Sin Micrófonos | La sentencia de 'La Manada' opta por la tercera vía

La sentencia de La Manada opta por la tercera vía

El abogado de cuatro de los cinco sevillanos acusados de la violación en grupo de una joven de 18 años en los Sanfermines del 2016, Agustín Martínez Becerra, a su llegada este jueves al Palacio de Justicia de Navarra donde el presidente de la Sección Segunda ha leído en audiencia pública el fallo de la sentencia EFE

Jefe de Interior de COPE

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 05 may 2018

"Caso perdido”, aseguró a COPE nada más oir la sentencia el abogado de la víctima Carlos Bacaicoa. Minutos antes otro letrado, Agustín Martínez Becerra, que defiende a cuatro de los cinco condenados sonreía tras la lectura del fallo. Había ganado su apuesta. Se lo dijo hace cuatro días a esta emisora: “Con los pies en la tierra mi mejor opción en este momento es una condena por abuso sexual (no por agresión) y que uno de los magistrados pida la absolución en un voto particular”. Y le puso nombre con aspiración a titular: la tercera via. Ni pa' ti pa' mi. Justo lo que ha pasado.

Dice la sentencia que “la acusación no ha probado el empleo de un medio fisico para doblegar la voluntad de la denunciante”. No aprecian violencia ni “intimidación” aunque describen a una chica de 18 años frente tios de "veintitantos", “atemorizada, sometida y con la capacidad de reacción comprometida”. Los magistrados entran al mínimo detalle y responden con la jurisprudencia: “El hecho de sujetar la cabeza durante una felación, sin más datos, no puede equipararse a la violencia típica del delito de agresión sexual “(Sentencia del Tribunal Supremo 411/2014 de 26 de mayo).

Habrá recurso al Supremo. Los letrados, de un lado y otro, lo dan por hecho. El ex-fiscal Ignacio Gordillo advierte en COPE que con una sentencia de 9 años de cárcel y pendientes de recurso, la Sala podría tomar la decisión de ponerles en libertad mientras la sentencia no sea firme. Y esto cuando los cinco condenados están a punto de cumplir dos años de prisión provisional. Para el ex-fiscal de la Audiencia Nacional es una medida que personalmente defiende y que las defensas ya adelantan que pedirán. El catedrático de Derecho Penal Emilio Cortés no contempla esa posibilidad.

Llegar al máximo órgano judicial con un voto particular del magistrado Ricardo González también es motivo de preocupación para los que defienden la culpabilidad de los cinco de Sevilla. Para el abogado de la defensa merece una sonrisa y para todos nosotros la seguridad de que el caso de la Manada aun no ha terminado.

Etiquetas

Lo más