COPE

¿Limpiar el covid del aire? No todo vale

Métodos como la desinfección con ozono o luz Ultravioleta podrían poner en riesgo nuestra salud

¿Limpiar el covid del aire? No todo vale

ANDREA ESPUÑA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:20

Con la llegada del otoño, y del frío, de forma casi inevitable, vamos a tener que recurrir en muchas situaciones a espacios cerrados o interiores. Por ejemplo, en la vuelta al trabajo o a la oficina. Y aunque se respeten todas las medidas de seguridad, la Organización Mundial de la Salud lo ha dejado claro: a falta de más evidencias científicas, en determinados ambientes, el coronavirus está en el aire.

El mercado se ha llenado de todo tipo de ofertas para desinfectar el ambiente de coronavirus, muchas efectivas y otras, no tanto. El desconocimiento y el miedo al virus, nos empuja a comprar soluciones que directamente, no funcionan. Por ejemplo, el ozono. Esta sustancia tiene un fuerte poder desinfectante, de hecho se utiliza en aguas de consumo y su eficacia está más que probada. Ahora bien, desde que comenzó la pandemia, podemos encontrar sistemas que aseguran que limpian el coronavirus del aire en presencia de personas. Van destinados principalmente a negocios y establecimientos. “Para la Covid-19 no hay demostración de su eficacia”, comenta Isabel Marín, presidenta de la Sociedad Española de Sanidad Ambiental (SESA). Es más, “si esas máquinas usan la dosis de ozono que es eficaz, sería tóxico para la persona. Y si no la usan, se podrían considerar una estafa porque se venden para un fin que no van a lograr”, explica la experta a COPE.

“Si esas máquinas usan la dosis de ozono que es eficaz, sería tóxico para la persona. Y si no la usan, se podrían considerar una estafa porque se venden para un fin que no van a lograr” Isabel Marín

Algo similar ocurre con la radiación Ultravioleta-C. “En un entorno de 253 nanómetros, a tres centímetros de la superficie, se puede eliminar el virus. Pero eso no es lo que se está vendiendo”, analiza la experta en sanidad ambiental, Milagros Fernández de Lezeta. Lo que encontramos en el mercado son lámparas de las que desconocemos la longitud de onda que se aplica a unas distancias muy elevadas, “además que la radiación de Ultravioleta no es un gas, no se expande, incide donde se proyecta, no en toda la sala”, aclara Fernández de Lezeta.

La solución es mucho más sencilla, eficaz y barata: abrir la ventana. “Hacer ventilación, de manera que al entrar más volumen de aire, la concentración de virus disminuya, así como el riesgo de contagio”, apunta la experta.

El peróxido de hidrógeno, en estudio

El Hospital Virgen de las Nieves de Granada va a iniciar en los próximos días unos ensayos en sus pacientes de una tecnología de desinfección de aire basada en la utilización del peróxido de hidrógeno. “Vamos a ver qué resultados tiene tanto en el aire como en las superficies de las habitaciones donde estará instalado”, declara a COPE Sebastián Manzanares, director médico del hospital granadino.

Además, el equipo de investigación ha marcado un objetivo secundario, “ver si esa depuración del aire afecta a la recuperación y mejoría de los pacientes”, indica Manzanares. El estudio, al nivel al que están creciendo los ingresos, podría estar concluido en los próximos meses.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar