¿Por qué no hay que tomar antibióticos cuando tenemos un resfriado o la gripe?

Estos medicamentos no tienen ninguna efectividad contra estas enfermedades y tomarlos puede perjudicar a tu salud

ctv-8sm-girl-2171052 1920
Javier Martínez
@jmartinezrei

Redactor de COPE.es 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03 dic 2019

El invierno es una época propicia para contraer enfermedades del aparato de respiratorio, entre ellas dos de las más frecuentes que padecen los seres humanos: el resfriado y la gripe

A pesar de que muchas personas no saben distinguirlas y de que comparten algunos síntomas, estas dos enfermedades son diferentes y hay maneras de diferenciarlas.

El resfriado común, catarro o constipado es una de las enfermedades infecciosas más frecuentes entre los seres humanos. Está causado por rinovirus y se contagia a través del contacto con una persona infectada o con sus gotas de saliva. Los síntomas habituales del resfriado son la tos, estornudos, dolor de garganta, malestar general y mucosidad nasal, y suele durar entre una y dos semanas. En la mayoría de los casos no produce fiebre. Una persona adulta normal suele padecer entre dos y seis resfriados al año.

La gripe es una enfermedad viral causada por influenzavirus. El método de contagio es similar al del resfriado y sus síntomas suelen ser más graves que los del resfriado común. A los ya referidos, se suman la fiebre alta, los problemas digestivos, dolores de articulaciones y dolores fuertes de cabeza. Todos los años se distribuye una vacuna para las cepas más frecuentes de ese año y la mayoría de los adultos pasan años sin sufrir una gripe.

Pero a pesar de las diferencias entre ambas enfermedades tienen una cosa en común: no se curan con ningún medicamento y los tratamientos solo pueden servir para reducir los síntomas, no para adelantar la curación. Por ello, es muy importante no utilizar nunca antibióticos para tratar un resfriado o una gripe.

Los antibióticos son medicamentos que sirven para combatir infecciones producidas por una bacteria, que es un tipo de ser vivo muy diferente a los virus. Para las enfermedades producidas por virus su efectividad es nula, y no adelantan la curación ni mejoran los síntomas, por lo que el que toma antibióticos teniendo gripe se expone a todos los efectos secundarios sin ninguna ventaja y podría agravar sus síntomas.

Además, el abuso de antibióticos produce un problema adicional: el crecimiento de superbacterias resistentes a este tipo de medicamentos, de manera que enfernedades que a día de hoy son curables, como la tuberculosis o la sífilis podrían volver a causar grandes epidemias mortales por culpa del mal uso de los antibióticos.

Por eso nunca se deben tomar antibióticos cuando se tiene gripe o resfriado.

Lo más