COPE

CIENCIA NOVELA

Nicolás Steno, el padre de la geología que cambió la ciencia por la sotana

El siglo XVII fue el de la revolución científica, con nombres como Descartes o Newton, y de entre todos ellos, el virólogo José Manuel Echevarría ha elegido para su novela "El Caballero de Dios" a una figura poco conocida, Nicolas Steno, padre de la geología y que abandonó la ciencia por la religión.,"El Caballero de Dios", editado por Sicomoro, es la segunda parte de su trilogía "Naturalistas", en la que, a través de personajes poco conocidos, pero importantes, cuenta los

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:00

El siglo XVII fue el de la revolución científica, con nombres como Descartes o Newton, y de entre todos ellos, el virólogo José Manuel Echevarría ha elegido para su novela "El Caballero de Dios" a una figura poco conocida, Nicolas Steno, padre de la geología y que abandonó la ciencia por la religión.

"El Caballero de Dios", editado por Sicomoro, es la segunda parte de su trilogía "Naturalistas", en la que, a través de personajes poco conocidos, pero importantes, cuenta los avances de la ciencia en los tres siglos previos al gran desarrollo experimentado en el XIX.

En este caso, ha elegido al danés Nicolás Steno (1638-1686) y, según dice a Efe, le cuesta entender que sea tan desconocido porque "es único".

Médico formado en anatomía en Ámsterdam, Steno dio nombre al conducto que libera la saliva en la boca de los mamíferos (ductus Stenonianus); su vida transitó por la Francia de Luis XIV, donde ganó prestigio como anatomista, y la Florencia del gran duque Fernando II de Medici, hasta que se convirtió al catolicismo y acabó sus días como obispo en la Alemania protestante.

Por el camino, y casi por azar, se centró en la geología, formulando su teoría de la estratificación, por la que es considerado padre de esa disciplina.

Steno tenía una mente "muy especial, extraordinariamente inquieta e inquisitiva", cuando se interesaba por algo "era tenaz y lo seguía hasta el final", señala Echevarría.

De la anatomía a la geología y "la siguiente pirueta la da a los pocos años", cuando decide hacerse religioso y abandonar la ciencia. "Eso no es una persona común, es una mente muy compleja, muy interesante y muy provocadora".

Su interés por la geología comienza cuando el duque de la Toscana le pide que realice la disección de la cabeza de un tiburón blanco, el cual había aparecido en un playa cercana a Pisa.

En ese proceso -relata- se da cuenta de que los dientes "se parecen como un huevo a otro huevo" a las llamadas lenguas de piedra, que había visto en su juventud y nadie sabía qué eran, pero que él demostró que eran fósiles de escualo.

Su teoría de la estratificación es "absolutamente crucial", pues defendió que la Tierra no era algo inmutable, como decía la Iglesia, sino que se está constantemente formando y destruyendo.

"Además de ser casi herético, era revolucionario", explica el biólogo y profesor emérito de la Universidad Complutense.

En el siglo XVII los científicos "eran tan religiosos como cualquier otra persona" y cuando veían que sus descubrimientos no confirmaban las creencias de la religión sentían "un tremendo conflicto interior".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

En Steno, ese conflicto "se percibe perfectamente" y, tras hacerse sacerdote, consideró que ciencia y religión pertenecían a ámbitos diferentes que no podían mezclarse.

Declarado beato por Juan Pablo II, Steno nunca aclaró por qué se convirtió, pero Echevarría señala que hay dos teorías.

Una apunta a unas conversaciones profundas de teología con un jesuita y una monja, en París; la otra sugiere la intervención de Lavinia Arnolfini, esposa del embajador de Lucca en Florencia, que "tenía fama de guapa y piadosa".

"Autores de siglos cercanos opinan que existió una relación íntima entre ellos, aunque no se sabe hasta qué punto", dice Echevarría, quien se decantó por la segunda, porque personalmente le convence más.

Además, "es mucho más interesante para una novela", indica el virólogo, que ha elegido este género para su trilogía porque la divulgación de la ciencia no es fácil y hay que buscar maneras para conseguir que sea divertida. "Creo que la novela es una forma de conseguirlo".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo