¿Por qué son peligrosas las picaduras de avispa?

ctv-nz2-hornet-3350248 1920

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 20:20

La primavera y el verano son las estaciones en las que las avispas salen a alimentarse y aumenta la probabilidad de que piquen a las personas. Este domingo ha fallecido un hombre por las picaduras de una avispa en el municipio coruñés de Viveiro. Una persona alertó de que la víctima se había desvanecido tras recibir dos picaduras de avispa mientras desbrozaba maleza junto a su domicilio, en San André de Boimente, en el lugar de A Rozada. El personal del 061-Urgencias Sanitarias acudió de inmediato al punto y confirmó el fallecimiento de esta persona.

Se está realizando la autopsia al cuerpo del fallecido para tratar de confirmar si sufrió algún tipo de reacción alérgica que causara su muerte de manera tan repentina. Al contrario de lo que se había informado en un primer momento, no parece que se trate de avispas velutinas.

Teresa Alfaya, presidenta del comité que se encarga de las picaduras de abejas y avispas de la Sociedad Española de Alergología, ha explicado este lunes en 'Mediodía COPE' las precauciones que se deben de tomar con las picaduras de abejas y avispas.

Alfaya recomienda que se acuda a un alergólogo en caso de experimentar alguna reacción alérgica tras una picadura para reconocer el problema y recuperarse. Además, asegura que hay un 90% de probabilidades de que el tratamiento sea exitoso y confirma que solo mueren 3 o 4 personas al año en el mundo por este tipo de picaduras.

Sin embargo, lo habitual es no acudir al alergólogo y esperar que la reacción se pase con el tiempo, pero según Teresa Alfaya es casi una obligación acudir al especialista ya que es relativamente sencillo acometer el problema.

 

En COPE.es recomendamos en junio varios consejos para prevenir las picaduras de estos insectos.

-No acercarse a las colmenas o avisperos sin protección.

-Si se nos posa uno de estos insectos encima, es mejor no intentar matarla. Hay que retirarse de la zona de peligro y evitar los movimientos bruscos. Intentar mantener la calma.

-Otra forma de prevenir estas picaduras, es llevar manga larga cuando salgamos al campo.

-Si finalmente nos pican, debemos remover y sacar el aguijón con nuestra uña, o si no somos capaces, con una pinza.

-Lavar la zona afectada con agua fría y jabón neutro.

-Podemos aplicar hielo pero no de forma directa en la zona afectada.

-Existen pomadas especiales para este tipo de picaduras, y dejar secar sin cubrir.

-Aplicar barro a la picadura, también puede ser una solución casera a tener en cuenta.

-Si somos alérgicos a estos insectos y sus picaduras, y tenemos síntomas anormales como enrojecimiento, inflamación, dificultad para respirar o mareos, lo mejor es acudir a urgencias para que nos apliquen el tratamiento preciso. En muchas ocasiones es necesario incluso aplicar alguna inyección.

Lo más