¿Es Gloria una consecuencia del cambio climático?

Diferentes investigadores del clima explican a COPE las razones que ha provocado la borrasca

Los expertos creen que habrá más borrascas como “Gloria” que volverán a arrasar cultivos y playas

 

Maribel Sánchez Margallo
@maribelmargallo

Redactora 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:59

Los investigadores del clima explican en COPE que la devastación que ha causado “Gloria” se debe al choque de masas de aire de distinta temperatura producidas por el cambio climático.

La explicación meteorológica de la intensidad de esta borrasca hay que buscarla en la colisión de la lengua de aire frío que llegó del norte de Europa con la corriente “excesivamente cálida” que estaba en el Mediterráneo. Precisamente, ese contraste de temperaturas es lo que los científicos consultados por COPE apuntan como síntoma evidente del cambio climático, que hará que se repitan.

Fernando Valladares, investigador del Museo Nacional de Ciencias Naturales y experto sobre el cambio climático del Centro de Investigaciones Científicas, explicaba en COPE que “en invierno se dan tormentas de nieve, vientos y fuerte oleaje, pero con la tormenta Gloria se han batido un récord absoluto en el Mediterráneo Occidental por el tamaño de las olas y eso excede lo que es una tormenta habitual en invierno. Habría que remontarse décadas para encontrar algo igual y lo que vamos a tener que pensar es que esto va a ser algo habitual con el cambio climático”.

Los últimos informes de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) incluyen predicciones climáticas en el Mediterráneo con menos lluvias, aunque las descargas intensas serán cada vez más frecuentes. Si a esto le unimos la falta de sedimentos que van dejando sobre sus deltas, ríos como el Ebro, las consecuencias que se están registrando comienzan con la subida del nivel del mar y la desaparición de campos de cultivo.

Refugiados climáticos en España

Fernando Valladares calculaba en COPE que “ unos 200.000 españoles se verán afectados directamente por este fenómeno en los próximos años en el delta del Ebro, las marismas del Odiel, en Doñana o la Albufera de Valencia. Son zonas próximas al mar y de baja elevación que se van a ver inundadas de forma cada vez más frecuente. Habría que buscar, añadía el investigador del CSIC, su recolocación personal y de su actividad económica”.

Precisamente, los regantes del Delta del Ebro saben que hoy han visto anegadas sus cosechas y que el problema están en que volverá a ocurrir. Lo confirmaba en COPE el presidente de la Confederación de Regantes del Ebro, Manuel Ferrer, que urge a las administraciones a “adoptar medidas efectivas y no parches temporales para evitar que se conviertan en los primero refugiados climáticos de la Península Ibérica”.

Es algo que veníamos denunciando desde hace tiempo

Evitar mayores consecuencias

Manuel Ferrer insiste en que la “borrasca Gloria ha desatado todas las alarmas, pero es algo que veníamos denunciando desde hace tiempo”. “Estamos ya en una fase de regresión del delta muy grande desde hace años, añadía el presidente de la Confederación de Regantes, “y con esta borrasca nos ha dado la visión de lo que podría pasar si no tomamos medidas”.

Actuaciones, aseguraba el científico Fernando Valladares en COPE, “que deberían empezar por la financiación de actividades económicas que no generen gases contaminantes, sin olvidarnos de la canalización de ríos o dejar de construir a pié de playa”.

“Podemos tener un problema muy grande y estamos muy preocupados”, lamentaba Ferrer, “ porque se ha producido porque los sólidos que arrastraba el río y contrarrestaban la erosión natural que producía el mar, ya no se producen y lo que hay es erosión costera, que necesita protección urgente por parte de las administraciones”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Directo El Cascabel

El Cascabel

Con Antonio Jiménez y Susana Ollero

Ver TRECE