarto le faltó clase y entrega; mansurrón, el quinto; y noblote el sexto, al que masacraron en varas.

Joselito Adame, silencio tras aviso y silencio.

Pepe Moral, silencio y silencio tras aviso.

Aitor Darío "El Gallo", oreja y palmas de despedida.

Etiquetas

Lo más