Okupa la casa de una anciana de 98 años mientras estaba ingresada en el hospital

El okupa es el exnovio de una de las nietas, quien le denunció por violencia machista. La anciana denuncia que a ella también la maltrataba

Okupa la casa de una anciana de 98 años mientras estaba ingresada en el hospital

Imagen de la vivienda okupada

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 04:50

Eulalia tiene 98 años y vive en Navacerrada (Comunidad de Madrid), pero no en su casa. Y es que esta anciana no puede entrar en su vivienda porque un okupa le ha cambiado la cerradura, y no cualquier persona: el exnovio de su nieta. Además, lo ha hecho a traición, ya que entró en el inmueble cuando esta señora fue ingresada en el hospital por una caída, según denuncia su familia.

Al ser dada de alta, hace ya ocho meses, Eulalia descubrió que la cerradura de la puerta de su propia casa había sido cambiada. El actual inquilino no abre ni responde a las llamadas telefónicas. Los familiares han interpuesto denuncias ante la Guardia Civil, pero la respuesta que han recibido es que no pueden hacer nada, tampoco acceder al domicilio y que, si intentan hacerlo por su cuenta, pueden ser denunciados.

Caso de maltrato de por medio

La persona que ha okupado la casa de Eulalia es la expareja de su nieta, quien le denunció por violencia machista. Tras pasar 48 horas en el calabozo, fue puesto en libertad y le pidió a la anciana que le alojara mientras encontraba un lugar donde vivir. Lo que iban a ser unos días se convirtieron en semanas y cuando Eulalia sufrió la caída por la que tuvo que ser ingresada, aprovechó para cambiar la cerradura. Puede que la nieta de esta casi centenaria persona no haya sido la única en sufrir malos tratos por parte del okupa, ya que la anciana ha manifestado en Antena 3 que este hombre le pegaba

Ahora, este hombre hace caso omiso a las llamadas de la familia de esta anciana, no abre la puerta y dice que solo se irá del domicilio cuando un juez le obligue a ello. La vida de Eulalia sigue en el interior de una casa a la que ni siquiera puede entrar.

Etiquetas

Lo más