Boletín

Ten muy presente la norma 10/20, puede salvar la vida de tu hijo cuando se bañe en la piscina

Solo 6 cm de agua pueden provocar un ahogamiento infantil

Imagen de recurso

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:10

Los ahogamientos infantiles son una de las principales causas de mortalidad infantil, según ha advertido la Organización Mundial de la Salud. El tema llegado el verano es sin duda preocupante, máxime cuando las estadísticas recogen que las lesiones en la infancia se multiplican por tres en estas fechas, con los ahogamientos como principal peligro. 

De hecho la campaña #ojopequealagua advierte de que en España el ahogamiento ya es la segunda causa de muerte accidental. Según los datos que ofrecen en la web, en 2017, 32 niños fallecieron ahogados, 31 en 2018 y 17 en 2019. No hay que olvidar que  solo 6 cm de agua pueden provocar un ahogamiento infantil.

El 70% de los ahogados son menores de 6 años, explican desde la Asociación Nacional de Seguridad Infantil , que advierte de que 3 de cada 4 fallecimientos se producen en piscinas privadas.

Ante estos datos la Guardia Civil ha recordado en su red social Twitter la norma 10/20, es decir supervisarles cada 10 segundos  y poder llegar a donde estén en 20 segundos".

Además la Asociación Nacional de Seguridad Infantil ofrece varios consejos para evitar los ahogamientos de los más pequeños en laspiscinas: 

.-Estricta vigilancia. "Si son varios los adultos en casa, recomendamos se nombre un responsable de la supervisión o hacer turnos de vigilancia, de lo contrario se puede caer  en el error de confiar en que otro está observando a los niños y no ser así"

.- Detectar riesgos: previamente el adulto debe recorrer el camino desde el hogar hasta la piscina tal y como lo haría el niño, asegurándose de que en ningún caso el pequeño puede llegar hasta el agua por sí solo ante un descuido.

.- Niveles de protección: en función de los riesgos detectados y las características de la casa se instalaran los dispositivos de seguridad que eviten que el niño pueda llegar a la piscina, tanto en el interior de la casa como en el exterior.

.- Los niños deben aprender lo antes posible a flotar primero y a nadar después

.- Dispositivos de rescate: tener a mano equipos de rescate básico, salvavidas, pértiga y teléfono.

.- Juguetes y otros elementos de flotación que puedan resultar llamativos para el niño, deben mantenerse alejados de la piscina y sus alrededores después de su uso, de esta forma evitamos que el niño intente alcanzarlos 

.- Drenajes: la revisión y el mantenimiento de estos elementos, así como el alejamiento infantil de las partes mecánicas y de los filtros de la piscina son las mejores medidas preventivas para evitar lesiones o mantenerse sumergidos por la succión sin posibilidad de salir a la superficie. Los  adultos deben conocer como desconectar estos dispositivos.

.- Elementos de seguridad activa (vallas de piscina y cobertores), que evitan el contacto directo del niño con el agua. Deben cumplir con las Normas AFNOR

.- Elementos de seguridad pasiva (alarmas perimetrales y alarmas de inmersión), que nos avisan cuando el niño ya ha entrado en el agua, por lo que el tiempo de reacción del adulto se acorta.