Los desconocidos motivos por los que Carmen Machi abandonó 'Aída' que asombran a los fans de la serie

La fama le llegó de forma repentina, y once años después, Machi se ha sincerado en una entrevista concedida para El Mundo

Los desconocidos motivos por los que Carmen Machi abandonó Aída, que asombran a los fans de la serie

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12 jul 2019

Carmen Machi se dio a conocer en la televisión española gracias a su papel de Aída en la serie Siete vidas, y aunque antes ya había estado trabajando en interpretación, la fama llegó a ser un problema en su vida. Su personaje tuvo tanto éxito que, en 2004, Telecinco decidió hacer un spin-off llamado Aída. En ella se contaba la vida de la asistenta y su familia que vivían en el barrio de Esperanza Sur, algo que tuvo mucho tirón y que dio para un total de diez temporadas y 237 capítulos. Pero, a pesar de que Machi hacía el papel protagonista, no estuvo hasta el final del rodaje, sino hasta la quinta temporada.

La fama le llegó de forma repentina, y once años después, Machi se ha sincerado en una entrevista concedida para El Mundo, donde expresa de los motivos que le llevaron a abandonar esta serie de éxito televisivo.

El problema fue que la popularidad acabó siendo tan excesiva que, ni con todo ese bagaje, logré llevarlo bien (…) Gestioné muy mal la fama, pero es que es muy difícil convivir con que todo el mundo conozca tu cara. En el bar, en la tienda, por la calle, fuera de España... Todos te reconocen por tu cara, por tu voz o por tu culo. Hay un momento en el que te das cuenta de que, aunque crees que lo estás haciendo bien, es mentira. Estás superada, agobiada” confesaba la intérprete.

Machi asegura haber sufrido verdadera ansiedad y fobia al ser humano diagnosticada. Tal era la ansiedad que admite haberse quedado encerrada en el portal en muchas ocasiones o los diferentes obstáculos a los que se enfrentaba cada vez que quería ir a un sitio público o algún fan se le acercaba. Fue entonces cuando, superada por toda aquella situación, decidió tomar una decisión: “Era abrumador. Pero una vez que me di cuenta de que el problema estaba en mí, tomé las medidas necesarias para afrontarlo y levantar la cabeza. Ese fue el momento en el que decidí dejar Aída para recuperar mi vida”. Pero tal y como Machi ha expresado, abandonar la serie y su personaje tras diez años interpretándolo no ha hecho que reniegue de él, sino todo lo contrario, solo puede mostrar buenas palabras hacia ella: "Es el mejor personaje que he hecho en mi vida, es una genialidad, un puto regalo. Y hacerlo durante diez años fue una maravilla. Lo que me pasó a mí era un daño colateral de hacer un personaje tan brillante, pero tener algo contra él sería ser injusta, desagradecida y subnormal” comentaba.

Lo más