Melani deslumbra a Europa con un tercer puesto en el regreso de España a Eurovisión Junior

La valenciana emociona con su voz lírica y una actuación con mensaje ecologista. Polonia repite triunfo con Viki Gabor y el tema pop "Superhero"

Melani deslumbra a Europa con un tercer puesto en el regreso de España a Eurovisión Junior

 Andrzej Grygiel / EFE

Javier Escartín
@javierescarting

Coordinador digital del Grupo COPE

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:50

Frente a las decepciones y sinsabores que lastran las continuas participaciones de TVE en Eurovisión, España ha encontrado siempre en el formato infantil del festival un oasis de alegrías e ilusiones que prestigien la labor de la cadena pública en el certamen musical. Ocurrió en la pasada década, con el triunfo de María Isabel y su "Antes muerta que sencilla" en 2004los segundos puestos de Sergio (2003) y Antonio José (2005) y el cuarto lugar de Daniel Fernández (2006). Pero pese a su laureado palmarés, TVE decidió retirarse de la competición y no ha sido hasta trece años después cuando el ente público ha regresado a un certamen que, probablemente, nunca debió abandonar.

Y, como se auguraba, el retorno ha sido triunfanteMelani, ganadora de "La voz Kids" en 2018 y elegida internamente por TVE para liderar la deseada vuelta, ha sumado un nuevo éxito para España al obtener un tercer puesto en la final del festival celebrada este domingo en el Gliwice Arena de Silesia (Polonia). La niña valenciana de doce años consiguió ser la tercera más votada por los jurados y la segunda en el televoto, gracias en buena parte a que, a diferencia del formato senior, en este caso los españoles podían votar por su propia representante.

Con un mensaje ecologista y una impecable interpretación vocal, Melani ha derrochado talento y una fuerza arrolladora gracias a la portentosa voz lírica de esta admiradora de María Callas que domina el violín y está aprendiendo también a tocar el piano. El mar y la preservación de su riqueza marina han protagonizado la puesta en escena, cuidada y visualmente muy poderosa, de la apuesta española. Melani, subida a una plataforma, ha arrancado "Marte" con un primer plano de espaldas a un público que con sus móviles ha iluminado los primeros segundos del tema. Después, la niña se ha sumergido en un oscuro fondo del mar y unas redes de pesca repletas de plástico simbolizaban el discurso ecologista que España ha querido lanzar aprovechando su participación en el concurso. 

Fiel a ese mensaje, Melani ha lucido un vestido blanco perla realizado a partir de 15 botellas de plástico recicladas por una marca de moda española sostenible, con un diseño de líneas sencillas y elegantes de Alma Aguilar, diseñadora de Ecoalf. El coro de Melani - integrado por Edurne RodríguezYara DíezVioleta Leal y María Mihali - también ha lucido vestidos blancos en sintonía con el aura renovador de la candidatura española.

Melani ha brillado con luz propia con una afinación perfecta y un derroche de voz al servicio de un tema pop lírico con el que la valenciana ha logrado exhibir todo su talento. Los agudos imposibles de la representante española y su seguridad sobre el escenario pese a su corta edad han encandilado a la audiencia. Al final de la actuación, Melani ha recibido un sonoro aplauso del público presente en el Gliwice Arena de Silesia. 

Pese a su extraordinaria labor, Melani no ha podido superar a Polonia, que repite triunfo, y KazajistánLa polaca Viki Gabor ha logrado amarrar la victoria gracias a "Superhero", un tema pop pegadizo que se presentaba a Eurovision Junior como la opción más moderna del festival. El kazajo Yerzhan Maxim ha dado la sorpresa al quedarse con la medalla de plata tras interpretar "Armanynnan Qalma", una balada épica con un instrumental muy cuidado y sonidos autóctonos que ha encandilado por la gran voz del representante y una puesta en escena sorprendente y mágica. El neerlandés Matheu y la francesa Carla han quedado en cuarto y quinto lugar respectivamente con composiciones más del gusto del público infantil.

España corona así un feliz regreso a un certamen que mima sus candidaturas y le permite encarar la aventura de Eurovisión con Blas Cantó en mayo de 2020 con el ejemplo claro de que TVE puede soñar grande y realizar candidaturas competitivas que devuelvan a España a los altos puestos en la versión senior.

Lo más