COPE

La tercera dosis, frente al fracaso de COVAX: "Hay tensión entre interés comercial y la evidencia científica"

El exdirector de Acción Sanitaria de Crisis de la OMS, Daniel López Acuña, asegura en COPE que "a las farmacéuticas les conviene más vender a los mercados ricos"

Audio

Patricia Blázquez Serna

Redactor de COPE.es

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 20:21

Después de muchos meses de trabajo, a finales de febrero de este año se consiguió poner en marcha el Fondo de Acceso Global para Vacunas covid-19, más conocido como la plataforma COVAX. Un mecanismo por el que los países desarrollados donan cierta cantidad de vacunas, que van destinadas a los países con menos posibilidades. En otras palabras, los países desarrollados invierten y pagan sus lotes de vacunas a un precio pactado y cerrado por contrato a las empresas farmacéuticas, y algunas de estas dosis son donadas a este fondo, el cual distribuye estos compuestos, a precios mucho más bajos, a países del segundo y del tercer mundo.

En este sentido, especialmente con la llegada de la variante ómicron a muchos países del primer mundo, las autoridades sanitarias y los gobernantes han optado por implantar medidas restrictivas a los países sudafricanos -en muchos casos sin todavía indicios de la peligrosidad de la nueva mutación- y han potenciado las terceras dosis. Con esta situación sobre la mesa, cabe preguntarse por qué se está optando por impulsar las dosis de refuerzo para los países del primer mundo en lugar de ayudar a las regiones del segundo y tercer mundo a poner primeras dosis.

López Acuña habla de "intereses económicos"

El epidemiólogo y exdirector de Acción Sanitaria en situaciones de Crisis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Daniel López Acuña, ha contado a COPE que el mecanismo COVAX plantea, ahora mismo, dos grandes formas de distribuir vacunas de forma masiva a países con menos medios y recursos. "Una es captando donaciones de excedentes o aportaciones que países ricos quieran hacer", ha expuesto el experto, pero también ha hablado de una segunda vía: "Capitalizarse con aportaciones de cooperación al desarrollo de países que quieran apoyar a otros" a través de este mecanismo. De esta forma, lo que se consigue es hacer "una compra consolidada" de precios más bajos de la vacuna que, posteriormente, se va a distribuir. Su objetivo no es otro más que tratar de dar acceso a las vacunas a los países con menos recursos y poder facilitárselas de forma gratuita a los más pobres.

Audio


Con esta premisa sobre la mesa, es conveniente volver a la pregunta que ya hemos planteado anteriormente: ¿debe ser prioritario potenciar terceras dosis en Occidente o llegar a más personas en países en vías de desarrollo con bajos índices de vacunación? La respuesta, bastante clara, la ofrece el propia Acuña: "A las farmacéuticas les conviene más venderle a los mercados ricos que a COVAX", ha asegurado el experto consultado por COPE.

"Desde el comienzo, desde hace varios meses, las compañías farmacéuticas han estado empujando la idea de una tercera dosis. Evidentemente, es más conveniente para sus intereses comerciales sin que exista una base sólida como para decir que es necesaria en la población general", ha agregado el exdirectivo de la OMS. No ha negado, eso sí, la utilidad de una dosis de refuerzo a la población más vulnerable, como personas mayores, en residencias o inmunodeprimidos. Otra cosa sería "generalizarlo".

En este sentido, López Acuña asegura que "hay una tensión entre el interés comercial y la evidencia científica". Siguiendo la lógica sanitaria, "prioridades en salud pública y lógica ética", para López Acuña sería necesario impulsar la vacunación en todo el mundo hasta conseguir niveles como los que hoy estamos manejando en España, en torno al 90 por ciento de la población diana con la pauta completa. En este sentido, y siguiendo la línea del discurso, López Acuña habla de intereses geopolíticos y comerciales que, aparentemente, "parecen ser más predominantes que tener una seguridad sanitaria mundial".

En último lugar, y hablando sobre el precio de las terceras dosis -que es exactamente el mismo que de las primeras y segundas- el exdirectivo de la OMS ha apuntado que actualmente tenemos un problema y habla de que estamos monopolizando "las dosis disponibles, pagando más dinero en los países ricos, en lugar de racionalizar una distribución equitativa en el mundo entero", ha concluido.

¿Ha fracasado el mecanismo COVAX?

Lo cierto es que, hasta ahora, mientras los países del primer mundo ya están administrando terceras dosis, se calcula que en torno al 98 por ciento de la población de los países con menos recursos aún no ha conseguido administrar ninguna dosis, según una investigación realizada por 'The Bureau of Investigative Journalism' (TJIJ). De hecho, ya se ha anunciado que no se va a conseguir cumplir el objetivo de 2.000 millones en el año 2021.

Además, en un informe publicado por la OMS, recoge que los representantes de los países con ingresos bajos y mediosestán teniendo una implicación "insuficiente" y se lamenta que el mecanismo COVAX no sea suficiente para poder distribuir más vacunas. En este sentido, se señala que los sistemas sanitarios de cada país van a necesitar un mayor apoyo "para administrar suministros mayores".

Mientras tanto, el mundo se sigue debatiendo entre poner hasta tres vacunas a los ciudadanos de Occidente, frente a inmunizar por primera vez a quienes viven en países pobres. Teniendo en cuenta que, el surgimiento de nuevas variantes, es más probable en estos últimos, tal y como ha ocurrido en Sudáfrica con ómicron.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar