Oxfam Intermón denuncia que cada hora mueren 40 niños en el mundo por diarrea

El 60% de la población no tiene un aseo en casa, y 1.800 millones de personas beben agua que podría estar contaminada por heces

Oxfam Intermón denuncia que cada hora mueren 40 niños en el mundo por diarrea

 

EFE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 02:27

La ONG Oxfam Intermón ha denunciado este lunes que 40 niños mueren cada hora en el mundo debido a la diarrea, provocada por la falta de saneamiento, higiene y agua potable, una situación que, asegura, se evitaría en casi la mitad de los casos con solo con lavarse las manos con agua y jabón.

En un comunicado, Oxfam Intermón recuerda estos datos con motivo de la conmemoración del Día Mundial del Retrete este 19 de noviembre, en el que señala que un total de 842.000 personas mueren cada año por la diarrea, causada por un saneamiento inadecuado, falta de higiene y agua sucia.

De estas muertes, según la ONG, 361.000 corresponden a menores de 5 años, lo que significa que cada hora 40 niños fallecen en el mundo a causa de la diarrea que, señalan, prácticamente en la mitad de los casos se podría evitar con solo lavarse las manos con agua y jabón.

"La falta de agua potable, saneamiento e higiene dispara los índices de mortalidad hasta niveles inaceptables. Cuando los afectados por estas enfermedades son personas tan vulnerables como niñas y niños que, además, están malnutridos, una simple diarrea se convierte en un asunto de vida o muerte", ha señalado José María Vera, director general de Oxfam Intermón.

Según datos de Naciones Unidas que recoge esta ONG, el 60%de la población mundial, unos 4.500 millones de personas, no tiene aseos en su hogar y en torno a 1.800 millones de habitantes del planeta beben agua no potable que podría estar contaminada por heces.

Añaden que el agua en mal estado es el causante del 80% de las enfermedades en el mundo y que la mayor parte de las veces se debe al consumo de agua sucia o a la falta de saneamiento e higiene. 

Para tratar de paliar esta situación, la ONG ha puesto en marcha la campaña de Navidad #UnGranReto con el objetivo de conseguir que 62.000 niñas y niños en situación de emergencia tengan agua limpia para lavarse las manos y así evitar el contagio de enfermedades mortales.

Etiquetas

Lo más