Más directos

VIOLENCIA EN EL FÚTBOL BASE

Nueve meses de cárcel para un padre por insultos racistas a un árbitro en un partido de niños

"El árbitro puede ser criticado, pero no insultado. Y menos delante de niños a quienes se les debe educar, por parte del club deportivo y por parte de sus padres y demás familiares", dice el juez en su sentencia

Nueve meses de cárcel para un padre por insultos racistas a un árbitro en un partido de niños

El árbitro Mamadou Basirou Sow

  • item no encontrado

Redactor COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 04:15

"Negro, negrito de mierda, me cago en tu raza" es una de las 'lindezas' que el magistrado titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Zaragoza considera probado que Rafael Pérez espetó a un árbitro en un partido de alevines -niños de 11 y 12 años- el 28 de enero de 2017, por lo que le condena a 9 meses de prisión.

En su sentencia, el juez considera probado que este padre le gritó esa expresión "repetidamente" al colegiado "con claro ánimo discriminatorio" para "humillarle, menospreciarle y ofender su dignidad sin otro motivo que pertenecer a la raza negra". Además, le impone una multa de 1.400 euros por un delito de lesión a la dignidad de las personas por motivos racistas, y una indemnización de 500 euros al árbitro, Mamadou Basirou Sow, de 21 años. El condenado no podrá desempeñar, asimismo, profesión u oficio educativo ni el ámbito docente ni deportivo en un periodo de 4 años.

Otro progenitor, Juan Carlos Berdusán, ha sido condenado a cuatro meses de cárcel por un delito de resistencia a la autoridad por oponerse a ser arrestado por el Cuerpo Nacional de Policía.

El juez ha desestimado, por otro lado, los delitos de amenazas e incitación al odio, como pedían la acusación, ejercida por la Fiscalía, el Ayuntamiento de Zaragoza y el abogado Jesús Gómez en nombre del árbitro.

En cualquier caso, el fallo refleja que la Constitución Española consagra el derecho fundamental a expresar y difundir libremente ideas y opiniones, incluyéndose el derecho a criticar la labor de otro, pero, a juicio del magistrado, las palabras del padre en este caso "exceden" este derecho.

No solo eso, sino que el juez considera "claro" que durante este encuentro entre el Ranillas B y el Helios A, "se gritaron insultos y recriminaciones" mientras jugaban niños. "El árbitro puede ser criticado, pero no insultado. Y menos delante de niños a quienes se les debe educar, por parte del club deportivo y por parte de sus padres y demás familiares", dice la sentencia.

Etiquetas

Lo más