Toño Sanchís se deja ver en el funeral de Blanca Fernández Ochoa y evita hablar de su desahucio

Toño Sanchís se deja ver en el funeral de Blanca Fernández Ochoa y evita hablar de su desahucio

Europa Press

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 09:26

MADRID, 9 (CHANCE)

Poco se deja ver Toño Sanchís ante las cámaras y mucho menos, hace declaraciones. Lo cierto es que el que fuera el exrepresentante de Belén Esteban cada vez está más alejado de la vida pública, sobre todo de la televisión, el medio que más le gustaba según ha afirmado la princesa del pueblo en muchas ocasiones. Si hace 7 años nos dijesen que esta guerra judicial se produciría entre los dos amigos, nadie se lo creería, ya que como bien sabemos a parte de la relación laboral, tenían una relación personal que sobrepasaba la amistad.

Toño Sanchís se ha dejado ver en el funeral de Blanca Fernández Ochoa y ha querido evitar todas las preguntas sobre Belén Esteban. Recordemos que está viviendo uno de los peores momentos de su vida ya que está viviendo el desahucio de su casa den Majadahonda. Y es que parece ser que el que fuera representante de famosos ha decidido asistir al último adiós de la esquiadora olímpica como amigo de la familia y vecino de Cercedilla para mostrar sus condolencias a la familia de la fallecida.

"Aquí, a rendir homenaje como vecino de Cercedilla a dar el pésame a su familia. Muy orgulloso de ella, como esquiadora, como deportista" ha confesado nada más llevar a, funeral y además, parece que sobre esta terrible noticia sí que tenía ganas de hablar, porque ha explicado cómo le gustaría que se le recordara: "Como una campeona, como una buena persona, sobre todo como una gran deportista y una persona con un corazón muy grande. Ella y toda su familia son encantadores. Para mí es un orgullo que sea de Cercedilla".

De esta manera, solamente ha contestado a las preguntas referidas al trágico fallecimiento de Blanca Fernández Ochoa y ha obviado las cuestiones referentes a Belén Esteban. Parece que ya se ha cansado de hacer declaraciones en los medios y muestra indiferencia ante todo lo que se dice de él. Y es que lo cierto es que no son buenos momentos para él ni para su mujer Lorena Romero ya que su enemiga íntima figura desde el 17 de julio como dueña del hogar en el que han estado viviendo hasta estos momentos. Tendremos que esperar a que se produzca la salida de la vivienda o el desahucio del matrimonio que a pesar de las dificultades a las que han llegado por culpa del representante, permanecen más juntos que nunca.