Boletín

Consejos para hacer el Camino de Santiago

Debes tener en cuenta varios puntos imprescindibles para vivir una de las mejores experiencias de tu vida

Consejos para hacer el Camino de Santiago

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03:58

Todos los caminos llegan a... ¡Santiago de Compostela! Aunque el número de peregrinos es constante a lo largo del año, en verano aumenta. Es probable que estés adentrándote en una de las mejores experiencias de tu vida pero no podemos negar que, en ocasiones, resulta algo dura por lo que queremos proponerte una serie de consejos para que puedas disfrutarlo de la mejor manera posible: 

Planifica una ruta. Hay muchísimas por lo que te recomendamos investigar y elegir la que sea más adecuada para ti dependiendo de tus necesidades y tu preparación física. ¡Ten en cuenta que puedes realizarlo también en bicicleta! Por las noches puedes descansar en cualquiera de los albergues públicos para peregrinos... ¡por solo 6 euros! Antes, debes adquirir la credencial, un documento necesario para poder alojarte.

No cargues demasiado tu equipaje. Si has llegado a este punto, ya estarás concienciado de que recorrerás una media de veinte o treinta kilómetros al día. Escoge una mochila cómoda y recuerda que vas a tener que llevarla siempre encima, por lo que cuanto menos peso lleves mejor. Te recomendamos elegir ropa transpirable que podrás lavar a lo largo del recorrido y, sobre todo, un buen chubasquero. 

Elige un calzado cómodo. Van a ser tus mejores aliadas durante todo el Camino, por lo que debes asegurarte de que se amolden bien a tus pies. Los calcetines son muy importantes también. Al final del día, lava bien tus pies y masajéalos con crema hidratante. 

Hidrátate. Debes llevar agua encima siempre y beber sorbos pequeños de manera frecuente. También son recomendables las bebidas isotónicas, que favorecen la rehidratación y reposición de electrolitos. 

Compañía. El Camino de Santiago, vayas solo o acompañado, va a cambiar tu perspectiva sobre algunas ideas. Puedes hacerlo solo aunque, si es la primera vez, te recomendamos ir con alguien. ¡Será un gran apoyo! Durante el recorrido encontrarás a decenas de peregrinos con los que seguro que creas un vínculo muy especial.

Prepara material imprescindible. Los bastones de treking te pueden ayudar a repartir mejor el peso y evitar cualquier tipo de lesión. No olvides llevar un botiquín con medicinas y vaselina y apósitos para ampollas y rozaduras.

Disfruta cada instante. Como ya te hemos dicho, en ocasiones puede resultar duro. ¡Siempre puedes más! Es una oportunidad muy especial para conocerte a ti mismo. ¿Te atreves a escribir un diario contando las vivencias de cada día? No te arrepentirás. 

Lo más