GOTA FRÍA

Vecinas evacuadas de Ontinyent relatan que el agua llegó a cubrir las casas

Vecinas del barrio de Canterería, en Ontinyent, afectadas por el desbordamiento del río Clariano tras el temporal de lluvia han relatado que, en poco tiempo, el agua empezó a entrar en las viviendas y cuando iban a salir ya les llegaba a la cintura, y en algún caso cubrió la casa.,Una de las vecinas, propietaria de una de las viviendas de menos altura en el barrio, ha relatado a los periodistas que anoche, cuando vio que el agua empezaba a caer con fuerza, de

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:03

Vecinas del barrio de Canterería, en Ontinyent, afectadas por el desbordamiento del río Clariano tras el temporal de lluvia han relatado que, en poco tiempo, el agua empezó a entrar en las viviendas y cuando iban a salir ya les llegaba a la cintura, y en algún caso cubrió la casa.

Una de las vecinas, propietaria de una de las viviendas de menos altura en el barrio, ha relatado a los periodistas que anoche, cuando vio que el agua empezaba a caer con fuerza, decidió ir a dormir a casa de su hija, y esta mañana su casa "ya no existe", ha lamentado, ya que el agua ha alcanzado el tejado.

Otra de las vecinas afectadas María José Garrote ha señalado, momentos después de ser evacuada, que el agua ha llegado hasta el primer piso de su vivienda y que en la parte de abajo "no queda absolutamente nada, ni puertas".

"Estábamos pendientes del agua", ha manifestado Garrote, que parecía que anoche "iba bien", pero en apenas un cuarto de hora empezó a caer con fuerza y enseguida entró a la vivienda.

"Cuando nos hemos dado cuenta y hemos ido a salir ya nos venía el agua por la cintura y no podíamos salir de casa", ha señalado.

Otra de las vecinas afectadas Pilar Bodí ha relatado que llamaron al teléfono de Emergencias 112 cuando el agua empezó a llegar al primer piso de la vivienda y les informaron de que ya se estaba evacuando a gente en la parte trasera, conocida como el Ribazo, y al bajar el nivel del agua del río les pidieron que esperaran la llegada de los bomberos.

Bodí ha manifestado que ha pasado la noche en vela y que desde que empezó a entrar agua en la vivienda hasta que han llegado los servicios de emergencias a rescatarles han sentido "mucho miedo".

Ha señalado asimismo que han vivido otras situaciones de riadas pero como la de esta madrugada, ha asegurado, "nunca".

Lo más