COPE

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya

Maite Zaldívar es un conocido personaje televisivo del mundo Mediaset por ser la mujer de Julián Muñoz, concursar en 'Supervivientes' y estar implicada en el Caso Malaya

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya

Tiempo de lectura: 10'Actualizado 10:38

Maite Zaldívar es un conocido personaje televisivo del mundo Mediaset. Zaldívar saltó a la fama gracias a su relación con Julián Muñoz. En aquel momento, el ex alcalde de Marbella no era conocido, pero fue su romance con Isabel Pantoja a espaldas de su mujer lo que provocó que ambos saltarán a los platós de televisión. Desde entonces, se ha convertido en un personaje de la cadena e, incluso, ha participado en algunos de sus programas estrella.

Zaldívar y Muñoz se casaron en 1974 y formaron juntos una familia al tener a Eloisa y Elia. En los 90, si vida comenzó a acaparar la atención pública, dado que su marido entró en política como alcalde de Marbella con el partido GIL y ella siempre se posicionó con su gran apoyo. A pesar de ello, su matrimonio se rompió cuando, en 2003, se descubrió que el entonces político estaba siendo desleal a su mujer al mantener una relación secreta con la exitosa Isabel Pantoja. Esta noticia acaparó todos los medios de comunicación y fue un gran escándalo público, por lo que, desde entonces, la vida de Zaldívar cambió para siempre.

Como consecuencia, la mujer de Muñoz comenzó a visitar todos los platós de Telecinco para hablar de cómo había sido traicionado por su pareja y de su separación. Desde entonces, se convirtió en un conocido personaje mediático, comenzó a participar en diferentes espacios de prensa rosa y declaró a Isabel Pantoja como su único enemigo de cara a los espectadores.

Su presencia en la pequeña pantalla volvió a dispararse en 2006 al destaparse el caso Malaya, dado que imputaron a Isabel Pantoja, Julián Muñoz y a Mayte Zaldívar. Todos estos nombres aparecían reflejados en este caso de corrupción de blanqueo de capitales. Por este motivo, los tres fueron condenados a la cárcel. Zaldívar fue condenada a pagar una multa de más de dos millones de euros y a dos años y seis meses de prisión, pero logró el tercer grado en poco tiempo.

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya



Tras cumplir su condena, regresó con más fuerza que nunca a los platós de Mediaset España. Su vida volvió a tener importancia para los colaboradores de la cadena y se convirtió en una invitada ocasional de los diferentes espacios como ‘Salsa Rosa’ o ‘A tu lado’. Incluso se convirtió en concursante de ‘Supervivientes’, donde participó en la edición por parejas junto a Fernando Marcos, con quien mantiene una relación sentimental desde 2004.

Quien fue la mujer de Julián Muñoz lleva una temporada alejada de los focos, sin embargo, su vida volverá a acaparar los espacios de Telecinco gracias a la docuserie protagonizada por su ex marido. El ex alcalde de Marbella romperá su silencio en 'No es la hora de la venganza, es la hora de la verdad', un documental que se emitirá en Telecinco y el que aclarará algunos de los episodios más polémicos de su vida como su relación con Isabel Pantoja y el Caso Malaya. Es por esto por lo que, probablemente, Zaldívar vuelva a estar en el centro de las miradas.

Su vida después de la cárcel

El 27 de octubre de 2014 ingresó en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga). Su pareja de volcó completamente en sacarla de la cárcel y, en 2016, inició una recogida de firmas a través de change.org para que Instituciones Penitenciarias le concediera el tercer grado, dado que aseguraba que se había rehabilitado.

Tras años de esfuerzo, en 2016, le fue concedido el tercer grado y logró abandonar la prisión. No obstante, debía cumplir la condición de volver cada noche para dormir en su celda. A pesar de ello, se hizo con un permiso especial para los fines de semanas. Finalmente le es concedido el tercer grado y el 11 de agosto de 2016 abandona la prisión de Alhaurín de la Torre, aunque tendrá que volver a dormir todas las noches, consiguiendo un permiso especial los fines de semana.

Una vez logró su completa libertad y comenzó a trabajar en nuevos proyectos para ganarse la vida. Junto a Fernando Marcos, Zaldívar inauguró el restaurante ‘El Puesto 85’, un gastrobar que regentan en el mercado de abastos de Marbella. Poco después, se adentró en la aventura de Honduras junto a su pareja, pero fueron expulsados en la primera y segunda semana del concurso. Una vez fuera de ‘Supervivientes’, la expareja de Julián Muñoz volvió a desaparecer del ojo público.

