Los funcionarios de prisiones, hartos de la inseguridad permanente que viven

 Según ellos las cifras oficiales de Instituciones Penitenciarias no son reales y dos de cada tres agresiones no aparecen en ellas

CENTRO PENITENCIARIO MADRID VII

Juanjo Martín

Lorena Fernández
Twitter

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:24

Los funcionarios de prisiones llevan tiempo denunciando la inseguridad con la que trabajan. Según ellos las cifras oficiales de Instituciones Penitenciarias no son reales y dos de cada tres agresiones no aparecen en ellas. En COPE te contamos los motivos.

2019 no ha terminado pero a fecha de 31 de octubre Instituciones Penitenciarias tiene contabilizadas 194 agresiones, de las que solo siete son de carácter grave. El resto aparecen contabilizadas como leves. Son las cifras que ofrece el Ministerio del Interior pero que según muchos funcionarios -agrupados bajo la asociación 'Tu abandono me puede matar'- la realidad es bien distinta. Denuncian que esa contabilidad oficial esconde la real, con la que conviven los 23 mil trabajadores que hoy en día tienen las cárceles españolas.

¿A qué se debe esta disparidad de cifras? Pues aquí, según ellos cuentan a COPE, hay varios motivos. Por ejemplo: si un interno les agrede con un cuchillo que él mismo ha fabricado (con el palo de una escoba, una lámina del aire acondicionado o con un cepillo de dientes afilado) o el funcionario sufre una lesión como consecuencia de la mediación entre una pelea entre presos esa agresión no computa. En este caso, dicen, que Instituciones Penitenciarias lo enmarca en una 'reducción'. Tampoco lo hace si el que agrede es un interno con problemas mentales. Denuncian que aquí la administración entiende que este interno no tiene voluntariedad de causar daño.

Javier es uno de esos funcionarios. En COPE nos cuenta su caso. 'En la entrada a una celda el interno estaba portando en la mano un cristal que había roto previamente de la ventana. Fue a apuñalarme con el trozo de cristal que tenía su propia sangre. Fue al cuello, fue al pecho'.

Otro de los casos es el de Víctor. 'Rompió su propia televisión y con el cristal de ella dijo que iba a cortar el cuello al primer funcionario que entrara en la celda. Hubo varios compañeros lesionados, otros acabaron en el hospital'.

Y tenemos el testimonio a COPE de Ana. 'En el forcejo el interno golpea en la cabeza a un compañero en el pabellón auditivo, le quita un poco de oreja. Le muerde en la espalda al jefe de servicios'.

Audio

 

LAS CIFRAS

Por su parte Instituciones Penitenciarias consultadas por COPE asegura que el número de agresiones a funcionarios ha ido disminuyendo en la última década. 475 registradas en 2010, 359 en 2014, 223 en 2018 y 194 a 31 de octubre de este año. El departamento de Interior admite que para rebajar la conflictividad hace dos años entró en vigor el protocolo PLAZA por el que ante una agresión hay que presentar denuncia. Los funcionarios aseguran que aquí radica uno de los problemas porque el papeleo y los trámites burocráticos son importantes y dificultan esa denuncia.

Los funcionarios de prisiones echan sus propias cuentas. Y hablan de más de 700 agresiones al año. Además cada vez hay más agresiones a funcionarias. Desde hace doce años pueden trabajar en módulos de hombres, algunos con un historial muy peligroso que muchas de estas trabajadoras no conocen.

Lo más