COPE

La nueva pandemia: una avalancha de pacientes con problemas psicológicos tras la COVID

Carmen es uno de esos pacientes con COVID persistente para la que piden atención especializada que le ayude a superar los trastornos psicológicos derivados de la enfermedad

Audio

Maribel Sánchez Margallo
@maribelmargallo

Redactora 

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 00:35

En España hay cerca de cinco millones de personas que se han contagiado de Covid-19 y los expertos consultados por COPE consideran que el 10% de ellas sufren secuelas, leves o severas, meses después más de haber dado resultado negativo en las pruebas. Es lo que se denomina Covid persistente y no se descarta que pueda llegar a convertirse en una enfermedad crónica.

Es el caso de Carmen, que se contagió del SARS-Cov2 en marzo de 2019 y cuenta en COPE que “pensaba que estaba sufriendo la peor gripe de su vida. Entonces, ya habían aparecido los primeros casos provocados por el SARS-Cov2, pero le parecía impensable que ella estuviera en la misma situación. De hecho, pasaron varios días hasta que su médico decidió hacerle una PCR que confirmara una enfermedad que obligó a su hospitalización”.

Carmen, de 51 años, vivió esta experiencia desde la soledad de una habitación de hospital a la que no podía ir ningún familiar y sin fuerzas para poder mantener una conversación telefónica con ellos. Una semana después, los facultativos decidieron que siguiera la recuperación de la neumonía bilateral que le provocó la COVID-19 en su propio domicilio, en Madrid, y, sin saberlo, comenzó un nuevo calvario.

Los primeros síntomas de COVID persistente que sufrió, explica Carmen en COPE, fueron “la caída abundante de cabello que consiguió corregir con un tratamiento específico. En aquellos momentos ya tenía dificultades para respirar, pero le dijeron que era una consecuencia lógica de la enfermedad que tardaría poco en desaparecer. Han pasado 18 meses desde que le detectaron el coronavirus en su organismo y Carmen sigue sin poder subir escaleras o caminar más de unos pocos metros sin sufrir un cansancio agotador y una asfixia insoportable que la obligan a parar”.

Carmen es madre, trabaja y no ha encontrado ningún facultativo que sea capaz de explicarle por qué su estado de ánimo se agota. No puede más y teme acabar con una depresión que le obligue, nos dice, “a tirar la toalla”.

COVID DEPRESIVO

Audio


Tras haber vivido cinco oleadas de la COVID-19 en España, los expertos advierten en COPE de que ha comenzado una avalancha de pacientes, como Carmen, con trastornos neurológicos y mentales provocados o derivados de esta enfermedad.

Es la otra epidemia, la que están teniendo que afrontar los psicólogos y psiquiatras españoles sin medios suficientes ni la información necesaria. Un reciente estudio de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) realizado entre pacientes con COVID persistente señala que un 86,2% de estos enfermos sufren trastornos psicológicos o emocionales. A estos datos hay que añadir que un tercio de los supervivientes a coronavirus mantienen trastornos neurológicos o mentales tras superar la enfermedad.

La Dra. Pilar Rodríguez Ledo es la vicepresidenta 1ª de la SEMG y explica en COPE que, además, “hay un estrés postraumático asociado especialmente a los casos que han sufrido una larga hospitalización y de los que también se tienen que hacer cargos los especialistas”.

"Tenemos que darnos cuenta, añade la Dra. Rodríguez, de que estamos ante una patología en la que los afectados no recobran el control de su vida durante meses. Esto mismo produce un trastorno de adaptación y aceptación de la nueva situación en la que una persona joven de repente ve truncada su vida. Por eso tenemos la afectación emocional directamente producida por el daño residual que deja el virus, como un síndrome post-viral y por otro el trastorno de adaptación".

La Vicepresidenta de la SEMG nos recuerda en COPE que “esta pandemia nos ha puesto a prueba a todos y nos ha demostrado que se producen síntomas que van más allá de esta patología aguda. Se manifiesta a partir de las seis u ocho semanas y, en muchos de ellos, continúa meses después”.

ANGUSTIA, DEPRESIÓN O BROTES PSICÓTICOS

Audio


En España, el 12 % de la población toma fármacos tan adictivos como los ansiolíticos y los psicólogos apuestan por terapias y tratamientos menos dañinos contra estos trastornos.

La mayoría de los que se producen entre la población adulta son síndromes depresivos, trastornos de angustia o un incremento del abuso sustancias, especialmente de alcohol y tabaco. Entre la gente joven son más frecuentes la angustia, depresión, TCAS y un incremento de los brotes psicóticos y conductas autolesivas.

La vicedecana del Colegio Oficial de Psicología de Madrid, Timanfaya Hernández, insiste en COPE en que “es importante distinguir las secuelas que tengan que ver con el daño neurológico y las que se producen como sintomatología psicológica que en muchas ocasiones acompaña a lo que son las enfermedades físicas. Estas suelen estar acompañadas de sintomatología ansiosa o depresiva que tiene que ver con esa situación de desconcierto, de incertidumbre, de difícil manejo de una situación que de repente llega a la vida de un paciente que no sabe qué hacer”.

AYUDA NECESARIA

Nuestro país tiene menos especialistas en psicología en el sistema público de salud que en el resto de la UE. Los datos demuestran que la media de psicólogos en Europa es de 18 por cada 100.000 habitantes, frente a los 6 que ofrece España, según el último informe en este aspecto redactado por el Defensor del Pueblo

“Nosotros, añade la psicóloga y forense Timanfaya Hernández en COPE, ya conocemos cuáles son las técnicas que se deben aplicar en estos casos. Existe una intervención psicológica adecuada en los casos en los que la enfermedad física se cronifica, con la única finalidad de prevenir y detectar los síntomas psicológicos que puedan hacer que la enfermedad se lleve aún peor o se desarrollen nuevas patologías a nivel mental”.

El problema está, añade en COPE la Dra. Pilar Rodríguez Ledo, en que “la atención a los pacientes con COVID persistente requiere que todos unamos esfuerzos para que a través de un equipo multidisciplinar y nos dediquemos a organizar esta nueva patología con la atención que requiere”.

Algo que corrobora la psicóloga Timanfaya Hernández en COPE: “Lo que nos ha puesto encima de la mesa la pandemia por COVID es una realidad. Los servicios psicológicos de atención primaria como en salud mental son insuficientes. Se debe a que la ratio de psicólogos por número de habitantes ya era escaso, pero al aumentar la demanda de personas que han desarrollado unas secuelas y tienen sintomatología psicológicas hacen que los servicios estén absolutamente desbordados. Por eso, hace falta atender esta demanda y crear servicios especializados para la atención de estas personas”.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar