COPE

¿Qué es el virus Epstein-Barr, causante de la esclerosis múltiple?

Un virus desconocido por la mayoría de la población, pero que casi todo el mundo ha superado. Así se comporta el Epstein-Barr, el virus relacionado con la esclerosis múltiple

ctv-cme-1629743931952

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:41

En los últimos días, se ha conocido algo llamativo respecto al virus de Epstein-Barr junto con la esclerosis múltiple. Esta patología es una enfermedad progresiva para la que no hay una cura definitiva, "está probablemente" causada por la infección con el virus de Epstein-Barr, que provoca la mononucleosis, según un gran estudio de veinte años, que publica hoy Science. La investigación liderada por la Universidad de Harvard, siguió a más de diez millones de reclutas militares en Estados Unidos e identificó a 955 que fueron diagnosticados de esclerosis múltiple durante su periodo de servicio.

La esclerosis múltiple, que afecta a 2,8 millones de personas en el mundo, es una enfermedad inflamatoria crónica del sistema nervioso central que ataca las vainas de mielina que protegen las neuronas del cerebro y la médula espinal. Aunque no se conoce su causa, uno de los principales sospechosos es el VEB, un virus herpes que puede causar mononucleosis infecciosa y que establece una infección latente y de por vida en el huésped. Pero antes de encontrar la relación entre ambas cosas, convendría saber qué es el virus de Epstein-Barr.

¿En qué consiste esta patología?

Este virus, que no es muy conocido en la actualidad, es uno de los miembros de la familia del herpes; en concreto adquiere el nombre de virus del herpes humano 4. El Epstein-Barr (VEB) es un virus que se encuentra en todo el mundo, y con el que la mayoría de personas han sufrido su contagio en alguna ocasión a lo largo de su vida. La forma más común de propagación es mediante los líquidos corporales, siendo la saliva el más recurrente. El VEB puede causar mononucleosis infecciosa, también llamada “mono” en inglés, y otras enfermedades.

En cuanto a la sintomatología, lo más común es encontrar casos del tipo fatiga, fiebre, inflamación de la garganta y los ganglios linfáticos, aumento de tamaño del bazo, inflamación del hígado y algún sarpullido. Suele ser frecuente que el Epstein-Barrse infecte en la época de niñez; es en este momento cuando generalmente no se produce ningún síntoma, o incluso puede que no sean capaces de ser identificados. En cuanto a la población más adulta, suelen aparecer más signos en forma de síntomas que mejoran en torno a dos o cuatro semanas después. Si hay sintomatología de fatiga, esto podría llegar a alargarse durante varias semanas.

Después de que alguien contrae la infección por el VEB, el virus se vuelve latente (inactivo) en el cuerpo. En algunos casos, el virus se puede reactivar. Esto no siempre causa síntomas, pero las personas con el sistema inmunitario debilitado tienen una mayor probabilidad de presentar síntomas si el VEB se reactiva.

¿Cómo tratarlo y prevenirlo?

Lamentablemente, a día de hoy, no existe una vacuna que proteja contra la infección por el VEB. La mejor manera de evitar esta enfermedad, es intentar no besarse con otras personas o al no compartir bebidas, alimentos o artículos de uso personal, como los cepillos de dientes, con personas que tengan la infección por el VEB.

Tampoco se cuenta con un tratamiento específico para tratarlo, pero los expertos recomiendan: Beber líquidos para mantenerse hidratado, descansar mucho y tomar medicamentos que no requieran receta médica que calmen el dolor y la fiebre.






Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Reproducir
Directo Fin de Semana

Fin de Semana

Con Cristina López Schlichting

Escuchar