Boletín

El duro enfrentamiento entre Calamaro y Viggo Mortensen por su "discurso antifascista facilón"

El cantautor argentino se encontraba en Barcelona de gira cuando ha aprovechado para cerrar algunas polémicas

Calamaro: Siempre hay que reivindicar al rock como más que música

28A.- AMP.- Calamaro apuesta por Vox: "Prefiero el vértigo de los patriotas y reaccionarios"À?

Agencia EFECOPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:47

Andrés Calamaro ha vuelto a ser el centro de atención por su concierto en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, pero no solo por sus canciones, sino por las palabras que han causado un gran revuelo. Calamaro se encontraba en Barcelona por la gira de su nuevo disco "Cargar la suerte", una frase taurina que significa asumir riesgos, y no ha dudado en hablar sobre todos los temas delicados que se le han pasado por la cabeza.

El cantante abordó el sentimiento nacional y afirmó que ama Barcelona y que ama a España, lo que levantó los aplausos y silbidos de los asistentes, pero, al ver que hablar de España levantaba polémica, decidió cambiar a otro tema polémico, su presunto acercamiento a Vox. El argentino afirmó que prefería "el vértigo de los patriotas y reaccionarios", ya que le representaban más que los moderados, lo que levantó las críticas de diferentes sectores por redes sociales. Ante estas críticas, el cantautor ha arremetido contra Viggo Mortensen en modo de defensa, "yo no estoy aquí para decir lo que la gente quiere oír, eso es demasiado fácil, para eso está Viggo Mortensen con su discurso antifascista facilón", ha dicho.

También se ha hecho perdonar los comentarios machistas con su "no se lo tomen mal, soy argentino y el humor argentino es así, irónico, nunca hablamos en serio, ni mi madre sabe cuándo hablo en serio y cuándo en broma".

Este comentario levantó un gran revuelo en la recta final del concierto, hasta el punto que parte del público ha tenido que implorar "rock and roll, por favor". Cuando el argentino notó que el público desaprobaba algunos de sus comentarios políticamente incorrectos recurrió al rock and roll y dijo que "el rock and roll no es complaciente, el rock gusta, pero ofende". 

Pero al final de la noche esto no le pasó factura, sino que al terminar su concierto de casi tres horas, en el que ha tocó temas míticos como "Tuyo siempre", "Loco", "Los aviones", "Crímenes", "Mi enfermedad", "Estadio azteca", "Milonga del marinero", "Paloma" y "Flaca" en los bises.

Simpático y polémico, pero sobretodo músico y compositor de más de mil canciones, muchas de ellas inmortales, el público le ha acabado perdonando todo y el concierto ha acabado con todo el mundo en pie, cantando y bailando, en un Liceo abarrotado y precioso, y Calamaro besando el escenario "donde ha cantado gente tan grande como Pavarotti Montserrat Caballé".

Lo más