• DIRECTO

    La Tarde

    Con Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Vídeo

Eva, madre de Marta del Castillo, piensa “todas las noches” dónde estará su hija

 

Tiempo de lectura: 3Actualizado12:39

Eva Casanueva, la madre de Marta del Castillode cuyo asesinato se cumplen el jueves diez años, admite que en la familia su lucha es primordialmente que se encuentre el cuerpo de la niña, porque considera que judicialmente el caso está cerrado y lo que se pueda encontrar de su hija "poco va a aclarar".

Eva Casanueva llevaba tiempo sin dar entrevistas, papel que habían asumido en los últimos años su padre José Antonio -que con 82 años "nos levanta" a todos, dice- y su marido Antonio del Castillo.

Pero este año, cuando se cumple el décimo aniversario del crimen y las peticiones se multiplican, es ella la que ha asumido mayor protagonismo: "Esto es una balanza y cuando uno está más de bajón -en este caso Antonio-, es el otro quien asume ese papel".

La familia de Marta nunca ha dejado de atender a los medios todos estos años, con lo que ello supone de remover su dolor, porque están muy agradecidos a la prensa por hacerles de altavoz todo este tiempo y seguir acordándose de su niña diez años después.

Eva Casanueva recibe a Efe en la tristemente ya famosa casa familiar, el 3 de la calle Argantonio de Sevilla, no lejos del piso de León XII donde Miguel Carcaño -el asesino confeso de la joven condenado a 21 años de prisión- acabó con su vida la noche del 24 de enero de 2009, deshaciéndose del cuerpo junto a Francisco Javier García "El Cuco", el otro condenado -en un juicio aparte al ser menor- a dos años y 11 meses de internamiento en un centro por encubrimiento.

Un gran retrato pintado de sus tres hijas de pequeñas -Marta, la mayor, en el medio- preside el salón, aunque ahora comparte protagonismo con otro de su nieta, hija de una de las hermanas de Marta a las que los padres siempre han preservado del foco (la madre de la niña no sale durante la entrevista y pide que el retrato de la nieta no salga en las imágenes).

En la tele encendida sin voz -junto a una foto de Marta adolescente- salen imágenes de la búsqueda del pequeño Julen en Totalán (Málaga), uno de esos casos que hacen que Eva "automáticamente" piense en sus padres.

"Porque yo sé lo que es el sufrimiento de no saber dónde está tú hija", agrega, igual que "el dolor" de otros padres como los de Laura Luelmo, que ven "que han asesinado a tu hijo o lo han dejado tirado en el campo".

Estas son noticias reviven el dolor, aunque no hace falta que ocurra nada para que Eva piense "todas las noches" dónde estará su hija.

Este año, con el abuelo de Marta como impulsor, junto a un grupo de amigos y vecinos del barrio incondicionales, la familia ha convocado una manifestación en Sevilla el sábado 26 para "recordar a Marta" pero también como "homenaje" a otras víctimas.

El lema es "Todos somos Marta. Por la repetición del juicio". "Unos padres no pueden entender que haya dos sentencias tan contradictorias", indica Eva en alusión a la que condenó al Cuco como encubridor y la que sentenció que Carcaño asesinó a Marta y sacó su cuerpo con éste y un tercero sin identificar, absolviendo a su amigo Samuel Benítez, su hermano Francisco Javier Delgado y la novia de éste María García.

Para los padres no ha habido una sentencia "clara" respecto a estos investigados: "Vemos que hay muchas contradicciones entre lo que realmente pasó y lo que se plasma en la sentencia".

Pese a ello, Eva asume que "judicialmente" el caso "está cerrado", por lo que hallar el cuerpo de su hija es el motivo principal que les hace seguir "un poco en la lucha".

Aunque también se da "por satisfecha" de haber puesto su "granito de arena" para que se aprobase la prisión permanente revisable -ahora en cuestión- para que se pueda aplicar a otros "criminales", ya que saben que al caso de su hija nunca se aplicaría con retroactividad.

Admite que ha "perdido la esperanza" de obtener respuestas de alguno de los investigados, incluido Carcaño, que cumple condena en la cárcel de Herrera de la Mancha y al que Antonio llegó a visitar.

Curiosamente, para Eva, de entre "todas las mentiras" y "las pocas verdades" que contó Carcaño, su última versión es lo que realmente pasó, pero "ya la dijo fuera de tiempo".

Según esa versión, fue su hermano quién golpeó a Marta cuando "intentó defenderlo" interponiéndose entre éste y Miguel que estaban discutiendo "y por eso se encontró con la muerte".

El último día del juicio, todos los investigados pidieron perdón a la familia, pero para Eva el perdón empieza con el arrepentimiento y la colaboración: "Y en este caso no ha habido, con lo cual yo creo que es un perdón vacío".