COPE

Una de cada cuatro familias está pidiendo ayuda por primera vez en esta crisis

Desde marzo en Cáritas las demandas de ayuda se han incrementado un 77 por ciento, especialmente, para alimentación, vivienda y dispositivos electrónicos para las clases online

Audio

Carmen Labayen
@carmenlabayen

Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 12:15

La pérdida de empleo o la rebaja de sueldos está pasando factura a un cada vez mayor número de familias en nuestro país. Son hogares que antes de la pandemia ya iban justos y a los que la crisis sanitaria y económica en la que estamos inmersos ha colocado aún más al borde del abismo. Lo notan en organizaciones como Cáritas donde cifran el 26 por ciento las familias que en este momento acuden buscando ayuda por primera vez.

En estas familias la rebaja del IVA de las mascarillas, que desde este martes pasa del 21 al 4 por ciento y el nuevo precio máximo de venta que entran hoy en vigor, son un cierto alivio económico que no resuelve, sin embargo y según explican a COPE las dificultades económicas por las que atraviesan.

Lourdes, 43 años, un hijo a su cargo

“Aliviar, alivia obvio porque no es lo mismo pagar el 21 por ciento que el 4 pero al igual que estas medidas tendría que haber muchas más, muchas más y quienes gobiernan deberían pensar un poco más en la realidad de la calle” nos cuenta Lourdes Nicolás Pérez Lunar.

Esta madre de 43 años con un hijo a cargo ha visto como otros nueve millones de españoles menguar sus ingresos tras la irrupción de la covid. Como escritora tiene serios problemas para vender y promocionar sus libros y eso se nota a final de mes.

“Estamos hablando de tener un 10 por ciento de ingreso mensual con mis libros cuando antes suponía el 80 por ciento” señala Nicolás quien en este momento “busca también otras salidas laborales, otras alternativas”.

En su caso las ayudas se limitan a una parte del alquiler. Llegó a percibir una prestación como autónoma “pero al pagar la cuota reducida me la han quitado porque entienden que no la tengo que percibir. La pedí en abril me la concedieron y en julio me retiraron esa ayuda que alcanzaba los 700 euros al mes” señala.

“Yo aún no he llegado a necesitar una ayuda para productos esenciales o primarios, pero si esto no va cambiando y, no hay posibilidad de ingresos porque no hay firmas y no hay eventos, no sé a dónde llegaremos” subraya Lourdes.

Y es que en su casa han recortado todo gasto innecesario y cualquier salida de ocio. Y si hoy logra salir adelante con su hijo de 9 años es porque, en su momento, “fui previsora y estoy viviendo de ese colchón que me he hecho y gracias a él sustento mi día a día”.

La crisis de la covid ha impulsado la cota de ahorro a niveles máximos en España. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) la tasa de ahorro de los hogares españoles alcanzó el 31 por ciento de la renta disponible en el segundo trimestre de 2020, casi el doble que un año antes.

Ana Isabel, 47 años, cuatro hijos

Pero no todas las familias tienen esa capacidad y la de Ana Isabel Gómez, de 47 años vive en “una crisis permanente, en la que, para llegar al final de mes, hay que atarse y mucho el cinturón”.

Ella y su marido tienen 4 hijos y solo en mascarillas hasta la entrada en vigor de la rebaja de IVA y precio les suponía desembolsar entre 50 y 60 euros al mes, algo que solo han podido compensar en parte con el ahorro que ha supuesto la reducción de salidas por parte de sus hijos debido a las medidas restrictivas para evitar la transmisión de la covid-19.

Con un único sueldo para los seis echan de menos la puesta en marcha de apoyos para familias numerosas con bajos ingresos “es que no se ha avanzado nada en apoyarnos, no hay ninguna medida ni de conciliación ni de apoyo” asegura Ana Isabel a quien le hubiera gustado poder compatibilizar un trabajo con su vida de madre.

Y es que en España el gasto social para la familia y los hijos es menos de la mitad del promedio europeo, las administraciones dedican menos del 1,7 por ciento de la riqueza nacional (PIB) a políticas familiares en pleno desplome de la natalidad.

En el caso de la familia de Ana Isabel el apoyo económico es inexistente y según admite “y es que como otras familias también con hijos vamos muy achuchados a final de mes”. Lo que más pesa en la economía familiar es ahora la alimentación “la fruta, la verdura, la carne, el pescado se nota muchísimo. Cada vez que voy a comprar son 20 o 30 euros más comprando lo mismo que compraba hace un año. A mí lo de la comida me trae loca, para tantos como somos”.

Lo que les permite subsistir es el trabajo de su marido en un taller de artesanía, pero las ventas se están resintiendo y temen que pueda perder su empleo.

“De momento se está manteniendo, pero es verdad que estamos ahí ahí, estamos todos pendiendo de un hilo porque, además, él no está en un sector esencial como el de la alimentación u otros que se mantienen durante la crisis así que no sé. Ha bajado la producción y si sigue así la cosa, es preocupante” señala Ana Isabel.

Viven sin lujos ni apoyos en un pueblo de Guadalajara de 78 metros cuadrados en el que dos de sus hijos han pasado la covid y han estado aislados toda la familia con un único baño para compartir. Confían en que la situación en su caso al menos no empeoré y en lograr sacar adelante a su familia.

Alex y Sheila, 40 años, seis hijos

Quienes sí han necesitado recurrir a ayudas son Alex y Sheila de 40 años. Tienen 6 hijos, viven en la localidad alicantina de Castalla y de Crux Roja han obtenido en los últimos meses alimentos, material escolar, una tablet para poder comunicarse con el colegio durante el confinamiento y algunas horas de trabajo para Sheila a quien le gustaría emprender y crear empleo.

De momento sobreviven con “1.000 euros al mes, a veces menos, 800” que gana Alex que lleva dos años trabajando como operario en una fábrica. A esto hay que sumar las ayudas por sus hijos que ahora tienen desde 12 años la mayor y 17 meses el más pequeño y una ayuda de comedor para cuatro de sus hijos.

Les han denegado explican la ayuda para el alquiler de la casa y consideran que el apoyo no está llegando a las familias que más lo necesitan.

Las ONG'S que como Cruz Roja o Cáritas ofrecen el apoyo que no llega de las administraciones han visto triplicarse las peticiones de ayuda desde marzo. Muchas de estas familias que acuden en busca de alimentos o de ayudas económicas para poder pagar su vivienda lo hacen por primera vez en esta crisis.

Y es que desde marzo en Cáritas las demandas de ayuda se han incrementado un 77 por ciento, especialmente, para alimentación, vivienda, conexión y dispositivos electrónicos para las clases online, ayuda para hacer trámites digitales y apoyo afectivo ante la soledad y la incertidumbre. Un tercio de quienes llamaron a la puerta no lo habían hecho en el último año y uno de cada 4 nunca.

Que la pobreza se extiende lo constatan también desde Oxfam Intermón. En su informa “Después será demasiado tarde” calculan que la pandemia puede colocar en situación de vulnerabilidad a entre 700.000 y 1.100.000 de personas en nuestro país. Se sumarían a los 8,5 millones y medio de personas en situación de exclusión que ya recoge el último informe FOESSA de Cáritas y que equivale al 18,4 por ciento de la población en España.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar