• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Los 5 peores y más sanguinarios asesinos en serie de la historia

A raíz del reciente estreno de la película “Extremadamente cruel, malvado y perverso” repasamos los criminales más infames de Estados Unidos

Los 5 peores y más sanguinarios asesinos en serie de la historia

 

Paco Delgado
@Delgado_LPaco

Redactor de COPE y director de 'Hollywood Land'

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:08

Fríos. Calculadores. Agresivos. Pacientes. Metódicos o impulsivos. Han inspirado a personajes del cine tan memorables como Norman Bates de “Psicosis”, el Leatherface de “La Matanza de Texas” o Hannibal Lecter de las novelas de Thomas Harris. Joe Berlinger dirigió recientemente una miniserie documental sobre la vida del asesino en serie Ted Bundy titulada “Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy”, grabada simultáneamente y como background de la película “Extremadamente cruel, malvado y perverso”, protagonizada por Zack Efron. Pero Ted Bundy no es el único ni el más escalofriante de estos criminales sádicos. Hay muchos más, y en COPE repasamos 5 de ellos.

Ed Gein

No es el asesino de esta lista con menor número de muertes en su registro, pero desde luego es uno de los más escalofriantes. Que la policía supiera, encontraron el cuerpo de una dependienta de ferretería y Gein admitió haber asesinado a otra camarera a mitad de los años 50. Criado por un padre alcohólico y una madre extremadamente estricta, cuando se quedó solo tras la muerte de toda su familia, Gein se especializó en profanar y vaciar tumbas para llevar los cuerpos hasta su domicilio, decorado con los huesos de esos muertos. Fabricaba ceniceros, lámparas y hasta y vasos con las calaveras. Fue declarado enfermo mental y su carrera inspiró a la gran mayoría de asesinos en serie de la historia del cine, desde el “cara de cuero” de “La Matanza de Texas” hasta Norman Bates o Buffalo Bill, de la novela “El silencio de los corderos”.

Los 5 peores y más sanguinarios asesinos en serie de la historia

Fotograma de 'La matanza de Texas' (1974) inspirada en los crímenes de Ed Gein

John Wayne Gacy

Los 5 peores y más sanguinarios asesinos en serie de la historia

 Imagen de John Wayne Gacy vestido de Pogo el Payaso y en el momento de su primera detención

Uno de los más escalofriantes también fue John Wayne Gacy o, como se le conoció coloquialmente, el “asesino payaso”. A pesar de que la primera condena para Gacy fue al final de la década de los 60 por asaltar a un menor adolescente, lo que resultó en una sentencia a 10 años en prisión por sodomía, ese fue solo el principio. Al salir de la cárcel, comenzó a redimirse con trabajos comunitarios y voluntariados en el Club Moose, donde era costumbre que algunos miembros se vistiesen de payaso para animar las fiestas. Así comenzó el mito de Pogo el Payaso, el disfraz que utilizaba Gacy y con el que violó, torturó y asesinó hasta 33 menores, 26 de los cuales enterró en su propia casa. Todos ellos en un plazo de 6 años. Fue sentenciado a pena de muerte, ejecutada después de 14 años en el corredor de la muerte.

Gary Ridgway

Los 5 peores y más sanguinarios asesinos en serie de la historia

 Gary Ridgway, el asesino de Green River, durante el juicio por los asesinatos de 49 mujeres

El mayor asesino de la historia de Estados Unidos. Fue condenado por un total de 49 asesinatos, la cifra más alta de la historia del país norteamericano, la mayoría de esas víctimas mujeres. Se le conocía por el apodo del Asesino de Green River porque acostumbraba a estrangular a las chicas antes de arrojarlas al río Green, al menos las primeras cinco víctimas. Además, sus asesinatos incluían un componente claramente sexual, ya que, tras arrojarlas al río o a zonas boscosas, volvía a a la misma zona para violar el cuerpo y volverlo a abandonar. Solía estrangular a las mujeres bien con las manos o usando cuerdas, cordones o cables. Fue detenido a principios del siglo XXI y aunque fue condenado a cadena perpetua sin opción a condicional, evitó la pena de muerte.

Ted Bundy

Los 5 peores y más sanguinarios asesinos en serie de la historia

Fotograma de la pleícula de Joe Berlinger en la que Zack Efron da vida a Ted Bundy

No podemos cerrar la lista sin la justificación de que la abriéramos en primer lugar. Theodore Robert Cowell Bundy, al igual que Gacy, cometió la mayoría de sus asesinatos en un corto período de tiempo (entre 1974 y 1978), al menos los 30 crímenes que él mismo reconoció cuando ingresó en prisión. Lo cierto es que no se conoce el número de mujeres que asesinó a lo largo de su vida. Bundy había sido criado por sus abuelos, que le hicieron creer que ellos eran sus padres y que su madre en realidad era su hermana. El descubrir la verdad en la edad de la adolescencia marcó profundamente a Bundy, que desarrolló un desprecio hacia las mujeres, de las que aseguró que “sólo veía como objetos, cosas que eliminar”. El último de sus crímenes lo cometió al escapar de prisión y secuestrar a una niña de 12 años a la que degolló mientras la violaba. El atractivo de Bundy le permitía ejercer de seductor y así atraer a sus víctimas.

Richard Speck

Los 5 peores y más sanguinarios asesinos en serie de la historia

 Ficha policial de la detención de Richard Speck en 1966

1966 fue un año aciago en lo que se refiere a crímenes en Estados Unidos. Antes de que el exmarine Charles Whitman se subiera al reloj del campus de la Universidad de Texas para matar a 15 personas, Richard Speck marcó un nuevo listón en lo que se refiere al “hombre del saco”. Borracho y drogado, Speck se coló en el Hospital Comunitario de Chicago del Sur para cometer, según declaró posteriormente, un simple robo. En lugar de ello encontró a 8 enfermeras residentes a las que encerró en un cuarto y las fue sacando una a una para apuñalarlas o estrangularlas. Además, estranguló y violó a la última de ellas. Una novena enfermera estaba escondida bajo la cama y pudo testificar sobre todo el incidente. Speck fue detenido dos días después y sentenciado a pena de muerte, que posteriormente cambió hasta una pena de 400 a 1.200 años en prisión. Una vez en la cárcel se hizo famoso por su apego hacia los animales, en concreto los pájaros, y allí fue entrevistado por el agente del FBI John E. Douglas, una entrevista que queda reflejada tanto en el libro como en la serie de televisión “Mindhunter”, y en la que aseguraba que era “todo un mujeriego” en los vis a vis en la cárcel.

Lo más