Una asignatura de periodismo en los institutos contra la "avalancha" de 'fake news'

"Es la mejor manera de enseñar a distinguir entre una noticia real y otra falsa", argumenta el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez

un aula vacía de alumnos

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:04

La Federación de Asociaciones de Periodismo de España (FAPE) considera "imprescindible" la creación de una asignatura de periodismo para los cursos de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) ante la "avalancha" y "sobreabundancia" de información y noticias falsas.

"Es la mejor manera de enseñar a distinguir entre una noticia real y otra falsa", argumenta el presidente de la FAPE, Nemesio Rodríguez, que la semana pasada trasladó a la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, la propuesta de crear una asignatura de periodismo en los institutos, algo que considera "uno de los objetivos principales" de la federación de periodistas.

La idea de la FAPE es impartir la asignatura en los cuatro cursos de la ESO. "Estoy plenamente convencido de que la enseñanza del periodismo como servicio público es esencial en los primeros años de Secundaria", proclama Rodríguez, que califica el siglo XXI como "el siglo de la comunicación". Por ello defiende la asignatura como una "herramienta" que ayudaría a afrontar "el mundo complejo" de la sociedad de la información.

La FAPE no solo pretende que la asignatura forme "con espíritu crítico" a consumidores de información. También que los estudiantes de Secundaria se metan en el papel de plumillas y reporteros: "Lo ideal es que en las escuelas se hiciera periodismo, con sus propios periódicos o programas de radio. No solo dar la teoría, sino pasar a la práctica".

'PROFES' PERIODISTAS

Nemesio Rodríguez sostiene que no se trata de una quimera. "En Estados Unidos hay escuelas que enseñan la materia de comunicación porque entienden que les va a ayudar a comunicarse mejor en el futuro y en el mundo laboral, y en algunas lo complementan con la edición de periódicos", expone el presidente de la FAPE.

La propuesta de introducir periodismo en los institutos no solo convertiría a los alumnos en periodistas. También a los periodistas en docentes. "Somos los que estamos en mejor predisposición para enseñar cómo se elabora una noticia, qué fuentes se utilizan, y cómo se puede distinguir una noticia real de otra falsa", justifica Rodríguez.

APOYO PARLAMENTARIO

La propuesta de la FAPE no es nueva. Desde hace dos años, esta organización busca apoyos parlamentarios para convertir en realidad una idea que surgió de la anterior junta directa de FAPE presidida por Elsa González. De hecho, los cuatro principales partidos políticos no han sido reacios a la iniciativa.

Tras la constitución en el Congreso de una mesa de negociación por el Pacto Educativo, la FAPE contactó con los principales grupos parlamentarios con el objetivo de introducir en el debate la incorporación de esta asignatura en un hipotético acuerdo entre distintas formaciones. "Consideramos que era el momento oportuno, y tanto PP, PSOE, Unidos Podemos y Ciudadanos acogieron la iniciativa positivamente y comunicaron que la llevarían a las negociaciones", recuerda Rodríguez.

Incluso el anterior ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, se mostró "receptivo" a la incorporación de "una formación vinculada con los medios de comunicación en los institutos" tras reunirse con los representantes de la FAPE el pasado mes de abril. Sin embargo, el Pacto Educativo naufragó el pasado mes de mayo tras el abandono del PSOE y el resto de los partidos de la oposición, a excepción de Ciudadanos.

El fracaso de las negociaciones no ha laminado el propósito de la FAPE, que ya ha solicitado una reunión con la nueva ministra de Educación, Isabel Celaá, para pedir una nueva oportunidad a la asignatura de periodismo en los institutos. "Insistiremos", aventura Nemesio Rodríguez, rechazando que, en el caso de que prospere la idea, la asignatura pueda generar una oleada de vocaciones periodísticas. "Más saturación de estudiantes de periodismo de los que ya hay es imposible. Es uno de los problemas más serios de nuestra profesión", admite el portavoz del gremio.

Lo más