COPE

La historia de Sonia Sainz-Maza: muere por cáncer a los 48 años sin lograr una cita presencial con su médico

Sonia, de 48 años y vecina de la localidad de Espinosa de los Monteros, en Burgos, comenzó a sentirse mal a mediado de abril y no le hicieron una analítica hasta julio

La historia de Sonia Sainz-Maza: muere por cáncer a los 48 años sin lograr una cita presencial con su médico

Redactor COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03:20

La presión sobre la atención hospitalaria, en especial, sobre la primaria y sobre las UCI por causa de la covid-19 ha provocado que salgan a la luz historias que ponen nombre y apellido a la mala situación que en muchas ocasiones han sufrido, y sufren, nuestros centros de salud. Una de esas damnificadas ha sido Sonia Sainz-Maza, que falleció el 13 de agosto con 48 años a causa de un cáncer de colon tras tres meses siendo atendida telefónicamente por su médico de cabecera.

Su hermana, Lydia Sainz-Maza Zorrilla, ha denunciado ahora estos hechos a través de una columna de opinión en El Correo de Burgos, y ha explicado que cuando a su hermana el médico le dio una cita ya era demasiado tarde. "Su médico pudo verla en unas cuantas ocasiones, por distintos motivos, pero no consideró oportuno explorarla: nunca la tocó, nunca le mandó tumbarse en la camilla", ha explicado, pese a que durante todo el tiempo Sonia contactó continuamente con su médico de cabecera transmitiéndolo fuertes dolores en la pierna y una bajada de peso en poco tiempo.

La mala atención clínica a Sonia

La primera llamada que hace Sonia, vecina de Espinosa de los Monteros (Burgos), a su médico de cabecera tiene lugar a mediados de abril, en medio de la primera oleada por la covid-19, en la que alertaba a su facultativo que había comenzado a sufrir graves dolores en la ingle y una pérdida de peso repentina. La medicación que le recetó, sin embargo, no le sentó bien y comenzó a tener problemas para realizar ciertos ejercicios físicos. Ya en junio, con el inicio del desconfinamiento, consiguió una cita con un médico especialista en el Hospital Universitario de Burgos, donde le dieron cita con un rehabilitador para marzo del año que viene. Su diagnóstico en todo momento fue el que consideró su médico de cabecera por teléfono: lumbcitalgia.

Tras la visita al hospital médico de Burgos, los dolores de Sonia, de tan solo 48 años, no cedieron y siembre se remitían al primer diagnóstico médico. Tras varias insistencias, finalmente el médico de cabecera aceptó realizarle una analítica en julio. Los resultados, según apuntaba el doctor, indicaban que necesitaba una transfusión de sangre urgente y que por ende, necesitaba acudir al hospital. En ese mismo hospital Sonia falleció el 13 de agosto tras haberle detectado un cáncer de colon con metástasis.

La hermana de la fallecida, Lydia, con su historia quiere poner en relieve que siguen existiendo otros enfermos que necesitan atención médica presencial, porque, según señala, "por teléfono no se puede apreciar el deterioro de las personas ni su sufrimiento y por teléfono no se puede hacer un diagnóstico certero".

La familia ha reclamado a atención al paciente y están en contactos con un abogado para buscar una forma de denunciar las posibles negligencias médicas. Tras su muerte, han comprobado además que muchos de los síntomas que Sonia denunciaba de forma constante a su médico no están reflejadas en su historial médico, y aunque Sonia se encontraba con ganas de comenzar el tratamiento del cáncer, su cuerpo no aguantó. "Mi hermana se moría al otro lado del teléfono y Sanidad nunca le tendió la ayuda que necesitaba", denuncia a través de esta columna, donde ha querido señalar que "si no nos atienden vamos a morir de ellas".

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 3

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Reproducir
Directo La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Escuchar
Directo Vuelta ciclista a España

Vuelta ciclista a España

Con Heri Frade

Escuchar
Directo Nadie se salva a sí mismo. Paz y Fraternidad

Nadie se salva a sí mismo. Paz y Fraternidad

Basílica de Santa María en Aracoeli y Piazza del Campidoglio

Ver