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya



Telecinco como prueba del caso Malaya

Zaldívar se mantuvo en el mundo Mediaset gracias a sus llamativas revelaciones sobre Julián Muñoz e Isabel Pantoja. No obstante, una de las entrevistas que realizó en Telecinco se convirtió en la prueba que le llevaría a la cárcel. “… En mi casa entraban bolsas y bolsas de basura repletas de dinero cuando mi exmarido ejercía como alcalde de Marbella”, contaba.

La justicia recuperó estas declaraciones para poder detener a la entonces mujer del alcalde de Marbella y para, además de condenarla a dos años y seis meses de cárcel, multarla con más de dos millones de euros por blanqueo de capitales. Sus palabras se recordaron como una de las pruebas de cargo de ‘la operación Malaya’.

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya



Las facturas que le llevaron a la cárcel

Según declaraba ABC, tras recuperar la sentencia del Tribunal Supremo en la que se detallan los beneficios pecuniarios que recibió Maite durante su relación con Julián Muñoz, Zaldívar fue una pieza clave en las operaciones económicas del ex político. Esto se debe a que sus ingresos no parecían ser suficientes para el alto nivel de vida que parecía llevar el entonces matrimonio. Esto comenzó a hacerse evidente cuando, en 1997, la pareja decidió gastarse más de 30.000 euros en reformar su domicilio.

Por si esto fuera poco, las facturas también reflejan pagos a Vodafone por valor de 3.000 euros, a la Universidad Europea de Madrid de 5.000 euros para pagar la carrera de su hija Elia y al concesionario Castellana Wagen por 18.000 euros. Asimismo, llegaron a pagar 52.500 euros en la joyería Gómez Molina, 20.700 euros al Forum Filatélico y diversos pagos relativos a hipotecas de forma continuada.

Por otro lado, la pareja utilizó al hermano de ella para adquirir bienes de consumo e introducirlos en el mercado legal con el único fin de enmascarar el origen delictivo del dinero con el que se compraron.

En concreto, compraron un coche LandRover por valor de 25.000 euros y un barco de recreo de 40.000 euros. Además de un Audi A3 por 12.300 euros, un Porche Cayenne de 75.000 euros y 6.085 euros destinados a la Fontanería Ávila.

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya



Cómo vivió en la cárcel

El caso Malaya puso entre rejas al que fue su marido, a la Pantoja y a su hermano Jesús Zaldívar. Fue condenada a dos años y medio, pero le concedieron el tercer grado. "Intenté llevarlo con la mayor normalidad posible", contaba en una entrevista para el ‘Deluxe’, recordando su estancia en el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga). "Hablaba con todo el mundo, hacía los cursos, iba a los médicos y a los psicólogos...", relataba.

A pesar de ello, aseguró que lo más doloroso de su etapa en la cárcel fue el ver sufrir a sus hijas, dado que tanto su madre como su padre las dejaron solas durante unos años y envueltas en un complicado caso de corrupción que no dejaba de salir en televisión. "Intentaba siempre transmitirles algo de alegría", contaba Zaldívar, haciendo referencia a que, aunque fue uno de los peores momentos de su vida, intentaba hacérselo lo más ameno posible a sus hijas. Aunque lo intentaba cada día, el día que sus hijas fueron a verla se derrumbó: "Me intenté poner muy guapa y tener fortaleza. Cuando bajé las escaleras tuvieron que ayudarme porque me derrumbé".

Asimismo, reconoció que hizo amigas en la cárcel y que sigue manteniendo relación con algunas de las compañeras reclusas con las que coincidió, dado que compartían mucho tiempo. Dentro de la cárcel solían jugar al "parchís, hacer punto de cruz, crucigramas o leer revistas" para distraerse. "Iba mentalizada, aparte tuve la suerte de tener dentro de la cárcel a muy buena gente a mi alrededor. Yo recuerdo que había un par de personas que no les caía muy bien y a la semana o 10 días estaban conmigo jugando al parchís", reconocía.

"Cuando sales de allí no se te olvida ni el olor ni el sonido de los cerrojos, es terrible", aseguraba. También contó unos de los momentos que más miedo pasó dentro de la cárcel. Una noche uno de los prisioneros quemó su colchón, una situación que la aterrorizó al no poder salir hasta que les abriesen la puerta: "He pasado por todo. Una de las personas que estaba allí una noche prendió fuego a un colchón". Como consecuencia, confesó que, actualmente, ya no tiene pesadillas de su etapa en prisión. A pesar de ello, hay una secuela de esta experiencia que sigue con ella: "Ya no puedo cerrar la puerta al dormir… He estado mucho tiempo durmiendo con la luz encendida y la puerta cerrada me cuesta trabajo”.

Por otro lado, contó que solo coincidió una vez con Julián Muñoz en la cárcel. A pesar de que él quería, no pudieron hablar porque los hombres y las mujeres están separados en prisión. "Me contaron que él lo pasó muy mal y que lloró mucho al verme", revelaba.

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya



Isabel Pantoja, su "enemiga número uno"

Zaldívar decidió centrarse en su restaurante. No obstante, en 2019, volvió a aparecer en programas de Telecinco, con motivo de la participación de la madre de Kiko Rivera en ‘Supervivientes’. En ‘Viva la vida’ fue preguntada por el concurso de la tonadillera en plena calle. Atendía a los reporteros, pero no visitaba principalmente a ningún plató. Ese mismo año, dio una entrevista en exclusiva para ‘Lecturas’ en la que hablaba de su experiencia en la cárcel y de Pantoja.

Sin embargo, no fue hasta 2021 que decidió volver a exponerse en un programa de Telecinco. El espacio elegido fue el ‘Deluxe’, donde respondió a todas las preguntas sobre sus años en prisión, Julián Muñoz y su “enemiga número uno”, además de analizar todos los conflictos internos que se están produciendo en la familia Rivera- Pantoja.

"Ella pasó por llevarse a mi marido, pasó por llevarse mi vida y yo pasé por la cárcel, pero ella también. Julián Muñoz no le enseñó a esta señora nada que no supiera hacer", declaraba la entrevistada. "Si no eres buena madre y no eres buena abuela, no eres buena persona… Es manipuladora hasta el más allá", agregaba, dando su opinión sobre el motivo por el que Pantoja perdió la relación con Rivera.

"Hay veces que uno se queda solo porque uno lo elige, pero hay veces que está solo porque te mereces estar solo, porque has utilizado a todo el mundo", aseguraba. "Lo peor que me ha pasado en esta vida ha sido que en ella asomase Isabel Pantoja", apuntaba para dejar claro que la cantante le había destrozado la vida.

"Isabel no me ha traído buena suerte y ha intentado ponerme la zancadilla muchas veces", aseguraba. "No puedo decir que ella me robó a mi marido, pero sí que me robó mi familia", añadía. Asimismo, también confesó que ahora mantiene una relación “cordial y educada” con Muñoz por sus hijas. "Es el padre de mis hijas, pero tampoco hay más", contaba tras señalar que cenan “juntos en Nochebuena" y que "él le ha pedido perdón" en numerosas ocasiones.

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya



Su complicado momento económico

Zaldívar emprendió un nuevo negocio junto a su pareja. Ambos decidieron abrir su propio restaurante bajo el nombre de ‘Puesto 85’. Fernando y ella se mostraban muy felices con su proyecto, pero la pandemia del coronavirus afectó de lleno a su situación económica al paralizarse la hostelería como consecuencia.

Se pusieron el delantal en 2017 y dos años después la crisis sanitaria pudo con ellos. Las restricciones del Gobierno les obligaron a cerrar el establecimiento, quedándose así sin su principal fuente de ingresos. “Pienso ¿Qué va a ser de nosotros después de todo esto?”, se lamentaba la exmujer de Julián Muñoz en una entrevista para ‘Semana’. “No es un cierre programado, por lo que previamente había hecho acopio de comida, pagado a proveedores. Nos pilló sin habernos preparado y es un palo”, contaba entonces.

“Tenía una persona que venía de vez en cuando y estaba yo con mi pareja también. Hemos tenido que hacer un ERTE porque así me lo aconsejó mi gestor. Al final es un negocio muy pequeño y piensa que somos autónomos”, agregaba tras reconocer que “no se puede mantener dada la situación actual”.

La pareja se enfrentó a este revés económico gracias a que dedican su tiempo a otros negocios. “Tengo una agencia de marketing online y una escuela de formación online con la que complemento mis ingresos… Gracias a Dios así tengo otros beneficios porque soy emprendedor digital”, contaba Fernando Marcos.





Las dudas sobre su contrato en ‘El Puesto 85’

Durante su etapa en la cárcel, la exmujer de Julián Muñoz reconoció que no tenía dinero, motivo por el que tuvo que estar más tiempo en la cárcel al no poder pagar la multa impuesta por la justicia al estar implicada en el caso Malaya. No obstante, Fernando Marcos compró en posesión un puesto en la Plaza de Abastos de Marbella. Es una concesión del Ayuntamiento de Marbella, que supone uno de alto coste. El dinero lo puso su pareja, quien no dudó en contratar a Zaldívar.

Para poder obtener el tercer grado y salir de la cárcel, la presa tenia que presentar un contrato de trabajo, por lo que puso sobre la mesa su contrato como cocinera en El Puesto 85. Según diferentes fuentes, el contrato es legal, pero todos se preguntan de dónde sacó el dinero Fernando Marcos para comprar el gastrobar. Asimismo, según apunta ‘esdiario’, fuentes cercanas a Zaldívar, reconocen que lo único que ella hace en cocina es “calentar en el microondas”. Ante esto, ella nunca ha querido responder a cómo consiguieron el dinero para emprender en su propio negocio.





Los secretos que reveló su compañera de celda

Hace unos años, Julián Muñoz tuvo que volver a prisión tras divulgarse el video de una fiesta en la que se le ve bailando sevillanas con una mujer que resultó ser compañera de cárcel de Zaldívar. Según contó ‘Jaleos’ por aquel entonces, la mujer tiene cinco hijos, también fue empleada del Ayuntamiento de Marbella y, actualmente, comenzó a trabajar en el ‘Bar Trafalgar’ para rehacer su vida tras salir de prisión. Según contó ella misma, conoció a la ex pareja de Isabel Pantoja cuando tan solo tenían 25 años y trabajaban en el Ayuntamiento de Marbella, también con Zaldívar.

Desde que se publicó el mencionado medio, la que fue compañera de Zaldívar en prisión, Rocío Jiménez, tuvo que despedirse de su vida anónima, lo que aprovechó para sacarse un dinero al conceder entrevistas a los medios del corazón para contar cómo fue realmente la experiencia de la ex mujer de Julián Muñoz en la cárcel.

“Me han ofrecido para ir a televisión y yo nunca he querido entrar en esto. Ni ahora, ni cuando Maite Zaldívar salió de prisión. Fui compañera de celda y jamás abrí la boca para decir nada de nadie. Maite dice que le he hecho una encerrona a su exmarido y no es cierto, para nada. Yo he estado enferma con ansiedad. He tenido hasta que medicarme. Y jamás hablé, pero ahora que está hablando ella de mí en ‘Supervivientes’ quiero contarlo todo”, comenzaba diciendo Rocío Jiménez en una entrevista para ‘Semana’.

“Maite dice que no la dejaban ir sola por la cárcel, pero lo cierto es que campaba por allí como quería. Ella iba sola al cine, nosotras teníamos que ir acompañadas con funcionarios. Hacía lo que le daba la gana y siempre tenía regalos para las funcionarias”, contaba quien compartió celda con Zaldívar, dejando caer que no lo pasó tan mal como ha manifestado en sus entrevistas para Telecinco.

“En el médico, por ejemplo, siempre había que esperar para entrar, pero a ella le saltaban la cola. Yo tenía la tensión alta y coincidimos en la enfermería, pero siempre entraba antes que yo”, agregaba, visiblemente molesta por el trato de preferencia que tenían con ella. “Se hizo amiga de tres gitanas que les pagaba para que la protegieran. Eran como sus guardaespaldas, porque ella era más que nadie y siempre iba de chulita y tenía muchas enemigas”, confesaba.

“Más de una se quedaba escuchando en el patio sus conversaciones con Julián en el patio. Él tenía la ventana sobre el patio y se tiraban horas y horas hablando los dos. Es la época que Isabel Pantoja se mosqueó con Julián por el trato de favor que le daba a Maite”, contaba, haciendo referencia a que mantuvo su contacto con Julián Muñoz mientras ambos estaban encerrados.

Maite Zaldívar tras la cárcel: las secuelas que sufre por prisión y el papel de Telecinco en el Caso Malaya



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar
Directo La azotea de media noche

La azotea de media noche

Con María Ruiz y Antonio Hueso

Ver TRECE